Tiempo Libre

Macron visita Notre Dame dos años después del devastador incendio

Las grúas y los andamios del enorme proyecto marcan el horizonte de la capital francesa / Foto: AP

Dos años después de que un incendio arrasara la catedral más famosa de París y conmocionara al mundo, el presidente francés, Emmanuel Macron, visitó el jueves la obra en la que se ha convertido Notre Dame para demostrar que la herencia francesa no ha sido olvidada a pesar de la pandemia.

Flanqueado por ministros, arquitectos y el general retirado del ejército francés que supervisa la restauración del monumento del siglo XII, Macron vio el progreso del ambicioso proyecto de reconstrucción. Ofreció al público francés cansado por la pandemia la esperanza de que algún día llegará la fecha de finalización, si no en un futuro próximo.

“Estamos viendo aquí cómo, en dos años, se ha logrado un gran trabajo”, expresó Macron, recordando la “emoción” en toda Francia ante las imágenes de llamas devorando Notre Dame el 15 de abril de 2019. “También vemos lo que queda para acabar.”

Macron ha prometido que la catedral será reconstruida para 2024, pero los funcionarios reconocen que el trabajo no estará completamente terminado para entonces. Citan factores como la pandemia COVID-19 por haber frenado el ritmo de reconstrucción. El incendio también distribuyó grandes cantidades de plomo tóxico en Notre Dame y el área circundante, lo que complicó el trabajo de limpieza que se llevó a cabo antes de que pudieran comenzar los esfuerzos de restauración.

El presidente francés ofreció un “enorme agradecimiento” y un mensaje de determinación a todos los trabajadores movilizados para reconstruir Notre Dame.

“Tendremos que cumplir con nuestros objetivos” establecidos para tres años a partir de ahora, dijo Macron.

Las grúas y los andamios del enorme proyecto marcan el horizonte de la capital francesa, y el trabajo de reconstrucción podría llevar décadas. Las autoridades dijeron este mes que la catedral incendiada y su explanada podrían permanecer en construcción por otros 15 o 20 años. Pero prometen que Notre Dame estará al menos abierta para la oración y un “regreso a la adoración” a tiempo para los Juegos Olímpicos de Verano de 2024, que será sede de París.

“El objetivo… es devolver Notre Dame a los fieles y a las visitas en 2024. Eso significa que en 2024, la misa se podrá organizar en la catedral”, manifestó Jeremie Patrier-Leitus, portavoz de la restauración, a The Associated Press.

Patrier-Leitus quiere que el mundo sepa que “Notre Dame está aguantando. Todavía está ahí. Todos estamos reunidos y movilizados para restaurar la catedral y devolver al mundo esta joya de la arquitectura gótica francesa”.

Queda por ver si la catedral estará en forma para entonces para recibir a los 20 millones de turistas que recibía cada año antes del incendio.

Desde 2019, se han llevado a cabo ceremonias religiosas en la base litúrgica temporal de Notre Dame en la cercana iglesia de Saint-Germain l’Auxerrois. La iglesia carece del tamaño y el factor sorpresa que atrajo a los fieles a la catedral durante casi 900 años.

París / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!