Mundo

Papa: Migrantes pidieron ayuda en el mar y fueron vergonzosamente ignorados

El sumo pontífice calificó la tragedia del mar como "un momento de vergüenza" / Foto: AP

El papa Francisco calificó el domingo como vergonzosa la muerte de 130 migrantes en el Mediterráneo. Afirmó que durante dos días pidieron ayuda para su bote de goma abarrotado y hundido en el mar frente a Libia, pero los posibles rescatistas eligen ignorar la petición.

El sumo pontífice calificó la tragedia del mar como “un momento de vergüenza”.

Los migrantes habían pedido ayuda el miércoles. El jueves, cuando un bote de rescate humanitario y un buque mercante de la zona que navegaba en aguas muy turbulentas llegaron al lugar, el bote desinflado se había hundido parcialmente. Se encontraron varios cadáveres en el agua y no habían rastros de sobrevivientes.

Los centros de rescate en Libia, Malta e Italia habían sido alertados, según la agencia de protección fronteriza de la Unión Europea Frontex, uno de cuyos aviones había localizado el bote.

“Les confieso que estoy muy dolido por la tragedia que una vez más se desarrolló en los últimos días en el Mediterráneo”, expresó el Papa a las personas que se habían reunido en la Plaza de San Pedro para escuchar sus tradicionales comentarios del mediodía del domingo.

“Ciento treinta migrantes murieron en el mar. Son personas, vidas humanas, que durante dos días enteros imploraron en vano ayuda, ayuda que no llegó”, añadió Francis.

“Oremos por estos hermanos y hermanas, interroguémonos a todos nosotros sobre esta última tragedia”, manifestó el Papa. “Es un momento de vergüenza”.

“Oremos por estos hermanos y hermanas y por los muchos que continúan muriendo en estos dramáticos viajes”, agregó el Papa. “Oremos también por aquellos que pueden ayudar pero que prefieren mirar para otro lado. Oremos en silencio por ellos”.

SOS Mediterranee, un grupo humanitario cuyo barco de rescate Ocean Viking navegó hacia la ubicación del bote en dificultades en medio de fuertes vientos y olas altas, dijo que se suponía que un barco de la guardia costera libia llegaría al lugar, pero nunca lo hizo.

Los oficiales de la guardia costera libia han dicho que el mal tiempo y la necesidad de ayudar a otros migrantes en peligro en las aguas del país del norte de África significaba que no podía llegar al bote a tiempo. 

Los traficantes de personas con sede en esa nación lanzan botes no aptos para navegar y pequeñas embarcaciones de pesca llenas de migrantes, con la esperanza de llegar a las costas europeas para una vida mejor.

Ciudad del Vaticano / AP

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo