Coronavirus

Pfizer-BioNTech prometieron 2B de dosis para las naciones de ingresos bajos

Las campañas de vacunación continúan avanzando en el mundo occidental / Foto: AP

La compañía farmacéutica estadounidense Pfizer y la empresa alemana BioNTech se comprometieron el viernes a entregar 2 mil millones de dosis de su vacuna Covid-19 a países de ingresos medios y bajos durante los próximos 18 meses. Ello ocurre en medio de llamados internacionales para una mayor solidaridad con la inmunización.

Las empresas, que en conjunto desarrollaron la primera vacuna autorizada para su uso en Estados Unidos y Europa, hicieron el anuncio en una cumbre mundial de salud en Roma organizada conjuntamente por el brazo ejecutivo de la Unión Europea e Italia.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, dijo que esperan proporcionar mil millones de las dosis este año y otros mil millones en 2022.

No estaba claro si las entregas se realizarían a través del programa COVAX respaldado por la ONU, que tiene como objetivo garantizar el acceso equitativo a las inyecciones de Covid-19 para los países de ingresos bajos y medianos, o si los países obtendrían las dosis a un precio reducido directamente de las compañías.

Bourla manifestó que su compañía adoptó el año pasado una política de precios de tres niveles que garantiza que los países de bajos ingresos obtengan las oportunidades al costo y que los países de ingresos medios paguen aproximadamente la mitad del precio que cobran las naciones más ricas.

A principios de esta semana, el esfuerzo de COVAX sufrió un gran revés cuando su mayor proveedor, el Serum Institute of India, anunció que probablemente no exportaría más vacunas hasta fin de año debido a la crisis de Covid-19 en el subcontinente.

A medida que las campañas de vacunación continúan avanzando en el mundo occidental, los países más pobres luchan por adquirir suministros. El Consejo de Seguridad de la ONU expresó su preocupación esta semana por la pequeña cantidad de dosis que han llegado a África.

La semana pasada, el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, instó a los países ricos a donar sus vacunas antes de inmunizar a las poblaciones más jóvenes, incluidos los niños. Los expertos advierten que permitir que el virus se propague sin control en cualquier parte del mundo podría conducir a la aparición de variantes potencialmente peligrosas.

Durante la cumbre mundial de salud del viernes en Roma, el primer ministro italiano Mario Draghi precisó que se han administrado casi 1.500 millones de dosis de vacunas en más de 180 países en todo el mundo. Sin embargo, solo el 0,3% se encontraba en países de bajos ingresos, mientras que los países más ricos administraban alrededor del 85%.

“Las diferencias en las tasas de vacunación son asombrosas”, expresó Draghi en el evento, que atrajo a representantes del Grupo de los 20 países industriales y de mercados emergentes, así como a los jefes de organizaciones internacionales. 

“Estas disparidades no solo son inaceptables, también son una amenaza, mientras el virus continúe circulando libremente por el mundo, puede mutar peligrosamente y socavar incluso la campaña de vacunación más exitosa”.

Roma / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo