Coronavirus

OPS: la vacuna está más cerca, pero la pandemia sigue

Subdirector de la OPS dijo que en un principio la producción de vacunas será muy limitada / Foto: AP

Poco después de que la vacuna de la farmacéutica Pfizer recibió su primera autorización de emergencia, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo este miércoles que los países de Latinoamérica podrían comenzar pronto a inmunizar contra el Covid-19, pero advirtió que por ahora el fin de la pandemia no está a la vista.

“Hay una expectativa muy positiva de todos de que sea posible tener en muy muy breve vacunas disponibles para empezar a utilizar en los países”, expresó Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS. Sin embargo, alertó, esto no significa que “al otro día o a la otra semana vamos a tener vacunas en cantidad suficiente para vacunar a toda la gente”.

Barbosa dijo que en un principio la producción será muy limitada y la recomendación es que se vacune primero pensando en salvar las vidas de las personas más vulnerables, como los profesionales de salud, las personas de edad avanzada y los que tienen enfermedades. Luego, en una segunda fase, se comenzará a utilizar la vacuna para controlar la pandemia.

Barbosa efectuó sus declaraciones junto a varios directivos de la OPS en una conferencia de prensa virtual semanal desde Washington, donde está la sede de la organización. Fue poco después que Gran Bretaña anunció la aprobación del uso de emergencia de una vacuna contra el Covid-19 producida por Pfizer, lo que podría allanar el camino para que países de Latinoamérica también la autoricen y comiencen a aplicarla.

La región de las Américas ha sido una de las más golpeadas por el Covid-19 en todo el mundo. En la última semana se han registrado 1,6 millón de casos nuevos y 22.000 muertes, mientras que en todo noviembre los casos subieron un 30% con respecto a octubre, a más de 6 millones, de acuerdo con información de la OPS basada en datos que ofrecen los gobiernos de cada país. En las últimas semanas cada día se registran nuevos récords en América del Norte.

Adquisición

Ya hay seis países de América Latina que han firmado contratos con el laboratorio Pfizer para adquirir esa vacuna, y el resto está en conversaciones, dijo a la AP Sharon Castillo, portavoz de esa compañía farmacéutica.

El gobierno de México anunció este miércoles que comprará 34,3 millones de vacunas a Pfizer, aunque esperan recibir 250.000 en diciembre.

Chile, por su parte, también tiene contrato con Pfizer y recibirá 10,1 millones de dosis, dijo recientemente el gobierno, que también está en contacto con otros productores de vacunas .

Además de la vacuna de Pfizer hay una decena más que está en proceso de investigación y algunas, entre ellas la producida por Moderna Inc. han solicitado aprobación de emergencia.

Las vacunas deben ser autorizadas por las autoridades regulatorias sanitarias en cada país.

Además de los contratos individuales que cada nación firma con los laboratorios, la OPS alienta la participación en un mecanismo llamado COVAX, en el que se garantiza el acceso a una canasta de vacunas para todos los países que quieran participar.

Hasta ahora, 27 países de Latinoamérica y el Caribe han comprometido fondos para ese mecanismo, y otros diez que carecen de recursos también lo harán con ayuda financiera de organismos internacionales. Entre ellos están El Salvador, Honduras, Nicaragua y Bolivia.

Las vacunas que participan en esa canasta de COVAX necesitan la autorización de la Organización Mundial de la Salud. Aún no hay ninguna que la tenga.

En el pasado, por ejemplo con la influenza H1N1, los países de menores ingresos no accedieron a tiempo a vacunas. América Latina las obtuvo entre seis y ocho meses después que lo hicieron las naciones con más recursos. Para evitar eso, “queremos garantizar el acceso equitativo” a través del mecanismo COVAX, agregó Barbosa.

Los otros países que ya han firmado contrato con Pfizer para adquirir su vacuna son Costa Rica, Ecuador, Panamá y Perú, dijo Castillo, la portavoz de los laboratorios, tras indicar que los detalles de cada caso no han sido revelados. Indicó, no obstante, que México podría recibir las primeras dosis antes de que termine el año, y el resto de los países en el transcurso de 2021.

La vacuna de Pfizer requiere que se transporte y almacene en temperaturas por debajo de los 70 grados Celsius, algo inédito hasta ahora.

“La logística va a ser un desafío”, dijo Barbosa tras explicar que se necesitan congeladores especiales que por ahora sólo tienen algunos laboratorios de investigación y hospitales.

Pfizer dijo que trabaja con los países para facilitarles lo necesario para el almacenamiento y la distribución. Las vacunas que lleguen a la región serán producidas en Michigan, Estados Unidos, y de allí viajarán en una especie de maletín con hielo seco y GPS que les permitirá hacer un seguimiento preciso de la temperatura, explicó Castillo.

A pesar de lo cercano que parezca el inicio de la vacunación, el control de la pandemia aún no está a la vista.

“Aún tenemos un camino por recorrer”, dijo Marcos Espinal, el director del departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS. “Aún no hemos llegado al final del túnel”, aseguró tras explicar que la vacuna no estará disponible para todos en lo inmediato y por lo tanto es necesario seguir manteniendo las medidas de higiene y distanciamiento recomendadas.

Miami / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!