Locales

Vecinos de la zona sur de Barcelona hacen filas para abastecerse de agua turbia

Las comunidades del sur de Barcelona padecen por la falta de gua / Foto: Rafael Salazar

A las 1:00 de la mañana de este jueves, más de 30 personas hacían cola para abastecerse de agua, no apta para consumo humano, en la salida de Barcelona, específicamente en la pasarela del barrio Mesones.

Del Valle Hernández, habitante del sector Las Gandolas, manifestó que diariamente deben acudir a dicho sitio para llenar sus pipotes, dado que la zona sur de la capital anzoatiguense lleva dos meses sin servicio hídrico.

Mencionó que por día carga cuatro tobos en una carretilla para lavar ropa, fregar los platos, bañarse y limpiar la casa. “Para cocinar y meter en la nevera tenemos que comprarla o pedir a vecinos de otros sectores que nos regalen un poquito”, comentó.

Carmen Paredes, habitante de La Ponderosa, indicó que se encontraba haciendo viajes desde las 5:00 de la mañana para llenar un tambor. A las 11:20 am ya había hecho la cola tres veces. “Yo traigo dos tobos y no he llenado ni la mitad del tambor porque uno tarda una hora esperando por su turno”, señaló.

Enfatizó que a las 12:00 de la noche aún hay personas llenando sus envases con el agua turbia.

Servicios costosos

Los ciudadanos aprovecharon la presencia del equipo reporteril de El Tiempo para denunciar la usura de quienes venden agua potable y gas doméstico “aprovechándose de la necesidad”.

Alexander Guzmán expresó que, frecuentemente, camioneros de cisternas visitan las comunidades ofreciendo llenar un tambor por 1 dólar, en físico. “No aceptan el pago al cambio”, aseguró.

Añadió que las bombonas de 10 kilos deben pagarlas a 5$ y 6$ en expendios clandestinos, ya que las bodegas comunales no son surtidas.

En espera

Desde el mes de junio, los habitantes de la zona sur aguardan por la instalación de 1.200 metros de tubería subterránea que conforman la aducción Mesones para mejorar la distribución de agua potable.

La tubería, que se encontraba rota en tres puntos, colapsó la primera semana de junio y el suministro fue interrumpido en las comunidades cercanas mientras se hacia la reparación. En octubre, la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) inició labores de soldadura y sustitución de los primeros 500 metros. A la fecha no se ha terminado ni se observan trabajadores en el sitio.

Milena Pérez / Barcelona

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!