Deportes

Crece frustración en Japón; gobierno firme en los Olímpicos

Primer Ministro de Japón Yoshihide Suga en una renunión. Foto: AP

Un anuncio a plana completa en un periódico advierte que algunos japoneses “morirán por la política”, debido a que el gobierno los está obligando a capotear la pandemia sin vacunas.

Más de 300.000 personas firmaron una petición pidiendo la cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio, y una estrella de la natación ha sido presionada para que se retire de la justa.

El primer ministro Yoshihide Suga ha provocado enojo y confusión al repetir su promesa ante unos escépticos legisladores. Afirma que los Juegos Olímpicos se realizarán de manera segura incluso cuando algunos hospitales tienen dificultades para asignar camas a los enfermos y luego que se extendió el estado de emergencia a más zonas en Japón.

Sólo el 1% de la población está inmunizada, incluso cuando millones de vacunas siguen en congeladores sin utilizar. Arrecia la frustración después de que Suga le pidió a la población que resista más medidas de emergencia al mismo tiempo que se redobla la planificación para los costosos Olímpicos, que deben iniciar en dos meses.

El mes pasado, Suga declaró un tercer estado de emergencia para Osaka, que es el centro de la reciente oleada de COVID-19, así como Tokio y otras dos áreas. Se extendió el estado de emergencia hasta el 31 de mayo.

El miércoles se agregaron otras dos zonas, Aichi en el centro y Fukuoka, al sur.

“Sin vacuna, sin medicamento. ¿Debemos pelear con lanzas de bambú? Moriremos por la política si las cosas no cambian”, advierte el anuncio, que tenía la imagen del símbolo rojo del coronavirus sobrepuesto en una imagen de la Segunda Guerra Mundial, de niños japoneses practicando con palos en forma de espadas conocidas como “naginata”.

El anuncio de la publicación de Tokio, Takarajimasha, conocida por pronunciarse de forma explícita sobre temas políticos y sociales, pidió al público exigir que el gobierno ponga fin a las mal concebidas medidas de coronavirus.

“Nos han engañado. ¿Para qué sirvió el último año?”, dice.

La publicación asegura que muchos japoneses han enfrentado problemas médicos y financieros debido al poco apoyo del gobierno. Comparó la situación con la vivida casi al final de la guerra en Japón cuando el gobierno pidió a la población pelear con palos.

El anuncio causó agitación en redes sociales. Pero también hubo interés en una sesión del parlamento en donde legisladores opositores interrogaron a Suga sobre cómo podría garantizar unos Juegos Olímpicos seguros durante el estado de emergencia.

Suga evitó responder directamente y dijo más de una docena de veces que estaba comprometido con realizar los Juegos de manera segura y protegiendo la vida y salud de las personas.

Videos de las declaraciones de Suga en la sesión parlamentaria recibieron amplia difusión en las redes sociales, recibiendo comentarios como “el primer ministro está abatido”.

Suga y su gobierno ha sido criticado por ser lento y laxo en las medidas contra el virus. Aunque las cifras de casos y decesos en Japón han estado por debajo a los de Estados Unidos y Europa sin confinamientos y otras restricciones, los resultados están por detrás de otros países de Asia.

Japón también se ha rezagado en las vacunas. Aunque las autoridades lo atribuyen a una escasez de los insumos que se importan de Europa, la campaña de vacunación ha sido lento por falta de persona. Alrededor de 7,6 millones de dosis, o más de la mitad de las dosis recibidas, permanecen en congeladores, sin usarse.

Seiko Hashimoto, la presidente del comité organizador de los Juegos, dijo el miércoles que los deportistas japoneses que competirán en las justas posiblemente serán vacunados antes de la inauguración, el 23 de julio.

“En el caso de Japón, la vacunación de la ciudadanía no va muy bien”, reconoció Hashimoto. “No ha habido mucho progreso. Como está la situación — atletas recibiendo un trato especial — esto genera descontento entre los ciudadanos hacia los Juegos”.

El rechazo popular incluso apuntó a Rikako Ikee, la estrella japonesa de la natación que se clasificó a las justas tras recuperarse de leucemia. Ikee tuiteó recientemente haber recibido mensajes que le “partieron el corazón” al pedirle que renuncie a competir en Tokio.

También ha circulado una petición online para que se cancelen los Juegos, recabando más de 300.000 firmas. Se le reclama al gobierno que el dinero se gaste en la población que necesita ayuda financiera por la pandemia.

Tokio / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo