Locales

Conductores deben hacer malabares para esquivar huecos de la Av. Bolívar

En la calle Freites se formaron huecos por un bote de agua / Foto: Magda Llovera

Los conductores que deben transitar por la avenida Bolívar de Puerto La Cruz han de hacer cualquier tipo de malabares con tal de evitar caer en los huecos que allí abundan para no dañar sus vehículos.

Por lo menos cuatro baches de diferentes tamaños están formados en el cruce con la Av. Constitución, donde, según relató un vendedor, unos cuantos carros terminan a diario con piezas rotas.

El comerciante, quien ofrece jugos frente a las estaciones de servicio de esa zona, aseguró que, cuando comenzó a trabajar en el lugar -hace un año- ya los cráteres estaban ahí.

“Todos los días termina un carro con los amortiguadores rotos, como mínimo. Hay otros que resultan más afectados”, afirmó el expendedor, quien prefirió resguardar su nombre. Además, señaló que en el tiempo que lleva allí, nunca ha visto que alguna autoridad haya inspeccionado el pavimento con la intención de repararlo.

En la calle de igual nombre que se une a esta arteria vial, también hay huecos que impiden que los carros se desplacen con normalidad.

Frente a un galpón perteneciente al señor Edgar Mosquera se encuentra uno de considerables dimensiones y que se formó por un bote de aguas blancas. “Eso está así desde 2018, que fue la última vez que intentaron acomodar la tubería dañada”, señaló.

Mosquera aseveró que allí pavimentaron hace aproximadamente tres años en el marco de la “Fiesta del asfalto”, pero como no se arregló el problema de raíz, los cráteres vuelven a aparecer.

“Todos los baches que se pueden ver en esta zona se deben a tuberías averiadas que pasan por debajo. Se botan tanto aguas negras como blancas y lo que hacen es medio reparar de vez en cuando, pero eso no dura nada”.

Agregó que en más de una ocasión, al llegar a su local, ha encontrado a conductores con vehículos averiados en las cercanías tras haber caído en algún hoyo.

En el centro de Puerto La Cruz se repite el deterioro de las vías. En la calle Freites es casi imposible esquivar las troneras, también formadas por el desbordamiento de aguas blancas.  

Puerto La Cruz/ Javier A. Guaipo

Share This:

Comentarios

  

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!