Mundo

Países de Iberoamérica claman por acceso universal a vacunas

Presidente Iván Duque rechazó participación de gobierno de Maduro, en la Cumbre Iberoamericana / Foto: Noticias Caracol

Representantes de 22 países de América Latina y la Península Ibérica, en Europa, se unieron para exigir un acceso más equitativo y solidario a las vacunas contra el Covid-19, así como mecanismos de financiación más flexibles para superar la debacle económica actual a ambos lados del Atlántico.

La participación de Venezuela, finalmente representada por su vicepresidenta, generó fricciones y rechazo por parte de algunos participantes en la 27ma edición de la Cumbre Iberoamericana que acogió la pequeña nación de Andorra. Pero los países se unieron en su diagnóstico de la crisis provocada por la pandemia y apelaron a la unidad para superarla.

Muchos criticaron los mecanismos globales de reparto de vacunas, que han hecho que América Latina haya recibido alrededor de un 8% de las dosis distribuidas globalmente, la mayoría concentradas en un puñado de países, a pesar de que la región acumula casi el 30% de los más de tres millones de víctimas mortales del coronavirus.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, abogó por “una pronta modificación de los estándares internacionales que protegen la hegemónica industria farmacéutica a costa del perjuicio de miles de millones de seres humanos” y reclamó la liberación de las patentes de las vacunas y los fármacos contra el Covid-19. Su homólogo argentino, Alberto Fernández, pidió en cambio un sistema que reconozca las patentes pero que permita otorgar licencias para reforzar su producción.

“Los derechos de propiedad intelectual deben ayudar y no ser un freno”, dijo el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, quien prometió trasladar la cuestión a la Unión Europea. Sánchez también anunció que España donará un mínimo de 7,5 millones de dosis para la región este año cuando la mitad de su población esté vacunada.

Pero la propiedad intelectual no apareció en la declaración final de la cumbre. En ella, los líderes urgieron a la comunidad internacional y a la industria farmacéutica “a enfrentar la pandemia global de forma más equitativa y solidaria”, para permitir el acceso a vacunas, otros insumos médicos y medicamentos “a precios accesibles (que) sean universales, y evitando el acaparamiento de las mismas por parte de los países que tienen mayor poder o influencia económica”.

Otras intervenciones

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, expresó a los líderes su preocupación por el desigual reparto, pidió más contribuciones al mecanismo COVAX auspiciado por la ONU para extender el acceso a la inmunización y apeló a duplicar la fabricación global de sueros.

“Si esta peligrosa tendencia de nacionalismo de vacunas y acuerdos paralelos continúa la vacunación en los países en desarrollo podría llevar años, retrasando aún más la recuperación mundial”, advirtió Guterres. “La campaña de vacunación es la mayor prueba moral de nuestro tiempo”.

Aunque la mayoría de los líderes se conectan de forma telemática, las asistencias y ausencias habían generado revuelo antes incluso del comienzo de la reunión bianual. Los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Venezuela, Nicolás Maduro, se sumaron a última hora a los mandatarios de Brasil, México, Paraguay y El Salvador que delegaron su participación en funcionarios de menor rango.

Numerosos mandatarios no pasaron por alto la invitación a Maduro de los organizadores y la ausencia del opositor Juan Guaidó, a quien muchos de los países participantes reconocen como presidente encargado revestido de legitimidad democrática.

El presidente de Colombia, Iván Duque, exigió la convocatoria de elecciones en Venezuela para acabar con “la más opresora de las dictaduras que se haya visto”, mientras que el chileno Sebastián Piñera propuso que “el pleno y total compromiso y respeto a la democracia deben ser la condición necesaria para integrar esta comunidad de países iberoamericanos”. Los representantes de Ecuador, Uruguay, Paraguay y Brasil también cuestionaron la participación del gobierno venezolano en el foro.

“Quienes hablan de democracia deben respetar la voluntad sagrada del pueblo de Venezuela que ha elegido sus autoridades, que ha decidido su destino en el marco del principio de autodeterminación”, les respondió Delcy Rodríguez, la no. 2 del gobierno venezolano, en su aparición telemática.

Rodríguez también arremetió contra Duque y lo acusó de fracasar en garantizar la paz y erradicar los cultivos de drogas en su país y pidió a Portugal que libere los fondos de las cuentas bancarias que el país ibérico embargó a Venezuela. En el pasado Maduro estimó estos fondos en 1.700 millones de dólares.

Sí se estrenó en el foro Miguel Díaz-Canel, el presidente cubano recién elevado al cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba. Díaz-Canel aprovechó su discurso para denunciar las sanciones de Estados Unidos contra su país y contra la vecina Venezuela, que dijo que Washington había recrudecido durante la pandemia.

Debido al reciente aumento de contagios, a la nación montañosa enclavada entre España y Francia sólo acudieron el monarca español Felipe VI y su presidente, Sánchez; el presidente y primer ministro portugueses Marcelo Rebelo de Sousa y António Costa, así como los mandatarios de Guatemala, Alejandro Giammattei -cuyo país acogió la última cumbre en 2018- y el de República Dominicana, Luis Abinader, que tomará el relevo para la siguiente, prevista para fines de 2022.

La declaración final también abogó agilizar el desembolso de fondos comprometidos y ampliar la financiación internacional más allá de los préstamos condicionados que en el pasado han sido un yugo para muchos países. Así, Argentina y España promovieron una carta para que el Fondo Monetario Internacional establezca un nuevo mecanismo de financiación de hasta 100.000 millones de dólares para países de renta media especialmente afectados por la pandemia.

Ocho países (Portugal, República Dominicana, Guatemala, Brasil, Nicaragua, Panamá, Colombia y España) firmaron en el marco de la cumbre y a iniciativa de este último un convenio para reconocer titulaciones de estudiantes, investigadores y emprendedores para trasladarse y emigrar de un país a otro con mayor facilidad.

Madrid / AP

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo