Coronavirus

Islas de Caribe buscan desesperadamente vacunas anti-COVID-19 para reactivar el turismo

Ni una persona recorre el malecón de La Habana este 2 de marzo. En tiempos normales hay numerosos turistas en la zona / Foto: AP

El Caribe está a la caza de visitantes y de vacunas contra el COVID-19 para reactivar economías paralizadas en una de las regiones del mundo más dependientes del turismo.

Sus aguas claras y su arena cálida atrajeron una cifra récord de turistas en 2019, 31,5 millones, pero las visitas cayeron entre un 60% y un 80% debido a la pandemia el año pasado. Ese fue un golpe devastador para una región cuyos países dependen mucho del turismo para generar ingresos.

“Muchos países prefieren soportar huracanes y no una pandemia”, expresó Vincent Vanderpool-Wallace, exministro de turismo de las Bahamas, que también encabezó la Organización de Turismo del Caribe.

Decenas de miles de empleos relacionados con el turismo desaparecieron, incluidos los de Nadia Kidd y su madre en Jamaica. Kidd, de 31 años, era mesera en un hotel y su madre trabajaba en una pensión. Igual que tantos otros trabajadores, todavía no cobró su indemnización y puso una pequeña tienda de comestibles en su casa con la que mantiene a su madre y su hija.

“Tengo que hacerme cargo de todo”, declaró Kidd, quien trabajaba en el resort Meliá Branco Village en Trelawny. “Tengo muchos préstamos que pagar, la luz y la internet, porque mi hija toma las clases online”.

Desesperado por crear condiciones seguras para el turismo, el Caribe está buscando vacunas en la India y China en momentos en que el suministro mundial es reducido y las naciones ricas se adelantan en la cola de espera por las vacunas. Unas pocas consiguieron entregas rápidas, mientas que otras esperan semanas, si no meses.

Los contagios del COVID-19 subieron en noviembre, lo mismo que variantes que se cree son más contagiosas. Se ha informado de 522.000 contagios y de 7.500 muertes en los 35 países y territorios de la región.

“La tasa de aumentos (en los contagios) es alarmante”, dijo la doctora Joy St. John, directora ejecutiva de la Agencia de Salud Pública Caribeña basada en Trinidad.

Las pequeñas naciones adoptaron una serie de medidas para combatir el virus, incluido el requisito de que los visitantes presenten pruebas de COVID-19 negativas a su llegada.

Cuba, la nación más grande del Caribe y la única que trabaja en su propia vacuna, aumentó sus controles al ver que subían los contagios. Exige a los visitantes que permanezcan en hoteles designados y que se hagan pruebas a su llegada.

Los visitantes de St. Kitts y Nevis deben quedarse en ciertos hoteles y en San Eustaquio se le pide a la gente que explique las razones por las que quiere ir allí antes de aprobar su ingreso.

Los visitantes de St. Kitts y Nevis deben quedarse en ciertos hoteles y en San Eustaquio se le pide a la gente que explique las razones por las que quiere ir allí antes de aprobar su ingreso.

San Juan / AP

Share This:

Comentarios

  covid-19   




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!