Mundo

Al menos 15 muertos tras incendio en campamento de rohingya en Bangladesh

Los refugiados revisaron los escombros quemados en busca de sus pertenencias / Foto: AP

Los buscadores recuperaron al menos 15 cuerpos carbonizados después de que un devastador incendio destruyera miles de viviendas en un campo de refugiados rohingya en el sur de Bangladesh, dijeron el martes las autoridades.

Al menos 400 personas seguían desaparecidas y alrededor de 560 resultaron heridas por el incendio, según Louise Donovan, portavoz de la agencia de refugiados de Naciones Unidas. ACNUR manifestó que alrededor de 45.000 personas fueron desplazadas por el incendio, que estalló el lunes por la tarde y ardió hasta bien entrada la noche.

Posteriormente, los refugiados revisaron los escombros quemados en busca de sus pertenencias. Otros lloraron.

“Ayer, antes de que comenzara el incendio, mis hijos fueron a estudiar a la escuela islámica. No los vi después de que regresaron. Encontré a dos de mis hijos mayores, pero todavía no puedo encontrar a mi hijo menor ”, expresó Shappuni, un refugiado rohingya que usa un solo nombre.

Al menos tres de los muertos eran niños y la búsqueda de víctimas aún estaba en curso, afirmó Nizam Uddin Ahmed, el principal funcionario del gobierno en Ukhiya, una subregión del distrito de Cox’s Bazar donde se encuentra el campamento.

Los equipos de socorro en el terreno quedaron atónitos por el nivel de destrucción sin precedentes, aseguró Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados.

“Este trágico evento podría haber sido menos desastroso si no se hubieran erigido cercas de alambre de púas alrededor de los campamentos. El personal de la NRC ha escuchado historias horribles de refugiados sobre su lucha por cortar las cercas de alambre para salvar a sus familias, escapar del fuego y llegar a un lugar seguro”, explicó Egeland.

Bangladesh ha albergado a más de un millón de musulmanes rohingya en campamentos de refugiados abarrotados, la gran mayoría huyó de la vecina Myanmar en 2017 en medio de una importante represión por parte del ejército de ese país. La ONU ha dicho que la represión tuvo un propósito genocida, una acusación que Myanmar rechaza.

Bangladesh está ansioso por comenzar a enviar a los refugiados de regreso a Myanmar, de mayoría budista. Varios intentos de repatriación en virtud de un acuerdo conjunto fracasaron porque los rohingya se negaron a ir, temiendo más violencia en un país que les niega derechos básicos, incluida la ciudadanía.

Esos temores no han hecho más que aumentar desde el golpe de Estado del mes pasado que derrocó al gobierno civil de Myanmar y la actual represión contra los opositores a la toma militar.

El enorme incendio se produce solo unos meses antes de la temporada de monzones de Bangladesh, cuando los ciclones y las fuertes lluvias entre junio y octubre azotan la región y a menudo provocan inundaciones. En enero, otro incendio destruyó cientos de viviendas tipo chabolas en el campamento, dejando a miles sin refugio.

El Consejo Danés para los Refugiados caracterizó los campos de rohingya en Cox’s Bazar como el complejo de refugiados más grande del mundo y dijo que el incendio del lunes desplazó a 27.000 personas.

Un informe de situación del Programa Mundial de Alimentos de la ONU dijo que hasta 87.855 personas se vieron afectadas por el incendio, y muchas se refugiaron en campamentos cercanos, refugios de amigos, centros de aprendizaje o sitios de tránsito temporal.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja informó que se estima que 123.000 personas en los campamentos se vieron afectados por el incendio.

Las cifras divergentes no pudieron conciliarse de inmediato.

La federación señaló que más de 1,000 empleados y voluntarios habían trabajado durante la noche con los bomberos, los residentes del campamento y otras agencias para rescatar a las personas y apagar el fuego.

“Estamos brindando ayuda a través de alimentos y agua, y estamos construyendo refugios de emergencia para las personas que han perdido sus hogares. Estos incendios devastadores requerirán esfuerzos aún mayores por parte de todas las agencias en las próximas semanas, particularmente a medida que se acerca la temporada de ciclones ”, dijo MA Halim, jefe de operaciones en Cox’s Bazar para la Sociedad de la Media Luna Roja de Bangladesh, en un comunicado.

Bangladesh / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!