Locales

Bombonas de gas cuestan hasta $15 en mercado negro

Estanterías cobran las bombonas en precios elevados / Foto referencial

La crisis del gas doméstico ha llevado a los habitantes de la zona norte de Anzoátegui a depender del mercado negro para abastecerse, debido a que allí es donde suelen conseguirse los productos que están escasos, cualesquiera que sean.

No obstante, esto representa un duro golpe al bolsillo de los ciudadanos porque los precios de las bombonas sobrepasan el costo legal y hasta se cotizan en dólares.

Anzoatiguenses consultados aseguran que aunque los expendios clandestinos son “el resuelve” ante la irregular distribución del servicio en las comunidades, los costos les generan una pesada carga aunada a sus gastos mensuales, que ya se ven agigantados por la hiperinflación.

Los afectados denuncian que en algunos sitios exigen que el pago sea exclusivamente con la moneda extranjera, es decir, no aceptan el monto equivalente en bolívares.

El ama de casa Yuraima Hernández, habitante del barrio Álvarez Bajares, ha tenido que pagar entre 2 y 3 dólares para recargar su cilindro de 10 kilos en ventas clandestinas, que han surgido cerca de su casa en vista de que sólo cuentan con una bodega autorizada y allí deben madrugar para dejar la bombona, la cual podría retirar dentro de tres días. Allí ha pagado Bs 1 millón por la recarga.

“Esta situación nos está afectando en varios aspectos de nuestra vida, sobre todo en lo económico, porque tenemos que sacar dinero de donde sea con tal de tener un servicio que debería obtenerse fácilmente y a bajos precios”, expresó.

En el sector Bello Monte de Puerto La Cruz, las bombonas llegan de manera irregular, la mayoría del tiempo una vez al mes, por lo que las bodegas expenden las más pequeñas en 4$. Así lo indicó el estudiante universitario José Luis Bracamontes.

Señaló que compró una a finales de diciembre y aún se mantienen al mismo precio.

Caso contrario ocurre en el sector El Pensil, donde los precios se elevan casi semanalmente y “pareciera no importarle a los entes competentes porque no se hace supervisión para combatir las mafias”, comentó la empleada del sector público Yomaira Mata.

Expresó que el cilindro más barato cuesta 2 millones 800 mil. “Hasta hace unos días costaba Bs 2.300.000”, apuntó.

Ronny Irigoyén, residente de 29 de Marzo, en Barcelona, comentó que su salario, equivalente a dos dólares mensuales, se queda corto a la hora de adquirir el cilindro para cocinar porque el de Tigasco de 10 kilos se consigue en 4$ y 5$.

“En varias oportunidades he comprado a los bachaqueros porque tengo una bebé que se enferma del estómago cuando le cocinamos la comida en fogones. Cuando no tengo para pagarlo cocino en casa de familiares cercanos”, mencionó.

A la administradora Yilisbeth Hurtado también se le dificulta rendir el dinero entre la compra de alimentos y los servicios públicos.

“En el sector Cayaurima del municipio Bolívar la distribución es nula y por eso tenemos que depender de los especuladores que tienen sus contactos en los llenaderos. Lo bueno es que tienen diversas formas de pago”, expresó.

En un expendio “ilegal” cercano, su bombona de 43 kilos vale 11$, mientras que en el comercio formal cuesta tres dólares menos.

En el barrio Portugal Arriba salen hasta en 15$, según señaló el señor Genaro Urbina.

Mencionó que en un operativo realizado el 19/1, las bombonas de 18 kilos costaron 6 millones 400 mil bolívares, mientras que en el mercado negro las expenden en 7$.

“Ante la falta de control somos víctimas de una fuerte usura, los bachaqueros se ganan un buen porcentaje”, declaró.

Operativos fallos
Los habitantes consultados señalaron que precios más bajos pueden conseguirse en los operativos de los consejos comunales, que con el paso de los meses se han vuelto menos frecuentes.

A esto le añaden que no toda la población censada recibe el beneficio.

Argumentaron que “los líderes de calle les venden a su gente (amigos y familia) dejando al resto a su suerte”.

Por ejemplo, la señora Helena Gutiérrez, de Boyacá III, denunció que la semana pasada convocaron a un pequeño grupo para que se abasteciera. Se enteró varios días después por vecinos.

Por su parte, un habitante del sector El Espejo II dijo que los voceros comunitarios les informaron que sólo tendrían cupo para llenar 80 bombonas en la próxima jornada.

Leña a un dólar
Las divisas han ganado terreno hasta en la comercialización de leña extraída de zonas boscosas. Y es que este ha sido el recurso más adoptado para cocer los alimentos cuando falta el gas doméstico.

Los ciudadanos consultados señalaron que un bulto de 7 u 8 estacas gruesas tiene un costo de un dólar y algunos vendedores sólo reciben el billete estadounidense en físico, pues no cuentan con puntos de venta o pago móvil.

Ante esta situación la mayoría prefiere ir en busca de su propia leña.

El albañil Cleiver Rojas, residente del sector Razetti, señaló que la deficiencia de este servicios también lo ha llevado a buscar otras alternativas que le permitan cocinar sin dañar su salud.

Arroceras, tostiarepas, cocinas y sartenes eléctricos son sólo algunos de los electrodomésticos que les resuelven el problema a muchas familias mientras llenan los cilindros.

Barcelona / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!