Locales

Las lluvias son un dolor de cabeza para los habitantes de Los Vidriales

La obstrucción del drenaje provoca que el agua de lluvia se mezcle con las cloacas y cubran algunas calles/ Fotos: Javier Guaipo

Mientras que para una parte de la población anzoatiguense la época de lluvia representa algo positivo, para los habitantes de la urbanización Los Vidriales, ubicada en el sector Tronconal II de Barcelona, es todo lo contrario, al punto de considerarla un dolor de cabeza.

Y no es para menos, si se toman en cuenta los episodios de inundaciones que ha vivido la comunidad en reiteradas oportunidades, donde han perdido pertenencias como colchones, muebles, electrodomésticos y demás.

Según Luis González, quién lleva 20 años residenciado en Los Vidriales-Este, existen dos motivos principales por los que el vecindario suele llenarse de agua cuando hay fuertes precipitaciones.

El primer problema es de construcción, pues la urbanización está ligeramente por debajo del nivel de la avenida principal de Tronconal II. Esto provoca que al llover, todo el líquido se desplace hacia abajo perjudicándolos.

En segundo lugar, su sistema de drenaje y alcantarillado es defectuoso debido a que dependen de un arroyo, situado en el vecino sector El Esfuerzo, que no ha sido limpiado a profundidad desde hace mucho tiempo. De hecho, actualmente los canales por donde corren las aguas servidas están colapsados y esto ha provocado que algunas calles de Los Vidriales-Oeste estén totalmente cubiertas de cloacas.

Aunado a esto, tienen una especie de laguna en la entrada del conjunto residencial que cuando llueve con fuerza se llena y comienza a desbordar, convirtiéndose en  una causa más de las anegaciones.

Huecos en el pavimento
Otro de los inconvenientes que padecen en la urbanización es que en la Calle 6 del sector Este hay hasta cuatro huecos en el pavimento, producto de unos trabajos de reparación de tubería que realizó la alcaldía del municipio Simón Bolívar.

“Ya van para tres meses esos baches ahí y todavía no los han sellado. Primero los habían dejado porque faltaba una abrazadera para cada uno de los tubos de aguas blancas que estaban rotos. Se consiguieron las piezas, las colocaron y de todos modos dejaron eso así que se ve feo e impide la circulación de los carros por esa vía”, señaló Elide Arrieta.

Otro de los vecinos argumentó que al menos uno de los agujeros permanecía igual porque al poco tiempo de reparar la falla, esta reapareció y con más fuerza.

“El líquido se botaba bastante y como el hueco es grande, los niños lo utilizaban de piscina y dañaron más el tubo”, explicó Manuel Salazar.

Oscuridad
El alumbrado público también forma parte de los servicios que aquejan a la comunidad, pues los vecinos aseguran que de noche todo el lugar queda bastante oscuro y solo hay claridad en las casas que tienen bombillos en sus fachadas.

Sin embargo, contaron que algunos de los habitantes han acordado hacer recolectas para adquirir lámparas y mandarlas a colocar en los postes de las calles principales para combatir esta situación y dar menos margen de maniobra a la delincuencia.

Barcelona/ Javier A. Guaipo

La obstrucción del drenaje provoca que el agua de lluvia se mezcle con las cloacas y cubran algunas calles/ Foto: Javier Guaipo

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo