Deportes

Anzoatiguense triunfa en la natación infantil de Colombia

Juan Pablo Rosario (centro) celebra luego de ganar una competencia / Foto: Cortesía

Buena parte de su vida, practicamente la mitad, la ha pasado dando constantes brazadas en las piscinas, bien sea tanto dentro como fuera de las fronteras venezolanas, y tras largas jornadas, el tiempo invertido le ha dado réditos al joven anzoatiguense Juan Pablo Rosario, quien domina la natación colombiana entre los de su edad, pues está clasificado como el mejor del país en su categoría (menores de 12 años), luego de haber emigrado a la nación cafetera.

Rosario es oriundo de Pozuelos y a la corta edad de seis años comenzó a practicar esta disciplina en las instalaciones del club Pío XII, al cual representó en varias competencias estadales.

El portocruzano destacó desde sus inicios, sin embargo sus padres emigraron al vecino país en 2019, donde Juan Pablo siguió su idilio con este deporte, aunque no de manera organizada.

“Los comienzos fueron difíciles, porque la natación aquí no está arraigada. Teníamos que pagar piscina diaria para entrenar bajo la supervisión de su hermano mayor Ángel de Jesús, quien estaba consciente de todo el potencial que tiene”, relató su padre Ángel Rosario.

Uno de los entrenadores de la Escuela Nacional de Quindío, del departamento colombiano homónimo, le ofreció que se unieran al club después de observarlo entrenar.

“Desde el principio nos ofrecieron una beca, pero con condiciones especiales de marcas mínimas para acceder a ella”, contó Ángel.
El día de la prueba Juan Pablo y su hermano lograron superar las marcas para incorporarse a las filas de esta escuela bajo la tutela de David Alejandro Vélez Sepúlveda, el cual inicia a enfocarse en el potencial del criollo.

Logros
En noviembre de 2019 empezó a competir y su impacto fue inmediato al obtener cinco medallas de oro, cuatro de manera individual y una en
relevos. Después de allí su meta estaba en su participación en el torneo federado que se realizaría en Cali.

No obstante, llegado el 2020 la pandemia afectó también al esta rama del deporte, que vio detenidas sus actividades y el anzoatiguense no pudo entrar en la piscina desde mediados de marzo hasta principios de agosto, fecha en la que retomó los entrenamientos para la competencia nacional que se desarrollaría en diciembre con la participación de 17 entidades del país neogranadino.

“Su profesor, muy consciente de sus cualidades, se enfocó en los entrenamientos virtuales, porque un nadador pierde fuerza, flexibilidad y resistencia cuando está fuera del agua”, comentó su padre.

Esa fue una de las claves para que, llegada la fecha de inicio de la competencia, Rosario fuese el más rápido de la piscina en la categoría sub12 en varias especialidades.

Con marca de 28.46 segundos venció en los 50 metros libres, resultado que repitió en los 100, 200 y 400 metros con registro de 1.02, 2.15 y 4.56 segundos respectivamente.

También logró afianzarse con el primer lugar en 50 y 100 m mariposa con marca de 30.45 y 1.09.74 segundos, respectivamente, con lo cual terminó un atípico año que para él terminó consolidándolo como el mejor nadador infantil de Colombia, en la espera de lo que pueda hacer en este 2021 en la sub13, categoría a la que tendrá que competir a partir de ahora para refrendar todolo hecho durante estos dos últimos años que ha estado en la natación organizada de Colombia.

Su hermano Ángel, mentor de Juan Pablo desde sus primeras brazadas en las piscinas, también buscará posicionarse en la rama para atletas entre 16 y 18 años.

Puerto La Cruz / Alejandro Jesús Fernández

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!