Venezuela

Crisis económica y fallas en los servicios públicos afectan a habitantes del municipio Marcano, en Nueva Esparta

Vecinos del sector Vicuña se quedaron por la deficiencia en los servicios públicos / Foto: Cortesía

Los habitantes del sector Vicuña, ubicado en la parroquia Adrián, del municipio Marcano, en el estado Nueva Esparta, deben ingeniárselas para poder sobrevivir ante el alto costo de los alimentos, las constantes fallas en los servicios públicos y la inseguridad.

Según explicó el señor Henry Lugo, un residente de la comunidad, los niños han sido unos de los más afectados en cuanto al consumo de comidas, pues sus padres no cuentan con los recursos económicos necesarios para brindarles una alimentación completa y balanceada.

“Veo con mucha preocupación que los niños no están bien alimentados. Carecen de muchas proteínas, de calcio. Me atrevo a decir que hay niños que en un año no han probado un vaso de leche. No saben qué es la leche, porque los padres no tienen cómo comprar comida”, manifestó.

Lugo calificó la situación como una “lucha permanente”, en la que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) sólo hacen acto de presencia cada cuatro meses. “Y eso no alimenta a la comunidad para tanto tiempo”, agregó.

Más quejas

La inseguridad también es otro de los problemas que enfrentan los vecinos del sector Vicuña, así lo manifestó el señor Nelson Valerio, quien reside en el lugar desde hace “muchos años”. Considera que los tiempos han cambiado y con ello también el tema de seguridad.

“Antes, los mecanismos que se empleaban directamente de los entes de seguridad del Estado traían frutos satisfactorios. Pero de un tiempo para acá todo ha venido decayendo. Ya no pueden dejar sus casas solas, ya no pueden dejar las bombonas afuera, porque se las roban”, comentó.

Valerio afirmó que las invasiones se han convertido en un dolor de cabeza para la comunidad, pues “gente que viene de otro sector se dedican a ese tipo de actividades (robos) que no favorecen a uno”. Alegó que no hay una respuesta inmediata por parte de las autoridades, ya que no hay patrullaje ni vigilancia constante.

Por su parte, otra ciudadana que no reveló su nombre por temor a represalias, denunció los cortes del servicio eléctrico en la zona, los cuales se pueden llegar a extender hasta por cuatro horas. A eso le agregó la suspensión del agua potable por tubería, que llega, aproximadamente, cada 60 días.

Nueva Esparta / Carlos Morales

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!