Locales

Trabajadores de la salud protestaron para exigir salarios dignos

Trabajadores de la salud estuvieron acompañados por representantes de otros gremios / Foto: Rafael Salazar

Cerca de las 9:00 am de este miércoles, trabajadores de la salud, en compañía de representantes de otros sectores como educación, petrolero y sociedad civil, se concentraron en la entrada del Hospital Universitario Luis Razetti de Barcelona para rechazar las condiciones en las que ejercen sus funciones.

Con pancartas y consignas, los empleados públicos exigieron un salario acorde al costo de la canasta alimentaria que les permita vivir con dignidad y cubrir sus necesidades y las de sus familias, tal como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

El trabajador del departamento de seguridad y transporte del nosocomio barcelonés y coordinador de organización del Movimiento de Trabajadores de la Salud, Ronald Rodulfo, recordó que cuando el Gobierno oficializó el último incremento del salario mínimo integral de Bs 800 mil, en mayo de 2020, la canasta se ubicaba en Bs 16 millones.

“Los artículos de comida están por encima de nuestros ingresos. Una harina de maíz, que es lo que más utilizamos para las arepas, cuesta más de lo que nosotros sacamos en la quincena. Aparte, desde el viernes, tanto los pacientes como nosotros nos quedamos sin comida aquí en el hospital. Ese día, lo único que nos dieron de almuerzo fue una empanada con queso, cuando yo, por ejemplo, me movilizo en colas y me vengo sin desayunar”, expresó.

Para sobrevivir, Rodulfo señaló que muchos trabajadores de la salud laboran también en uno o dos centros privados.

De acuerdo con Edisson Hernández, delegado de prevención del hospital y coordinador general del Movimiento de Trabajadores de la Salud, la unificación de los gremios obedece a que la mayoría percibe como sueldo mensual, 0,67 centavos de dólar.

“Estamos condenados a salarios de hambre. La quincena pasada para muchos fue de Bs un millón 500 mil, lo cual alcanzó para una torta de casabe, un fructus y una teta de azúcar”, señaló.

Otras quejas

De igual manera, el personal del hospital rechazó que un grupo de comunicadores sociales los hayan tildado de ladrones, cuando dentro de las instalaciones existe déficit de seguridad.

“Ayer le robaron un celular a una persona mientras dormía. Entonces, no hay seguridad y le echan la culpa a uno. Lo que hacen es incitar el odio y cuando vienen los pacientes con sus familiares para acá, que se le piden medicamentos porque no se tienen a la mano, entonces vienen y nos reclaman a nosotros”, mencionó Rodulfo.

Por otro lado, el secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de la Salud (Sintrasalud) y directivo de Federación de Trabajadores de Anzoátegui (Fetranzoategui), Yiovanni Yaguaracuto, denunció que a 300 trabajadores, en toda la región, les han venido suspendiendo el salario desde 2018, sin recibir respuesta alguna de cómo culminará su estado laboral.

“Mientras no hay respuesta, existe recarga de trabajo en los que están asistiendo a sus puestos. Solicitamos que terminen de liquidar para hacer nuevas contrataciones, porque ellos están conscientes que han faltado por las mismas condiciones del país”, alegó.

Llamado

Tanto Rodulfo como Hernández les exigieron al gobernador Antonio Barreto Sira; al protector del estado, Luis José Marcano; y a los diputados del Consejo Legislativo del estado Anzoátegui (Cleanz) que “dejen de jugar a la política”.

“Mientras ustedes juegan a la política, en el comedor del hospital no nos dan comida, no tenemos equipos de protección personal y los equipos de rayos X brillan por su ausencia desde hace cinco años. Los representantes del Estado son responsables de las condiciones precarias en las que vivimos y laboramos”.

Barcelona / Elisa Gómez

(Visited 1 times, 2 visits today)

Share This:

Comentarios

  gremios   protestas   salud   trabajadores   




Publicidad

El Tiempo