Mundo

Rescatistas turcos sacan a niña de los escombros 4 días después del terremoto

El país se asienta sobre dos grandes fallas y los terremotos son frecuentes / Foto: AP

Los equipos de rescate en la ciudad turca de Izmir sacaron con vida a una joven de entre los escombros de un edificio de departamentos derrumbado el martes, cuatro días después de que un fuerte terremoto azotara Turquía y Grecia y cuando las esperanzas de llegar a los sobrevivientes comenzaban a desvanecerse.

Envuelta en una manta térmica, la niña fue llevada a una ambulancia en una camilla con los sonidos de aplausos y cánticos de “¡Dios es grande!” de los socorristas y espectadores.

El ministro de Salud, Fahrettin Koca, la identificó como Ayda Gezgin, de 3 años, en Twitter. Había estado atrapada dentro de los escombros durante 91 horas desde que el terremoto del viernes sacudió el mar Egeo y era la persona número 107 en ser sacada viva de edificios derrumbados.

Después de que la sacaron de los escombros, la pequeña Ayda llamó a su madre en un video del rescate transmitido por televisión.

Pero la madre de Ayda no sobrevivió. Su cuerpo fue encontrado en medio de los escombros horas después. Su hermano y su padre no estaban dentro del edificio en el momento del terremoto.

La niña lo saludó, le dijo su nombre y dijo que estaba bien, según Aksoy.

“Se me puso la piel de gallina y mi colega Ahmet lloró”, expresó a la televisión HaberTurk.

Ibrahim Topal, de la Fundación de Ayuda Humanitaria, o IHH dijo: “Mi colega y yo nos miramos como ‘¿Escuchaste eso también?’ Escuchamos de nuevo. Había una voz muy débil que decía algo como ‘Estoy aquí’. Luego apagamos todo, las máquinas y comenzamos a escuchar de nuevo. Y realmente había una voz”.

Funcionarios del Ministerio de Salud dijeron que la niña estaba en buenas condiciones, pero que permanecería en observación en el hospital por un tiempo. Ella pidió albóndigas y una bebida de yogur de camino al hospital, informó la agencia estatal Anadolu.

Su rescate se produjo un día después de que otra niña de 3 años y una niña de 14 años también fueran sacadas con vida de edificios derrumbados en Izmir, la tercera ciudad más grande de Turquía.

Mientras tanto, el número de muertos en el terremoto subió a 111, luego de que los equipos de emergencia recuperaron más cuerpos de los edificios derribados en la ciudad. Las autoridades dijeron que 138 sobrevivientes del terremoto aún estaban hospitalizados y tres de ellos estaban en estado grave.

El Servicio Geológico de Estados Unidos registró la magnitud del terremoto en 7.0, aunque otras agencias lo registraron como menos severo.

La gran mayoría de las muertes y unos 1.000 heridos se produjeron en Izmir. También murieron dos adolescentes y 19 personas resultaron heridas en la isla griega de Samos, cerca del epicentro del terremoto en el mar Egeo.

El terremoto provocó un pequeño tsunami que afectó a Samos y al distrito de Seferihisar de la provincia de Izmir, donde una anciana se ahogó. Los temblores se sintieron en todo el oeste de Turquía, incluso en Estambul, así como en la capital griega de Atenas. Siguieron cientos de réplicas.

En Izmir, el terremoto redujo los edificios a escombros o hizo que los pisos se desmoronaran y las autoridades detuvieron a nueve personas, incluidos los contratistas, para interrogarlas sobre el derrumbe de seis de los edificios.

Turquía tiene una combinación de edificios más antiguos y construcciones baratas o ilegales que no resisten bien los terremotos. Se han endurecido las regulaciones para fortalecer o demoler edificios más antiguos, y la renovación urbana está en marcha en las ciudades turcas, pero los expertos dicen que no está sucediendo lo suficientemente rápido.

El país se asienta sobre dos grandes fallas y los terremotos son frecuentes.

Turquía / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!