Deportes

Presidente de Real Madrid: Superliga está en ‘standby’

Florentino Pérez asiste a un sorteo de la Liga de Campeones en Mónaco. (Foto: AP, archivo)

La Superliga dista de estar muerta, y los clubes que la impulsaron no han claudicado en la idea de realizarla, aunque hayan tenido que archivar el proyecto tan sólo unos días después de haberlo anunciado, dijo el jueves el presidente del Real Madrid.

Florentino Pérez, quien habría sido el presidente fundador de la nueva competición, recalcó que los clubes que respaldaron la idea seguirán buscando una forma en que funcione la competición, incluso si es necesario realizar cambios en su formato.

“La Superliga sigue existiendo pero el proyecto está en ‘standby”, indicó Pérez en declaraciones a la cadena radiofónica Ser de España, después de la medianoche. “Creo que no lo hemos presentado bien, pero no nos han dado la oportunidad de explicarlo bien”.

El dirigente del Madrid aseveró que está dispuesto a conversar con los organismos rectores del fútbol, incluida la UEFA, para ayudar al fútbol, golpeado por la pandemia.

E insistió en que una competición al menos similar a la Superliga se creará muy pronto, para revertir las penurias económicas que aquejarían a distintas ligas.

“No puede ser lo de La Liga española, que los de equipos arriba perdamos dinero y los demás ganen dinero… La temporada pasada los equipos que firmamos el acuerdo hemos perdido 650 millones de euros”, recalcó. “Este formato no funciona y se nos ocurrió hacer uno con los equipos más importantes de Europa”.

Las declaraciones de Pérez llegaron tras una jornada en que varios clubes fundadores de la polémica competición abandonaron el proyecto.

El Atlético Madrid, la Juventus y los dos clubes de Milán resolvieron el miércoles salirse de la Superliga, un día después que los seis conjuntos ingleses se retiraron en masa.

Oficialmente, quedan sólo dos clubes participantes: los españoles Real Madrid y Barcelona.

Así las cosas, la nueva competencia quedó al borde de la extinción antes de haber comenzado.

Si bien algunos de los clubes ingleses ofrecieron disculpas a sus hinchas al dar marcha atrás el martes, los equipos que tiraron la toalla el miércoles reiteraron con diversos matices que aún creen en los méritos del proyecto.

La Juve sostuvo que el torneo puede ser realidad en el futuro.

“Mientras que la Juventus sigue convencida sobre la solidez del proyecto deportivo, comercial y legal, cree que hay pocas posibilidades de que el proyecto se complete en la forma concebida originalmente”, dijo el club de Turín. “Juventus mantiene su compromiso de buscar la creación de valor a largo plazo para la compañía y para toda la industria del fútbol”.

Los ingleses Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester United, Manchester City y Tottenham desistieron de participar de un torneo de participación cerrada, sacudidos por la furia que el plan provocó dentro de sus hinchas. El gobierno británico amenazó con presentar una legislación para evitar que se saliesen de la tradicional pirámide del fútbol europeo.

De todas formas, el Milan dijo que “debe ser sensible a la opinión de los amantes de este maravilloso deporte”, pero que sigue dispuesto a seguir trabajando para brindar un “modelo sostenible” para el fútbol.

El proyecto de la Superliga tiene como cerebro a Pérez, quien lo promocionó como una competición para “salvar al fútbol” y a los clubes golpeados económicamente por el coronavirus.

El Barcelona no ha formulado comentarios sobre la decisión de los otros fundadores de abandonar la Superliga. Habían aflorado divergencias dentro del club catalán, con su capitán Gerard Piqué pronunciándose sin tapujos.

“El fútbol pertenece a los aficionados. Hoy más que nunca”, publicó el zaguero en su cuenta de Twitter la madrugada del miércoles.

Aunque procuró mantenerse al margen, el técnico del Barça Ronald Koeman dijo estar “de acuerdo” con el tuit de Piqué.

La presencia del Barcelona en la nueva liga europea estaba condicionada a un voto de su asamblea general.

El Atlético señaló que las “circunstancias” que le permitieron sumarse a la nueva liga el lunes “a día de hoy ya no se dan”.

“Para el club es esencial la concordia entre todos los colectivos que integran la familia rojiblanca, especialmente nuestros aficionados”, añadió. “La plantilla del primer equipo y su entrenador han mostrado su satisfacción por la decisión del club, al entender que los méritos deportivos deben primar por encima de cualquier otro criterio”.

El Inter dijo que el club respetaba su compromiso de dar la mejor experiencia futbolística a sus seguidores porque “la innovación y la inclusión han sido parte de nuestro ADN desde nuestra fundación”.

El lunes, la UEFA amenazó con vetar a los jugadores de los 12 clubes fundadores de la Eurocopa de este año y la Copa Mundial el año próximo. Pero un juzgado Madrid emitió una medida cautelar que ordenó a la UEFA y a la FIFA no poner trabas a la formación de la Superliga.

Madrid / AP

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo