Venezuela

Diálogo entre empresarios y Gobierno abre la puerta a nuevas privatizaciones

Presidente de Fedecámaras dijo que es la primera vez en los últimos 20 años que se lleva a cabo un encuentro con “una delegación tan grande” del chavismo / Foto: Cortesía

Tras años de embestir contra el gremio empresarial privado -acusándolo reiteradamente de “golpista”-, el Gobierno dio un nuevo paso dentro de su reciente estrategia de “apertura económica”. El madurismo ha decidido levantar la bandera blanca y llamar a dialogar a sus otrora enemigos. La decisión sorprendió a chavistas y opositores, por tratarse de un movimiento inédito en años.

El pasado miércoles 27 de enero, la llamada Comisión de Diálogo, Reconciliación y Paz de la nueva Asamblea Nacional (AN) electa el 6D, encabezada por el presidente del parlamento, Jorge Rodríguez, y la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción (Fedecámaras) -la principal organización empresarial del país-, sostuvieron un encuentro en la sede del gremio, en el sector El Bosque de Caracas. Fue la primera reunión pública entre dirigentes del oficialismo y el sector privado en poco más de cinco años.

Además de buscar unir esfuerzos para el proceso de vacunación de la población contra el Covid, Rodríguez indicó que también se conversó sobre la posibilidad de impulsar instrumentos legislativos que permitan acelerar y mejorar el desarrollo de la actividad económica, con la colaboración de los sectores público y privado, coexistencia que se puede garantizar con la activación de “mecanismos a través de la Ley Antibloqueo”.

“Estamos aquí para escucharnos entre todos, que no se trata de un diálogo entre políticos, sino de uno donde todos los sectores del país tienen algo que aportar, una idea que proponer y una intención de caminar y ver hacia adelante”.

Luego del encuentro se anunció la creación de una Comisión Permanente integrada por los diputados Luis Eduardo Martínez, Francisco Torrealba y Nicolás Maduro Guerra, con el fin de mantener un trabajo constante con los empresarios privados. “Venezuela está esperando que nos entendamos, que no le tengamos miedo a expresar las diferencias que podamos tener. No cambiamos nuestra visión”, dijo Rodríguez.

90 % ha sido la caída
de la economía venezolana desde la llegada al poder de Nicolás Maduro en el año 2013, de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Finanzas, la instancia conformada por diputados de la Asamblea Nacional (AN) de Juan Guaidó que le da continuidad al trabajo que venían haciendo en la Comisión de Finanzas del parlamento. La actividad económica nacional tuvo una caída de 41,7% en el cuarto trimestre del año 2020, siendo los sectores financiero, público y petrolero los más afectados.

En cualquier caso, el encuentro entre el chavismo y dirigentes empresariales parece abrir las puertas a nuevas reprivatizaciones -como las que han ocurrido sobre todo desde el año pasado con compañías que estaban en manos del Estado. La situación no ha estado libre de críticas por parte de sectores más conservadores que han llamado la atención sobre el riesgo de “plegarse” a los planes del Ejecutivo.

Revertir las estatizaciones
En medio de una flexibilización de los controles de cambio y de precios y de la bendición por parte del Ejecutivo al uso de divisas en el país, el gobierno de Nicolás Maduro ha entregado a inversionistas privados extranjeros y nacionales el manejo de importantes compañías de sectores estratégicos que fueron tomadas por el chavismo a través de expropiaciones y llevadas a la quiebra.

El diezmado sector privado nacional está dispuesto a entrar en un proceso de recuperación de la actividad económica que incluya la posibilidad de que empresarios venezolanos puedan levantar las empresas estatales, que han sufrido los efectos de la mala gestión y la corrupción.

El presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, señaló que en la reunión los empresarios insistieron en que se debe dejar de asfixiar a los actores económicos. “Nosotros por tener una reunión no cambiamos nuestra visión. Seguimos alzando la voz para que se respete la economía, para que se respete la propiedad privada y regrese la confianza en la inversión”.

