Mundo

Biden enfrentará varias crisis a su llegada a la presidencia

Biden deberá enfrentar a un país convulsionado / Foto: AFP

Una pandemia furiosa, una crisis económica, un país dividido, profundas heridas raciales. Joe Biden ya tiene la agenda programada antes de jurar como el 46° presidente de Estados Unidos el miércoles.

“Lo que es singular para Biden es no tanto que haya una crisis, es la cantidad de crisis que compiten entre sí”, dijo Mary Stuckey, una profesora de Comunicación en la Universidad Penn State.

Quizá la mayor sea la pandemia de COVID-19, que se ha ensañado con Estados Unidos, que se acerca a los 400.000 decesos.

“Tenemos 4.000 estadounidenses que mueren por COVID-19 cada día”, dijo David Farber, un profesor de Historia en la Universidad de Kansas. “Y la distribución federal de la vacuna ha sido un desastre”.

“Así que pienso que (esta crisis) es central y que (Biden) tendrá que mantener su mente enfocado en esta”.

Biden ya trazó un plan multifacético para combatir la pandemia, que incluye una mayor cantidad de hisopados y rastreo epidemiológico y la vacunación de 100 millones de personas en sus primeros 100 días de gobierno.

Un plan de rescate

Pero la pandemia de COVID-19 no puede consumir toda la atención del futuro presidente de 78 años, el hombre de mayor edad en jurar como mandatario de Estados Unidos.

No muchos presidentes asumieron el cargo con una situación económica como la que hereda Biden, aunque algunos de sus predecesores la tenían peor.

“En 1933, Franklin Roosevelt llegó a la Casa Blanca con un 25% de desempleo, con la bolsa que había caído casi un 90% y con las personas incapaces de sacar sus ahorros de los bancos”, dijo explicó Farber.

“Estados Unidos ha superado situaciones peores”, dijo, tras notar que el propio Biden, como vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), ayudó a navegar la crisis económica de 2008 “en un tiempo en que parecía que la economía mundial se iba a pique”.

Biden propuso recientemente un estímulo económico de 1,9 billones de dólares, llamado el Plan de Rescate de Estados Unidos, para revitalizar la principal economía del globo.

Incluye 400.000 millones para hacerle frente al COVID-19, 440.000 millones para las pequeñas empresas y otros negocios golpeados por la pandemia y un billón en ayuda a los estadounidenses, del cual una parte será un pago de 1.400 dólares a la mayoría más necesitada, además de unos pagos de 600 dólares ya realizados en diciembre pasado.

Legitimidad política

Shirley Anne Warshaw, una profesora de Ciencia Política en el Gettysburg College, dijo que la polarización política en Estados Unidos supone un desafío completamente distinto tras los cuatro años de presidencia de Donald Trump.

“Nunca nos vi tan divididos”, dijo Warshaw sobre la grieta entre demócratas y republicanos.

“Va a ser muy difícil para el presidente Biden el atraer a esas personas a la arena política”, dijo, “a la normalidad de creer que el gobierno trabaja para ellos”.

Según Farber, tras la fallida insurrección de seguidores de Trump en el Congreso luego de ser enardecidos por el presidente, Biden también enfrenta una crisis de “legitimidad política”.

“Es una crisis que, para ser franco, no se parece a nada que haya visto Estados Unidos desde la toma de mando de Abraham Lincoln”, semanas antes del estallido de la Guerra Civil (1861-1865).

“Realmente no hay otra analogía a esto”, explicó. “Donde tenemos a un presidente saliente que no acepta la legitimidad de la transición de poder”.

“Simplemente nunca ocurrió en Estados Unidos”, dijo.

Washington / AFP


Share This:

Comentarios

  biden   eeuu   trump   




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!