Mundo

La sequía de México alcanzó niveles críticos

Al final, es la capital la que realmente va a sufrir, según testimonios de conocedores / Foto: AP

Las condiciones de sequía ahora cubren el 85% de México, y los residentes de la región central del país dijeron el jueves que los lagos y embalses simplemente se están secando, incluido el segundo cuerpo de agua dulce más grande del país.

El alcalde de la Ciudad de México informó que la sequía fue la peor en 30 años, y el problema se puede ver en los embalses que almacenan agua de otros estados para abastecer a la capital.

Algunos de ellos, como el embalse de Villa Victoria al oeste de la capital, están a un tercio de su capacidad normal, con un mes y medio antes de que se esperen lluvias importantes.

Isaías Salgado, de 60 años, intentaba llenar su camión cisterna de agua en Villa Victoria, una tarea que normalmente le lleva solo media hora. El jueves calculó que le tomaba tres horas y media bombear agua a su camión cisterna de 10.000 litros.

“El embalse se está secando”, expresó Salgado. “Si siguen sacando agua, en mayo estará completamente seco y los peces morirán”.

La alcaldesa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó que a medida que empeora la sequía, más personas tienden a regar sus céspedes y jardines, lo que agrava el problema.

Los 9 millones de habitantes de la capital dependen de embalses como Villa Victoria y otros dos, que en conjunto tienen alrededor del 44% de su capacidad, para una cuarta parte de su agua; la mayor parte del resto proviene de pozos dentro de los límites de la ciudad. Pero el nivel freático de la entidad está cayendo y las tuberías con fugas desperdician gran parte de lo que se trae.

Rogelio Ángeles Hernández, de 61 años, ha estado pescando en las aguas de Villa Victoria durante los últimos 30 años. No está tan preocupado por su propia pesca; En las temporadas secas del pasado, los residentes podían transportar peces en carretillas a medida que bajaban los niveles del agua.

Pero el turismo en los embalses, como Valle de Bravo más al oeste, se ha visto afectado por la caída del nivel del agua.

Al final, es la capital la que realmente va a sufrir.

“La pesca es lo mismo, pero el impacto real será en la gente de la Ciudad de México, que va a tener menos agua”, aseguró Ángeles Hernández.

Más al oeste, en el estado de Michoacán, el país corre el riesgo de perder su segundo lago más grande, el lago Cuitzeo. Alrededor del 75% del lecho del lago está ahora seco, comentó Alberto Gómez-Tagle, biólogo e investigador que preside el Instituto de Recursos Naturales de la Universidad de Michoacán.

Gómez-Tagle señaló que la deforestación, las carreteras construidas a través del lago poco profundo y el desvío de agua para uso humano han jugado un papel, pero tres años extremadamente secos han dejado al lago como una llanura polvorienta.

“2019, 2020 y hasta ahora 2021 han sido más secos que el promedio, y eso ha tenido un efecto acumulativo en el lago”, aseveró.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, indicó que gran parte del lago se ha secado y que las comunidades costeras ahora sufren tormentas de polvo. Añadió que las zonas podrían tener que comenzar a plantar vegetación en el lecho del lago para evitar las tormentas.

En una petición al gobierno, los residentes de las áreas alrededor del lago dijeron que solo quedan seis de las 19 especies de peces que alguna vez estuvieron presentes en Cuitzeo. Agregaron que las tormentas de polvo habían causado decenas de miles de infecciones respiratorias e intestinales entre los residentes locales.

Ciudad de México / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!