En entrevista con El Tiempo, el presidente de Fedecámaras, subrayó que el empresariado está dispuesto a participar en eventuales reprivatizaciones.

Cusanno insistió ante comisión de la AN que se debe dejar de asfixiar a la actores económicos

“Aquí hay empresarios serios que pudieran estar dispuestos a volcar todas sus capacidades y experticias al desarrollo de todas esas empresas en un proceso de alianza estratégica, de privatizaciones (…) Pero para eso se necesita, primero, que existan un marco regulatorio que genere confianza y una voluntad política seria y real de dejar que la economía fluya, que se deje hacer”.

Indicó que también se requieren acuerdos en el área tripartita con los trabajadores “para construir de igual forma un marco de relaciones que salvaguarde los derechos de los empleados, pero que eso no signifique una carga que haga inviable una empresa”.

“Para que esas empresas en verdad puedan operar de manera óptima, también tienen que existir acuerdos políticos que reinserten a Venezuela en el concierto de las naciones, en la globalización, y eso pasa por la reinstitucionalización del país y porque se respeten los caminos y procesos naturales de la democracia”.

“Muchas veces vemos que se procura que inversionistas extranjeros, de nacionalidades que están vinculadas a la ideología que nos ha gobernado durante las últimas dos décadas, inviertan en Venezuela. Está bien, bienvenidos sean, pero también tienen que darles la oportunidad a los empresarios de las tradiciones occidentales a las cuales Venezuela está acostumbrada y con las cuales tiene relaciones históricas. Y también que los empresarios venezolanos tengan las mismas condiciones que los extranjeros en oportunidades para invertir”.

Una de las últimas apuestas del Gobierno para atraer empresarios extranjeros a que inviertan en sectores como el petrolero, minero y servicios fue la creación de la llamada Ley Antibloqueo, aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en octubre de 2020.

Esta norma le otorga poderes extraordinarios a Maduro supuestamente para evadir las sanciones y “estimular la inversión nacional y extranjera en el país”, incluyendo la participación o compra de activos que se encuentren bajo administración o gestión del Estado, de manera confidencial.

En los últimos años, y sobre todo desde 2019, el Ejecutivo ha llegado a acuerdos con inversionistas para volver a privatizar las empresas que fueron expropiadas durante el mandato de Hugo Chávez hace más de una década. Se trata del sector agroalimentario, de importación y distribución de insumos agrícolas, producción de azúcar y productos lácteos, y grandes cadenas de supermercados.

Algunos ejemplos son Industria Santa Elena, Central Pío Tamayo, Agropatria, Lácteos Los Andes, Fama de América y Abastos Bicentenario.

Nuevos empresarios
El economista Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, señaló que el chavismo ha venido introduciendo cambios en lo económico con el único objetivo de acentuar su poder. “Es la ‘economía’ al servicio de la perpetuación del modelo. Un modelo que muta para hacerse más fuerte y sólido. El pragmatismo al extremo (…) La clave más importante para mí es la construcción de una nueva estructura del Estado centrada en el control social y la represión y no en la provisión de bienes y servicios públicos. Para eso es clave que los privados tengan margen de maniobra. El chavismo necesita al sector privado para que provea bienes y servicios que el Estado colapsado no puede dar”, agregó el experto.

Sin embargo, el politólogo Ricardo Sucre Heredia pide no satanizar los recientes intentos de diálogo. “Empresas cerraron. Empresarios se fueron del país y aquí, pienso, entró otro factor que explica el encuentro del día 27 de enero. (Hoy existe en Venezuela) una nueva generación de empresarios, personas que deben estar en los 50 años, hijos de empresarios, a quienes ahora les toca llevar las riendas de las corporaciones”.

