Mundo

Trinidad y Tobago pide a Estados Unidos no más sanciones a Venezuela

El primer ministro de Trinidad y Tobago pidió que EE.UU. le de una oportunidad al diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición / Foto: Caricom

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, pidió el viernes a Estados Unidos que reconsidere su política de sanciones a Venezuela ya que no sólo causa “sufrimiento” a los venezolanos sino también a países como el suyo.

Rowley reclamó durante una conferencia virtual que Estados Unidos no se vea influenciado por “dogmas de un pasado reciente”, haciendo referencia a los castigos económicos promovidos por el expresidente estadounidense Donald Trump que buscaban derrocar al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Estados Unidos ha calificado al gobierno venezolano como una dictadura culpable de la crisis que sufre el país y sólo reconoce como presidente al líder opositor Juan Guaidó.

El primer ministro de Trinidad y Tobago, quien también es el presidente de la Comunidad del Caribe (CARICOM), pidió que Estados Unidos le de una oportunidad al diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición, algo que también piden México y Noruega.

“Los venezolanos deben resolver el problema de Venezuela, no sólo para interés de Venezuela sino para el interés de todos nosotros, que somos codependientes”, dijo Rowley durante una conferencia organizada por el Atlantic Council, un centro de análisis de política, economía, tecnología y otros temas con sede en Washington.

Venezuela está sumida en una fuerte crisis política y económica. La escasez de alimentos y medicinas, entre otros bienes, ha generado una masiva migración que se calcula en unas cinco millones de personas. Trinidad y Tobago es uno de los países vecinos a los que los venezolanos huyen o intentan huir cruzando por mar.

Rowley explicó que, al inicio de su mandato como primer ministro, Venezuela accedió a exportar gas a Trinidad y Tobago, algo que no se había hecho antes y que era muy importante para el pequeño país caribeño, ya que resulta difícil encontrar fuentes de gas.

Cuando ya todo estaba listo las sanciones que Estados Unidos impuso a Venezuela frenaron esa operación, indicó el primer ministro.

“Duras e inefectivas políticas de sanciones unilaterales están contribuyendo en gran medida a un amplio e indiscriminado sufrimiento humano en este país caribeño que necesita ayuda, un ingrediente compasivo del que no carecen los líderes estadounidenses”, dijo Rowley.

Naciones Unidas condenó en diciembre de 2020 el ahogamiento que sufrieron 21 venezolanos cuando su embarcación volcó en un intento de llegar a Trinidad y Tobago. La ONU había denunciado previamente la deportación que Trinidad y Tobago llevó a cabo de 25 venezolanos, entre ellos 16 niños, a pesar de las presentaciones legales hechas para evitarla.

Por otro lado, el primer ministro de Trinidad y Tobago dijo estar “decepcionado” con la política de Estados Unidos de revertir la normalización de las relaciones con Cuba que inició el expresidente Barack Obama y denunció la reciente designación que Estados Unidos hizo de la isla como país patrocinador del terrorismo.

Nueva York / AP

(Visited 1 times, 2 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo