Mundo

Cruz confirma sus vacaciones en México después de que tormenta azotara Texas

La oficina de Cruz desestimó los pedidos de renuncia a principios de mes / Foto: AP

El senador de Texas Ted Cruz reconoció el jueves que había viajado a México para pasar unas vacaciones familiares esta semana, dejando su estado natal mientras miles de electores luchaban sin electricidad ni agua potable después de una poderosa tormenta invernal.

El republicano de alto perfil, un potencial candidato a la Casa Blanca en 2024, dijo en un comunicado que había acompañado a su familia después de que sus hijas pidieran ir de viaje con amigos, dado que la escuela fue cancelada durante la semana.

“Queriendo ser un buen padre, volé con ellos anoche y regresaré esta tarde”, expresó Cruz después de que The Associated Press y otros medios de comunicación informaron detalles del viaje.

“Mi personal y yo estamos en constante comunicación con los líderes estatales y locales para llegar al fondo de lo que sucedió en Texas”, dijo. “Queremos recuperar nuestra energía, nuestro agua encendida y nuestros hogares calientes”.

La revelación generó críticas inmediatas de demócratas y republicanos en Texas y más allá, ya que Cruz, un aliado clave del expresidente Donald Trump, contempla la posibilidad de una segunda carrera presidencial. El mandato actual del senador expira a principios de 2025.

“Eso es algo sobre lo que tiene que responder a sus electores”, afirmó el presidente del Partido Republicano estatal, Allen West, cuando se le preguntó si el viaje de Cruz era apropiado mientras los tejanos no tienen luz ni agua.

“Estoy aquí tratando de cuidar a mi familia, cuidar de mis amigos y otras personas que todavía no tienen electricidad”, dijo West. “Ese es mi enfoque”.

Cientos de miles de personas en Texas se despertaron el jueves con un cuarto día sin electricidad, y se estaba desarrollando una crisis de agua después de que las tormentas invernales causaron estragos en la red eléctrica y los servicios públicos del estado.

Los funcionarios de Texas ordenaron a 7 millones de personas, una cuarta parte de la población del segundo estado más grande de la nación, hervir el agua del grifo antes de beberla, después de días de bajas temperaturas récord que dañaron la infraestructura y congelaron las tuberías.

En Austin, algunos hospitales enfrentaron una pérdida de presión de agua y, en algunos casos, de calor.

La oficina de Cruz se negó a responder preguntas específicas sobre las vacaciones familiares, pero su personal se comunicó con el Departamento de Policía de Houston el miércoles por la tarde para decirle que el senador llegaría al aeropuerto, según la portavoz del departamento, Jodi Silva. Ella explicó que los oficiales “monitorearon sus movimientos” mientras Cruz estaba en el aeropuerto.

Silva no pudo decir si tales solicitudes son típicas del viaje de Cruz o si su personal ha realizado una solicitud similar para su vuelo de regreso.

Los funcionarios de la Policía del Capitolio de los Estados Unidos y el Sargento de Armas del Senado han alentado a los legisladores y su personal a ser conscientes de las amenazas potenciales y a considerar la posibilidad de asesorar a las fuerzas del orden sobre sus viajes en aeropuertos y otros centros de transporte.

Cruz ha sido demonizado por la izquierda incluso antes de que se postulara para presidente en 2016. En años más recientes, se ha posicionado como un leal a Trump con miras a una posible segunda candidatura a la Casa Blanca.

El senador de Texas, que una vez describió a Trump como un “mentiroso patológico”, defendió el llamado del entonces presidente de bloquear la certificación el mes pasado de la victoria electoral del demócrata Joe Biden. Esa posición llevó a pedidos de renuncia de Cruz después de que una turba violenta irrumpiera en el Capitolio cuando el Congreso afirmaba la victoria de Biden.

“Ted Cruz ya había demostrado ser un enemigo de nuestra democracia al incitar a la insurrección. Ahora está demostrando ser un enemigo de nuestro estado al abandonarnos en nuestro mayor momento de necesidad”, aseguró el jueves el presidente del Partido Demócrata de Texas, Gilberto Hinojosa. “Por 21ª vez, el Partido Demócrata de Texas pide a Ted Cruz que renuncie o sea expulsado de su cargo”.

La oficina de Cruz desestimó los pedidos de renuncia a principios de mes.

“La izquierda, y algunos estafadores de la derecha, están consumidos por la ira y la rabia partidistas”, dijo su oficina en una declaración escrita. “Sen. Cruz seguirá trabajando para 29 millones de tejanos en el Senado”.

Dallas / AP

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo