Deportes

Chelsea tumba al Madrid y habrá final inglesa con Man City

La Champions tendrá una final inglesa por segunda vez en tres años / Foto: AP

Chelsea aseguró que una turbulenta temporada culmine en la final de la Liga de Campeones, tras hacer que desluciera el equipo más laureado en la historia del torneo.

Y de pronto, la decisión del conjunto inglés, que destituyó a una de sus leyendas, no parece tan errada.

Con goles de Timo Werner y Mason Mount, el club de Londres doblegó el miércoles 2-0 al Real Madrid para dejar afuera al conjunto que presume de 13 Copas de Europa, con un 3-1 en el marcador global.

“Es complicado no llegar a la final… Un equipo que ha ganado de todo es normal que en algún momento pierda. Tenemos que seguir peleando”, dijo el delantero brasileño del Madrid, Vinicius Junior, en declaraciones a la TV.

La Champions tendrá una final inglesa por segunda vez en tres años: Chelsea se medirá con el Manchester City. Pero los dos equipos tendrán que volar cuatro horas a la sede de su duelo.

Los rivales de la Liga Premier se citarán el 29 de mayo en Estambul, ciudad que actualmente se encuentra bajo confinamiento por el coronavirus.

Añadir un segundo cetro, tras conquistar la Champions de 2012, avalaría la decisión que Chelsea tomó en enero, cuando despidió a Frank Lampard, un ídolo del club, para contratar a Thomas Tuchel, el técnico alemán que condujo al Paris Saint-Germain a la final de la pasada edición.

Los seguidores del equipo londinense estuvieron coreando el nombre de Lampard afuera de Stamford Bridge, antes del partido. Pero Tuchel es quien está escribiendo rápidamente su legado.

“Estoy muy agradecido por tener esta oportunidad”, dijo el estratega alemán, quien a su vez fue destituido del PSG en diciembre, pese a que había llegado a esa final inédita de Champions. “Nunca puedes precipitarte en los planes como técnico o jugador”.

Tal como ocurrió en las campañas 2007-2008 y 2011-12, el dueño Roman Abramovich cambió de técnico a la mitad de la temporada y su equipo terminará disputando el encuentro más importante en el continente.

Y al culminar el año futbolístico, podría haber dos trofeos más de la Liga de Campeones en las vitrinas de Stamford Bridge. Chelsea es el primer club en la historia cuyo equipo masculino y femenino llegan a la final del torneo en la misma edición.

Tras el 1-1 en la capital española Tuchel no buscó aprovechar la ventaja que suponía el gol de visitante, e hizo un planteamiento ofensivo desde el comienzo. En contraste, el Madrid careció de vocación y eficacia adelante, sin aporte de un Eden Hazard extraviado en lo que fue alguna vez su casa.

Y los Blues evidenciaron la falta de ritmo de Sergio Ramos, el defensa madridista que volvió tras una ausencia de dos meses por lesión.

Con todo, Karim Benzema tuvo la primera oportunidad clara, conjurada por el arquero Edouard Mendy, antes del tanto de Werner.

Ni siquiera una campaña aciaga de debut con el Chelsea impidió que el alemán fallara una oportunidad inmejorable. Kai Havertz bombeó un balón por encima de Thibaut Courtois, exarquero del equipo inglés.

El esférico impactó el travesaño y quedó a merced de Werner, quien definió sereno y sin marca a los 28 minutos. Fue apenas su cuarto tanto desde noviembre.

Los locales dilapidaron múltiples oportunidades de ampliar un marcador que pudo ser más abultado. Havertz estrelló un remate de cabeza contra el larguero. Courtois le atajó luego un disparo rasante.

Y parecía que esos yerros costarían caros. Después de todo, el Madrid seguía necesitando un gol para obligar a la prórroga.

“¡Sigan presionando, chicos!”, arengó Tuchel desde el banco.

Lo hicieron y tuvieron el premio a los 85 minutos. Christian Pulisic y N’Golo Kante realizaron una estupenda combinación. El estadounidense mostró nervios de acero para dar una asistencia a Mount, quien hizo el 2-0.

“Estoy muy orgulloso de mis jugadores pero no fue posible.”, reconoció el técnico del conjunto merengue Zinedine Zidane. “Jugamos contra un equipo que fue mejor”.

Ahora, la única esperanza de coronación de Zidane consiste en borrar la ventaja de dos puntos que ostenta el Atlético de Madrid en La Liga española. Se esfumó la posibilidad de aumentar la cosecha de tres títulos de la Liga de Campeones que obtuvo de 2016 a 18.

“Estoy orgulloso de lo que hicimos en esta Champions y ahora toca descansar y pensar en La Liga. No estamos contentos tras ser eliminados, los jugadores están tocados al perder una semifinales”, añadió Zidane. “Hoy es un momento duro, pero mañana entrenaremos y prepararemos el próximo partido para intentar ganar La Liga”.

Londres / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo