Locales

Varios sectores de Maturín registraron fallas en el servicio de agua

Los afectados por el problema del agua buscan soluciones alternativas / Foto: Oriana García Rivas

En el Día Mundial del Agua, que es cada 22 de marzo, los habitantes de Maturín, en el estado Monagas, no tienen mucho que celebrar.

Vecinos de varias comunidades de la ciudad capitalina reportaron la interrupción del servicio, como es el caso de Juanico, La Floresta, Fundemos, Los Godos, Los Guaritos, Alberto Ravell y el Casco Central.

En el sector Juanico el problema ha persistido por casi una semana, durante la cual los vecinos han tenido que movilizarse hasta otras zonas para conseguir agua y rendir al máximo las pocas reservas que tienen a disposición.

Algunos acuden a tuberías antiguas que aún quedan y donde pueden tener acceso, así sea de forma muy limitada. Además, deben cubrir gastos adicionales por la compra de botellones.

Según los vecinos, quienes resuelven de una forma u otra, en el sector no hay presencia frecuente de cisternas para cubrir la contingencia.

En los alrededores de la urbanización Alberto Ravell, el tiempo que llevan sin el recurso es similar. Pero los residentes ya están acostumbrados. La compra de camiones de agua es su alternativa para paliar la situación.

“Muchas personas se la pasan día, tarde y noche buscando agua en un pozo de los edificios que están cerca. De allí cargan agua personas del sector Viento Colao y de esta zona”, explicó Sonergis Jiménez, quien reside en el complejo.

Jiménez recuerda que la última vez que tuvo conocimiento el servicio de cisternas privadas oscilaba entre cinco y quince dólares.
“Es un problema que viene desde hace mucho tiempo, y ya la gente está como resignada”, afirmó.

Señaló que presumen que la bomba que tiene el sector no es la adecuada para sus condiciones físicas.

Servicios confinados

En las adyacencias de Los Godos y Fundemos también sufren las carencias de esperar que las tuberías algún día las reactiven.

Según algunos habitantes, durante la semana radical, de acuerdo con la cuarentena bajo el esquema 7×7, tiende a llegar más agua que en las semanas flexibles. Estimaron que la interrupción del servicio puede extenderse por siete u ocho días continuos.

En estas zonas residenciales los problemas del suministro no son una novedad.

Turbidez

La presidenta de Aguas de Monagas, Darquis Barreto, manifestó el pasado viernes 19 que se había iniciado el arranque de la planta Bajo Guarapiche, la cual surte una gran cantidad de comunidades en “la ciudad distinta”.

“Una vez tomadas las muestras al río, comprobando que los niveles de turbidez bajaron, damos inicio al arranque de la planta Bajo Guarapiche”, escribió la autoridad en su cuenta de la red social Twitter.

Ante ello, algunos usuarios de la plataforma digital reportaron que el suministro no había llegado a sus hogares, o que se había presentado una nueva falla, y exigieron su restablecimiento.

La potabilizadora del Bajo Guarapiche garantiza el suministro de agua de varias parroquias del municipio / Foto: Twitter

Bioseguridad

Las preocupaciones ante la escasez del agua no sólo son por la realización de las tareas del hogar, pues con la necesidad de aplicar las medidas de bioseguridad para evitar más infecciones de coronavirus en la entidad, el líquido se vuelve indispensable.

Varios de los vecinos consultados resaltaron que para poder higienizar sus viviendas, lavar la ropa, lavarse las manos, desinfectar y mantener todo limpio es necesario el servicio continuo. Ello a su vez ayudaría a cortar las cadenas de contagio y evitar más enfermedades.

Monagas se encuentra en el tercer lugar en la lista de estados con mayor número de contagios, de acuerdo con el acostumbrado reporte difundido la noche del domingo 21 de marzo, por parte de las autoridades.

Maturín / Oriana García Rivas

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!