“Desde hace tiempo se observaba que esta generación buscaba romper con el conflicto existencial venezolano. Las razones pueden ser muchas. Se me ocurre que, al continuar el trabajo en las empresas creadas por sus padres, optaron por no irse del país (…) Resolvieron algo, a mi modo de ver, sano y necesario: los agravios de las generaciones anteriores son de esas generaciones, no las de las nuevas (…) En otras palabras, los ‘viejos’ vendieron o dejaron sus empresas porque no aceptaban el modelo Chávez, y sus hijos asumieron las riendas, pero con otra visión: no tirar la toalla”.

Cusanno sostiene que lo importante en este contexto de crisis en el que se encuentra Venezuela -que acumula una caída de su actividad superior incluso que las contracciones registradas por países que sufrieron guerras y catástrofes naturales-, es llegar a un punto de encuentro entre los empresarios con tradición y aquellos que surgieron en los últimos años, pero con la condición de que todos “estén abocados a invertir, generar empleo y producción y tener aspiraciones de que Venezuela sea un país con libertades políticas, económicas y sociales”.

“El problema no es cuáles son los empresarios, si son los del pasado o los del presente, los que surgieron hace 100 años o hace 20, el problema es que sean empresarios que respeten los preceptos constitucionales, que aspiren a reconstruir el país con producción y generación de riqueza para poder cambiar la economía, para poder darle un vuelco a la economía”, explicó Cusanno.

Un país distinto
El presidente de Fedecámaras indicó que es la primera vez en los últimos 20 años que se lleva a cabo un encuentro del sector privado con “una delegación tan grande” del chavismo. “En las últimas dos décadas nunca había habido una representación del oficialismo tan grande en una reunión de este tipo y menos en nuestras instalaciones. Además, las que se hicieron en años anteriores nunca dieron los resultados esperados”.

Recordó que la última vez que Fedecámaras se reunió con un diputado del partido oficialista fue durante la gestión del presidente Francisco Martínez, en agosto de 2015. Fue con el entonces diputado y primer vicepresidente de la AN, Elvis Amoroso, quien recibió en el parlamento a la directiva gremial.
Sin embargo, el entonces jefe del poder legislativo, Diosdado Cabello, había asegurado que “a una Asamblea Nacional revolucionaria, Fedecámaras no llevaría jamás una ley, jamás”.

Cusanno sostuvo que, a diferencia de ese último encuentro, hoy “hay un país distinto”. “En otras épocas las reuniones tenían un marco de una Venezuela produciendo y vendiendo petróleo al extranjero, de una Venezuela que no tenía una crisis humanitaria compleja como la que vivimos hoy, y mucho menos tenía una pandemia”.

“Obviamente, la confianza y la garantía de que esta vez salga bien no existen, pero si todos los actores somos responsables podremos darle soluciones a la ciudadanía tanto en la salud como en la economía. No pretendemos ser un factor que reemplace a representaciones políticas. No es nuestro rol. Tampoco queremos vincularnos con ningún partido ni de oposición ni oficialista, nuestra ideología está regida por los preceptos de la Constitución. No nos estamos reuniendo para favorecer a ningún gobierno sino para buscarle soluciones al país”.

El diputado del parlamento de 2015, Alfonso Marquina, se pronunció sobre el encuentro entre Fedecámaras y la AN presidida por Jorge Rodríguez. Expresó que si se siguen “cometiendo los mismos errores los resultados siempre van a ser los mismos”.

“Entiendo que Fedecámaras tiene que estar abierto al diálogo para buscar soluciones y tratar de ver cómo se reactiva el aparato productivo y cómo con esa reactivación económica se procura ir solventando la terrible crisis social que padecen los venezolanos. Ahora bien, si la intención es seguir cometiendo los mismos errores, los resultados siempre van a ser los mismos. Para mí, lo que se necesita es un viraje en lo político y económico que permita tratar de aliviar esta crisis”, puntualizó.

Caracas / Carlos Seijas Meneses

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!