Deportes

¿Se queda o se va Messi? La gran incógnita del Barcelona

Messi aún no ha dicho nada sobre su futuro en el Barcelona / Foto: AP

Con el Barcelona sin opciones de atrapar el título de la Liga española, Lionel Messi tiene que tomar un decisión trascendental.

¿Decidirá culminar su carrera en el club donde se erigió como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos?

¿O será que los reiterados fiascos recientes del Barça al pugnar por los trofeos más codiciados acaben por convencer al crack argentino de ir a buscarlos en París o Manchester?.

Los azulgranas quedaron fuera de carrera en la Liga tras sufrir un desmoralizadora derrota el domingo en el Camp Nou. El Celta de Vigo remontó el gol inicial de Messi y se impuso 2-1.

El pasado verano, Messi soltó una bomba cuando expresó su deseo de irse tras una campaña sin títulos y que acabó con un humillante 8-2 frente al Bayern Múnich en la Liga de Campeones.

Mes y medio de reflexión

Cuando el club se negó a dejarle partir, Messi dijo que se concentraría en esta temporada. Dejó la decisión definitiva sobre su futuro tras el 30 de junio, cuando expira su actual vínculo contractual.

Desde entonces, Joan Laporta ganó unas elecciones por segunda vez para asumir como presidente del club. Laporta estuvo al mando cuando Messi apenas despuntaba y mantiene una buena sintonía con el jugador y su familia. Pero Messi no ha dicho nada sobre su futuro.

“Esperemos que no”, replicó el técnico azulgrana Ronald Koeman cuando se le preguntó el domingo si Messi había disputado su último partido en el Camp Nou — un estadio sin público debido a la pandemia de coronavirus.

“Todavía es el mejor del mundo y también ha demostrado hoy que es imposible jugar sin él”, dijo Koeman. “Ha marcado 30 goles en la Liga y nos ha dado muchos puntos”.

“Es una pregunta para Leo. Por mi parte y del club, esperemos que siga con nosotros. Porque si no está Leo, tenemos duda de quién hará los goles”, añadió.

En el misma noche que el equipo femenino del Barcelona se consagraba por primera vez en la Liga de Campeones tras vapulear 4-0 a Chelsea, el conjunto masculino se desmoronó otra vez con sus despistes defensivos y falta de acierto ante el arco rival.

Messi, con 33 años encima, estiró a 672 su récord goleador en el club con uno cabeza para abrir el marcador en la primera parte. Pero como fue constante en las últimas semanas, la defensa capituló. Santi Mina empató para el Celta antes del descanso con un remate en el que el arquero Marc-Andre ter Stegen pudo haber hecho algo más. Mina puso cifras definitivas a los 88, luego que el zaguero Clément Lenglet había sido expulsado por acumulación de tarjetas.

El derrumbe en el último tramo de la temporada podría haber comprometido la continuidad del técnico holandés, abriéndose el compás para la llegada de Xavi Hernández — patrón del mediocampo azulgrana cuando Messi entró en escena.

Barcelona / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo