Tiempo Libre

Amanda Seyfried no da por sentado este gran momento

Amanda Seyfried está nominada al Globo de Oro por su actuación en "Mank" / Foto: Evan Agostini/AP

Amanda Seyfried nunca había recibido tantos elogios como por su actuación en “Mank”, la película de David Fincher sobre el guionista de “Citizen Kane” (“El ciudadano Kane”) Herman J. Mankiewicz que por primera vez la coloca entre las contendientes a los grandes premios.

Su interpretación de Marion Davies ayudó a cambiar la percepción sobre esta estrella del cine mudo, y Seyfried incluso ha podido dejar de lado su naturaleza modesta y admitir públicamente que está orgullosa de su trabajo. Pero hay algo que lamenta profundamente: su padre no pudo llegar a visitarla en el plató.

Las películas clásicas lo son todo para Jack Seyfried. Cuando a Seyfried le dieron el papel, en parte estaba simplemente emocionada de compartir algo importante para él. El padre de la actriz no es sólo un espectador casual de Turner Classic Movies (aunque en su televisor casi siempre está puesto ese canal); es un súper admirador del viejo Hollywood. Cuando era pequeña, contó Seyfried, había proyectores y películas de nitrato y carretes “por todas partes”.

“Cada noche después de las siete en punto, el piso temblaba. Toda la casa retumbaba con el ruido del proyector y las películas de 60 milímetros, de 35 milímetros”, dijo la intérprete de 35 años. “Esa es su vida”.

A lo largo de los años, cuando ella tenía audiciones en los estudios de cine, trataba de llevarlo para que viera los murales, las calles de escenografía y, claro, las salas de proyección. Él fue la primera persona a la que ella llamó cuando hizo la prueba de vestuario y peinado y realmente se sintió como Marion. El viaje a California para ver a su hija en acción estaba programado para febrero del año pasado, pero su padre enfermó y poco después el rodaje de “Mank” terminó.

“Esta era la única vez en mi vida que era importante para él estar en el plató porque todo era real, David Fincher creó un mundo real”, señaló Seyfried. “Es una gran pena”.

Papel

Seyfried se sumergió en el papel de Marion. Inicialmente tenía muy pocas preconcepciones de la mujer cuya historia había sido reducida a que era la amante del magnate editorial William Randolph Hearst. Y claro, la borracha y poco sofisticada Susan Alexander Kane, la supuesta versión de Marion en “Citizen Kane”, tampoco ayudó a su reputación a pesar de que Orson Welles siempre insistió en que el personaje no estaba basado en ella.

El guion de Jack Fincher para “Mank” cuenta una historia diferente. Aquí, Marion es una mujer inteligente, ocurrente y talentosa, que se mantiene de pie entre titanes de la industria y que fascina incluso al enormemente cínico Mank. Seyfried sintió la entendía incluso antes de empezar a hacer su propia investigación.

“Claramente Jack Fincher la adoraba”, dijo Seyfried. “Supo cómo cambiar su legado en este papel de reparto”.

Parte de ella temía que fuese demasiado contemporánea, tanto en su estilo como en su forma de pensar, y que no “encajara” en este mundo de la década de 1930. Le ayudó que pudo involucrarse más de lo normal en el desarrollo de su personaje en pantalla. El departamento de vestuario y utilería le presentaba opciones y ella podía elegir su propio bolso o anillos, por ejemplo.

“Pude atribuirme parte de ella en esa capacidad de decisión”, comentó. “Cuando tienes ese tipo de poder y control para crear un personaje que la audiencia va a ver, realmente te hace sentir más cerca de ellos”.

Seyfried es modesta por naturaleza -sobre su talento, sobre su trabajo, su posición en la industria-. En sus dos décadas en el mundo del espectáculo, ha tenido éxitos innegables como “Mamma Mia!” (“Mamma Mia! Vamos Otra Vez”), “Mean Girls” (“Chicas pesadas”). Pero también ha tenido momentos menos ilustres y sabe que debe aprender a medir sus expectativas, aunque sea por su salud mental.

Cuando su agente la llamó para decirle que Fincher estaba haciendo una nueva película y que la estaba considerando para un papel, lo primero que pensó fue: “¿David Fincher sabe quién soy yo?” Ni siquiera se permitió creerlo hasta que estaba en el set.

Los premios nunca fueron su meta principal, sino la longevidad. Pero en el mundo del espectáculo sabe que las nominaciones y premios pueden significar mejores oportunidades. Hace 10 años probablemente le hubiera restado importancia a su primera nominación al Globo de Oro. Ahora no le da miedo admitir que está emocionada.

“No sé si necesariamente significa algo en el mundo exterior, pero dentro de la industria es realmente importante”, señaló.

Elogios

A su compañero de reparto Gary Oldman no le sorprende que le estén dando este tipo de atención. De hecho, siente que ya era hora.

“A veces simplemente es que el tipo de película en el que uno está que no es tomado tan en serio como otros”, dijo Oldman. “Pero ella es increíblemente talentosa y estoy feliz por ella. No podría haberle pasado a una chica más linda”.

El “circo de los premios” no es completamente nuevo para ella. Lo vio desde el banquillo con “Les Misérables” (“Los miserables”) al asistir a todas las fiestas e incluso actuar en un número musical del filme durante la ceremonia de los Oscar. Pero eso fue antes de que tuviera hijos. Ahora, con un bebé de 4 meses y una hija de casi cuatro años, está agradecida de poder hacer todo desde su casa de campo en el norte de Nueva York.

“Que esto suceda por mi propia actuación es un privilegio y no lo doy por hecho en ningún momento”, comentó. “Pero no sé cómo hubiese hecho si no fuera virtual”.

Su madre también la ayuda mientras su esposo, el actor Thomas Sadoski, está fuera de casa trabajando.

Ceremonia

Y pronto todo acabará. Los Globos de Oro son el domingo y las nominaciones al Oscar el 15 de marzo. No fue nominada a los SAG, pero Regina King tampoco lo fue hace dos años cuando terminó ganando el Oscar a la mejor actriz de reparto.

En cuanto a su padre, quizá éste no pudo ver la maquinaria detrás del plató en San Simeon, pero tiene algo mejor y más permanente: la película está a un clic de distancia en Netflix. Y él está totalmente orgulloso.

“Definitivamente piensa que capturé la esencia”, indicó. “Y eso es lo más importante. Todos estamos tratando de capturar la esencia”.

Nueva York / Lindsay Bahr / AP

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  amanda-seyfried   cine   globos-de-oro   mank   nominacion   




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo