DEPORTES  Béisbol

Molina analizó el mal arranque de Tiburones

Molina se estrenó como mánager con un Tiburones que tuvo un mal arranque / Foto: LVBP

Tiburones de La Guaira dejó enormes interrogantes durante las primeras dos semanas de la temporada 2020-2021. Las estadísticas reflejan, que, salvo su única victoria, no pudo conjugar todos los factores en el terreno y fue ampliamente superado por sus rivales.

Según Alexander Mendoza, jefe de prensa de la LVBP, después de ser barrido en la doble tanda sabatina, por Cardenales de Lara, su diferencial de carreras es de -23, más del doble que Águilas del Zulia, el segundo peor equipo del circuito con -11. Además, es el segundo equipo con menos extrabases (15) y último en promedio (.231), igualado con los rapaces.

“El récord lo dice por sí solo. Ocho perdidos y uno ganado. Creo que ningún equipo quiere encontrarse con esa situación, pero el béisbol es así”, se lamentó Gustavo Molina, que este año se estrena como mánager de los escualos y en la LVBP.

La campaña anterior, La Guaira terminó con balance de 4-5 en sus primeros nueve desafíos, concluyó el primer mes de la eliminatoria con 12-9, para terminar con un excepcional remate de 25-18, en la cima de la clasificación, con un equipo, en teoría, inferior al que se proyectaba para el inicio de la 2020-2021. Ahora tendrá que remar a contracorriente.

“En ocasiones los comienzos no son los esperados, inclusive equipos con una perspectiva diferente también han empezado de manera negativa. Queda mucho por recorrer y tenemos que seguir y prepararnos para el resto de la temporada”, enfatizó Molina.

Las necesidades

Esa recuperación no sólo tendrá que ver con mejorar la ofensiva, sino el desempeño de sus lanzadores, últimos en efectividad (6.12), WHIP (1.79) y average en contra (.326).

La defensa es uno de los pocos puntos rescatables del club, al menos desde el punto de vista estrictamente de los números, pues apenas el club ha incurrido en cinco errores en 339 lances, la menor cifra de marfiladas en el circuito hasta el sábado, y sumaba 15 dobleplays, tope del torneo, igualado con Caribes de Anzoátegui y Tigres de Aragua. Pero son los matices los que contrastan con esos números. Con un cuerpo monticular tan vulnerable, cualquier jugada de rutina que deje completarse hace un enorme daño.

“El pitcheo y la defensa en esta liga siempre han sido las prioridades, tu puedes tener un carro de leña, pero si no tienes un cuerpo de lanzadores efectivo y ejecutas al campo para minimizar los errores y las carreras, siempre te va a pasar factura, ya sea al comienzo de la temporada, en el medio o al final, o en los playoffs. Si logras lanzar y defender bien, el porcentaje de ganar el juego es alto”, analizó Molina.

Los dominicanos Ofreidy Gómez y Ángel Ventura, contratados para encabezar la rotación, se combinan para un promedio de 12.47 carreras limpias en apenas 8.2 innings, repartidos en cuatro aperturas, dos cada uno. Con encuentros abiertos temprano en el juego, La Guaira nunca ha podido remontar un score y su bullpen ha desperdiciado cinco ventajas, otro departamento que lideran en la liga.

Llegadas

Hasta ahora, la gerencia deportiva del club no ha hecho anuncios sobre nuevas contrataciones de brazos importados, pero para la tercera semana del calendario, el cuerpo de relevistas tendrá las adiciones de Rafael Cova y Wilder Rodríguez, en tanto que la alineación contaría con José “Cafecito” Martínez, Ehire Adrianza, Danry Vásquez y el receptor Juan Apodaca, un hombre que fue clave, por su experiencia detrás del plato, en la mejoría que tuvo el pitcheo del club a mediados de la 2019-2020.

“Estamos a la espera de importantes incorporaciones en los próximos días para el equipo”, apuntó Molina. “Son jugadores de impacto inmediato, tanto en el terreno como en el plano sicológico y emocional. Pienso que será bastante positivo para el equipo. Espero que sea así”.

Se trata de piezas que le darían balance al lineup y ayudarían a ofrecerle un poco más de protección a Daniel Mayora y el quisqueyano Jonathan Galvez, así como refrescar al agobiado bullpen (1-5, 6.56 PCL).

Aunque también, la llegada de Adrianza podría impactar en el tiempo de juego de jóvenes como el campocorto Maikel García, uno de los novatos sensación de la zafra, el antesalista Kelvin Meleán.

“Adrianza tiene estatus de grandeliga y su participación en el país ha sido de impacto. Cubre todo el terreno y lo hace de manera élite, sabes que hará un buen trabajo y eso beneficiará a Tiburones de La Guaira”, advirtió Molina.

Una necesidad

La nueva cara que presentará Tiburones deberá traducirse en triunfos de inmediato. Sólo hay dos puestos para la clasificación a la postemporada en cada una de las divisiones y el calendario deja poco espacio para los ajustes.

“Queda mucha temporada, un comienzo negativo no siempre es el reflejo del final”, señaló Molina esperanzado. “Vamos a seguir adelante, trabajando. Las incorporaciones que estamos esperando se verán reflejadas en el resultado de los juegos”.

Caracas / Redacción Web

Share This:

Comentarios

  gustavo-molina   lvbp   tiburones-de-la-guaira   




Más vistas


Publicidad

Publicidad

Publicidad




Publicidad




¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!