Venezuela

Congestionado canal humanitario

Ciudadanos con doble nacionalidad se trasladan al vecino país para ser vacunados / Foto: Jonathan Maldonado / La Nación

La semana flexible en la frontera inició con largas filas de ciudadanos, a la altura de la avenida Venezuela, en San Antonio del Táchira, para hacer uso del canal humanitario, reportó La Nación.

El canal habilitado desde hace ya 13 meses en el puente internacional Simón Bolívar, para pacientes crónicos y con otras patologías, y que ahora incluye a los ciudadanos que requieran vacunarse contra la covid-19, ha estado algo congestionado.

Tanto el lunes como el martes, el escenario ha sido similar: las colas no solo se han registrado en la avenida, sino también en la plaza La Confraternidad, una vez se pasa la Aduana Principal, y en plena mitad del tramo binacional.

En la primera cola, situada en la arteria vial mencionada, cerca de la pared metálica, había un uniformado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), dando entrada a los ciudadanos por grupos, de cuatro o cinco personas.

De ahí, la gente pasa a la plaza La Confraternidad. En ese punto hay un puesto de la GNB, donde a las personas se les revisa el récipe médico o muestran la cédula colombiana, en caso de vacuna contra el virus y, de esta manera, son anotadas en una lista y se les da un número, que la persona debe memorizarlo para darlo al momento de retornar.

Ya en la mitad del puente se forma otra cola, donde los ciudadanos son atendidos, pero en este caso por las autoridades colombianas, quienes le toman una foto para llevar el control de los que entran al vecino país.

En total, son tres colas las que deben hacer los ciudadanos en el canal humanitario. En este sentido, instan a las autoridades, de ambas naciones, a agilizar el proceso para que se eviten los retrasos, que pueden sobrepasar las dos horas.

“Vengo a vacunarme”

Josefina Rojas, de 70 años, iba con un sillero y su acompañante, dispuesta a a cruzar el tramo binacional. “Voy a ponerme la segunda dosis”, resaltó la septuagenaria al equipo reporteril de La Nación.

La dama, por su condición, no tuvo que hacer la cola. El uniformado le permitió el paso, mientras los ciudadanos de la fila iban avanzando a medida que la cola en la plaza también corría.

“La vacunación ha sido rápida”, dijo entretanto Nelcy Parada, de 72 años, quien también iba a aplicarse la segunda dosis en la hermana república, específicamente en Villa del Rosario.

Todos estaban con su tapaboca. Las distancias entre personas trataban de cumplirlas. “Yo me retrasé algo con la segunda dosis porque estaba enferma”, apuntó Parada.

Este martes, algunos caminos verdes, cuyos puentes improvisados ya estaban restablecidos, se encontraban activos, mientras el río Táchira presentaba un nivel moderado en su corriente.

San Antonio del Táchira / Jonathan Maldonado / La Nación

Share This:

Comentarios

  canal-humanitario   congestionado   venezuela   




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo