Locales

Cambio de dólares: el negocio de los vendedores informales

Oficiales porteños se mantienen alertas en el mercado municipal / Foto: Archivo

“Se compra dólares, se compra dólares”. Esta frase se ha vuelto popular en las calles de la zona norte del estado Anzoátegui en los últimos tiempos. Cada vez son más los vendedores informales que se dedican al canje de la divisa por bolívares en efectivo.    

Esta práctica, que comenzó como una opción más para generar algo de ingresos, se ha convertido ahora en un negocio bastante rentable para los llamados buhoneros.   

La compra y venta de dólares ya es común en muchas áreas de la entidad; sin embargo, se podría decir que el epicentro de esta actividad comercial informal es el mercado municipal de Puerto La Cruz  y sus calles adyacentes.   

En estas zonas se ha vuelto tradición escuchar a niños, jóvenes y adultos pregonando, con grandes cantidades de billetes nacionales, “se compran verdes”. Quienes van al lugar manifiestan que el sitio parece una casa de cambio.   

Esta modalidad de venta de divisas les trae ventaja a los consumidores que prefieren adquirir frutas, hortalizas y rubros en la calle con efectivo, porque se consiguen precios más bajos. Pero, como en todo negocio donde está involucrada la moneda extranjera, siempre se pierde un porcentaje del valor de la misma para esa fecha.   

El jueves 21 de enero, cuando el Banco Central de Venezuela cotizaba el dólar en Bs 1.561.382 y la cuenta no oficial @enparalelovnzla lo ubicaba en Bs 1.714.333, los vendedores informales lo pagaban entre Bs 750 mil y Bs 780 mil.   

Es decir, ellos se quedaban con 46% de ganancia y los clientes perdían más de 900 mil bolívares. Ahora la pregunta que surge es: ¿De dónde sale el efectivo? ¿Para quién trabajan los informales?  

Compra y venta  
Muchos de los que se dedican al canje de divisas son vendedores ambulantes que compran con lo acumulado en las ventas de día a día. Así lo afirmó Crismari Calcurián, una de las compradoras de billetes de 1$.   

Explicó que las pacas de productos alimenticios y de limpieza, que compran en los establecimientos, están tasadas en divisas, por lo cual les resulta más económico pagar con la moneda extranjera que hacerlo con bolívares, ya que los comerciantes formales manejan precios más altos que los fijados según tasas paralelas. Para el momento de la visita de El Tiempo, el dólar era recibido a Bs 1 millón 800 mil.   

Ahora, ¿por qué los informales pagan menos del valor estipulado en los portales?

Varios suelen desviar la respuesta y no dar una razón concreta y creíble, sin embargo, un vendedor que prefirió mantenerse en anonimato, por razones de seguridad, comentó que “así es el movimiento en el mercado: con punto de venta las cosas son más caras y con efectivo más baratas. Al pagarlo al precio fijado por el sistema económico nosotros estaríamos perdiendo”.   

Explicó, con calculadora en mano, que un bulto de arroz (trae 15 unidades) cuesta 9$ y que si convierte ese monto en bolívares conforme al cálculo de los mayoristas, le costaría más de lo que reunió en efectivo, y no le alcanzaría para comprar la misma cantidad del rubro de nuevo.   

Por eso, y para escudarse de la constante fluctuación del valor, prefiere pasarlo a moneda “dura”.   

El precio inferior al fijado por las tasas paralelas es motivo de enfado para quienes realizan sus compras, pues consideran que todo es parte de “un complot” para sacarles más dinero. Así lo consideró el ama de casa Morelia Blanco.   

“Con efectivo se encuentran precios bajos, con tarjeta se paga por encima del 30%, y los que quieren cambiar dólares pierden más del 40%, o sea todo es un negocio que perjudica al ciudadano”, expresó Armando Torres.    Pero no todos los vendedores de dólares que están en el mercado porteño se dedican a la venta ambulante. Calcurian sostuvo que pocas veces empleados de los comercios asiáticos  salen a la calle a cambiar bolívares por divisas. Señaló que estos compran mayormente billetes de 5$, 10$ y 20$.

Puerto La Cruz / Milena Pérez

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo