Mundo

López Obrador acusa a la DEA de “fabricar” acusación contra general

López Obrador insinuó que el arresto de Cienfuegos obedeció a motivaciones políticas / Foto: AP

Un día después de que la fiscalía general de México anunció que desestimaba los cargos de narcotráfico contra su exsecretario de Defensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el viernes que la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) “fabricó” las acusaciones contra el general retirado Salvador Cienfuegos.

López Obrador insinuó que el arresto de Cienfuegos en el Aeropuerto de Los Ángeles en octubre obedeció a motivaciones políticas, al observar que la investigación había comenzado años atrás, pero el arresto de produjo poco antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

El presidente dijo que los fiscales desestimaron el caso porque las pruebas aportadas por Estados Unidos no demostraban que hubiera cometido delito alguno.

“¿Por qué hicieron esta investigación así, sin sustento, sin pruebas?”, preguntó López Obrador.

En un comunicado el jueves por la noche, la fiscalía no solo dijo que desestimaba el caso, sino que absolvía totalmente al general.

“Se llegó a la conclusión de que el general Salvador Cienfuegos Zepeda nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades norteamericanas; y tampoco sostuvo comunicación alguna con ellos”, dijo el comunicado de la fiscalía.

El comunicado agrega que no se encontró que Cienfuegos tuviera ingresos ilícitos o irregulares, ni que “ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos”.

Una investigación de siete años por las autoridades estadounidenses fue refutada totalmente por Cienfuegos a los cinco días de conocer las pruebas en su contra, dice el comunicado.

Se desestimaron todos los cargos, y Cienfuegos, que en ningún momento fue arrestado una vez que lo entregaron las autoridades estadounidenses, ya no es objeto de investigación.

Gladys McCormick, profesora de historia de la Universidad de Syracuse, dijo que lo único sorprendente es que México no simulara mejor una investigación a Cienfuegos.

“Uno diría que al menos hubieran realizado un simulacro de investigación, siquiera para fomentar la ilusión de que existe el estado de derecho”, dijo McCormick. “Desde el lado mexicano, esto indica el profundo control que ejerce la institución militar sobre el poder. También revela el novel de complicidad en juego en este caso”.

López Obrador ha dado a las fuerzas armadas más responsabilidad y poder que cualquier presidente en la historia reciente, encomendándoles enormes proyectos de infraestructura y, más reciente, la distribución de la vacuna contra el COVID-19, además de mayores responsabilidades en el mantenimiento de la seguridad.

Cienfuegos fue arrestado en Los Ángeles en octubre después que un jurado de instrucción federal le instruyó cargos en secreto en Nueva York en 2019. Se le acusó de conspirar con el cartel H-2 en México para introducir miles de kilos de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana cuando era secretario de Defensa de 2012 a 2018.

Ciudad de México / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!