Mundo

Indonesia busca un submarino en las profundidades, mientras se reducen posibilidades de sobrevivientes

Los países vecinos se apresuran a unirse a la compleja operación / Foto: AP

Los barcos de la armada indonesia buscaron el jueves un submarino que probablemente se hundió demasiado para recuperarlo, lo que redujo las posibilidades de supervivencia de las 53 personas a bordo. Las autoridades indicaron que el oxígeno en el submarino se acabaría el sábado temprano.

El KRI Nanggala 402 con motor diésel estaba participando en un ejercicio de entrenamiento el miércoles, cuando se perdió de una llamada de informes programada. 

La policía informó sobre una mancha de aceite y el olor a combustible diesel cerca de la posición de inicio de su última inmersión, a unos 96 kilómetros (60 millas) al norte de la isla turística de Bali, aunque no hubo evidencia concluyente de que estuvieran vinculados al submarino.

“Ojalá podamos rescatarlos antes de que se acabe el oxígeno a las 3 am del sábado”, dijo a los reporteros el jefe de personal de la marina de Indonesia, el almirante Yudo Margono.

Afirmó que los rescatistas encontraron un objeto no identificado con alto magnetismo a una profundidad de 50 a 100 metros (165 a 330 pies) y que las autoridades esperan que sea el submarino.

La marina cree que el submarino se hundió a una profundidad de 600 a 700 metros (2000 a 2300 pies), mucho más que su profundidad de colapso estimada.

Ahn Guk-hyeon, un funcionario de Daewoo Shipbuilding and Marine Engineering de Corea del Sur, que reacondicionó el buque en 2009-2012, aseguró que el submarino colapsaría si se adentra más de 200 metros (655 pies) debido a la presión. Añadió que su compañía actualizó gran parte de las estructuras y sistemas internos del submarino, pero carece de información reciente sobre el buque.

Frank Owen, secretario del Instituto Submarino de Australia, también comentó que el submarino podría estar a una profundidad demasiado grande para que lo opere un equipo de rescate.

“La mayoría de los sistemas de rescate en realidad solo tienen una capacidad de unos 600 metros (1970 pies)”, expresó. “Pueden ir más allá porque tendrán un margen de seguridad integrado en el diseño, pero es posible que las bombas y otros sistemas asociados con eso no tengan la capacidad para operar para que puedan sobrevivir a esa profundidad”.

Owen, un ex submarinista que desarrolló un sistema de rescate submarino australiano, dijo que el barco indonesio no estaba equipado con un asiento de rescate alrededor de una escotilla de escape diseñada para rescates submarinos. 

Agregó que un submarino de rescate haría una conexión impermeable a un submarino discapacitado con una supuesta falda colocada sobre el asiento de recuperación para que la escotilla se pueda abrir sin que el submarino discapacitado se llene de agua.

Owen explicó que el submarino podría recuperarse desde 500 metros (1.640 pies) sin ningún daño, pero no pudo decir si habría implosionado a 700 metros (2.300 pies).

Incidentes desafortunados

En noviembre de 2017, un submarino argentino desapareció con 44 tripulantes en el Atlántico Sur, casi un año antes de que se encontraran sus restos a una profundidad de 800 metros (2.625 pies). En 2019, se produjo un incendio en uno de los sumergibles de investigación en aguas profundas de la marina rusa, matando a 14 marineros.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, pidió a toda la población del país que orara para que se pudiera encontrar al submarino y a la tripulación.

“Nuestra principal prioridad es la seguridad de los 53 miembros de la tripulación”, aseveró Widodo en un discurso televisado. “Para las familias de los miembros de la tripulación, puedo entender sus sentimientos y estamos haciendo todo lo posible para salvarlos”.

El ejército dijo que más de 20 barcos de la Armada, dos submarinos y cinco aviones estaban registrando el área donde se detectó el submarino por última vez. Un barco de prospección hidro-oceanográfica equipado con capacidades de detección submarina también se dirigía al sitio alrededor de los derrames de petróleo.

Margono dijo que la marea negra pudo haber sido causada por una grieta en el tanque del submarino después de que el barco se hundió.

Los países vecinos se apresuran a unirse a la compleja operación.

Se espera que los barcos de rescate de Singapur y Malasia lleguen entre el sábado y el lunes. El ejército indonesio dijo que Australia, Estados Unidos, Alemania, Francia, Rusia, India y Turquía también han ofrecido asistencia. Corea del Sur dijo que también ha ofrecido ayuda.

“La noticia del submarino desaparecido es profundamente preocupante”, afirmó la ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, durante una visita a Nueva Zelanda. “Brindaremos toda la asistencia que podamos. No hay duda de que la búsqueda y los rescates submarinos son muy complejos “.

El ministro de Defensa australiano, Peter Dutton, calificó el incidente de “una terrible tragedia”. Dijo a Sydney Radio 2GB que el hecho de que el submarino esté “en una parte muy profunda de las aguas” hace que sea “muy difícil para la recuperación o para la ubicación”.

“Nuestras fervientes oraciones y esperanzas están con la tripulación del KRI Nanggala, por su seguridad y resistencia”, escribió en Facebook el ministro de Defensa de Singapur, Ng Eng Hen.

La marina de Indonesia informó que pudo haber ocurrido una falla eléctrica durante la inmersión, lo que hizo que el submarino perdiera el control y no pudiera llevar a cabo los procedimientos de emergencia que le habrían permitido resurgir. Estaba ensayando para un ejercicio de lanzamiento de misiles el jueves, que finalmente fue cancelado.

El submarino de fabricación alemana, que ha estado en servicio en Indonesia desde 1981, transportaba a 49 miembros de la tripulación, su comandante y tres artilleros, según información suministrada por el Ministerio de Defensa de Indonesia. Se había mantenido y reformado en Alemania, Indonesia y, más recientemente, en Corea del Sur.

Se han vendido más de 60 submarinos de la clase Tipo 209 y han prestado servicio en 14 armadas de todo el mundo, manifestó el portavoz de ThyssenKrupp Marine Systems, Eugen Witte.

Indonesia, la nación archipiélago más grande del mundo con más de 17.000 islas, se ha enfrentado a crecientes desafíos a sus reclamos marítimos en los últimos años, incluidos numerosos incidentes relacionados con embarcaciones chinas cerca de las islas Natuna.

Yakarta / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!