Mundo

Policía de Londres bajo presión por enfrentamientos en protesta de mujeres

La Policía Metropolitana ha dicho que es "profundamente preocupante" que uno de los suyos sea sospechoso en el caso / Foto: AP

La Policía Metropolitana de Londres estuvo bajo una fuerte presión el domingo. La ciudadanía pidió que explicara sus acciones durante una vigilia por una mujer a quien uno de los propios oficiales de la fuerza está acusado de asesinar.

Cientos desafiaron las restricciones del coronavirus para reunirse y protestar contra la violencia hacia las mujeres, pero el evento terminó con enfrentamientos entre la policía y los asistentes.

La ministra del Interior, Priti Patel, dijo que las escenas de la vigilia del sábado en el sur de Londres fueron “perturbadoras” y que está buscando un informe completo sobre lo sucedido de la Policía Metropolitana. El alcalde de la capital, Sadiq Khan, manifestó que la respuesta de la policía “en ocasiones no fue apropiada ni proporcionada”.

Se vio a la policía pelearse con algunas mujeres en el evento, y dos oficiales vieron a una mujer inmovilizada en el suelo. Varias féminas fueron llevadas esposadas mientras otros asistentes gritaban “Qué vergüenza” a la policía. La fuerza dijo más tarde que cuatro personas fueron arrestadas por violar el orden público y las regulaciones del coronavirus.

Defendiendo las acciones de la fuerza, la subcomisionada Helen Ball dijo que “cientos de personas estaban apiñadas”, lo que representa un riesgo muy real de transmitir el virus. Agregó que los agentes habían alentado repetidamente a los asistentes a que se fueran, pero “una pequeña minoría” de personas le gritaban a la policía, empujando y arrojando objetos.

“Aceptamos que las acciones de nuestros oficiales han sido cuestionadas”, expresó Ball. “No queríamos en absoluto estar en una posición en la que fuera necesaria una acción de ejecución. Pero nos colocaron en esta posición debido a la imperiosa necesidad de proteger la seguridad de las personas”.

Desconfianza

Muchos de los asistentes a la vigilia ya desconfiaban de la policía porque un oficial de la Policía Metropolitana, Wayne Couzens, fue acusado del secuestro y asesinato de Sarah Everard, una mujer de 33 años que desapareció el 3 de marzo mientras caminaba hacia su casa en Londres. Su cuerpo fue encontrado una semana después.

El caso ha provocado una protesta nacional y un acalorado debate sobre la seguridad de las mujeres. Los organizadores habían planeado una vigilia oficial en Clapham Common, un parque cerca de donde Everard fue vista con vida por última vez, pero se vieron obligados a cancelar el evento debido a las restricciones de COVID-19. No obstante, una gran multitud se presentó el sábado.

Jamie Klingler, quien organizó el evento cancelado “Reclaim These Streets”, culpó a la policía de negar a las mujeres su derecho a tener una vigilia silenciosa en primer lugar. La fuerza recibió la reacción de enojo el sábado porque se negaron a facilitar una manifestación pacífica.

“Creo que estábamos conmocionados y muy, muy tristes y ver videos de policías manejando a mujeres en una vigilia sobre la violencia contra las mujeres por parte de hombres … Creo que fue doloroso y bastante desencadenante de ver”, afirmó Klingler a la agencia de noticias PA Media de Gran Bretaña el domingo.

Couzens, de 48 años, compareció ante el tribunal el sábado por primera vez. Fue puesto en prisión preventiva y tiene programada otra comparecencia el martes en el Tribunal Penal Central de Londres.

La Policía Metropolitana ha dicho que es “profundamente preocupante” que uno de los suyos sea sospechoso en el caso. La fuerza dijo que Couzens se unió a sus filas en 2018 y más recientemente sirvió en el comando de protección parlamentaria y diplomática, una unidad armada responsable de vigilar las embajadas en la capital y el Parlamento.

Everard fue vista por última vez caminando a casa desde el apartamento de un amigo en el sur de Londres alrededor de las 10:30 pm del 3 de marzo. Su cuerpo fue encontrado escondido en un área de bosque en Kent, a más de 50 millas al sureste de Londres, el miércoles. Se estaba realizando un examen post mortem, según la policía el viernes.

Londres / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!