Reportajes

A través del río Bravo, los venezolanos también buscan el “sueño americano”

Cruzar el río Bravo desde México hacia Estados Unidos es una odisea para los migrantes venezolanos / Foto: Twitter Jorge Ventura

La crisis migratoria venezolana se ha extendido por todo el mundo. En un principio, Sudamérica era el destino que escogían los ciudadanos procedentes de la patria de Simón Bolívar para tratar de recomenzar una nueva vida, lejos de las carencias que, a su juicio, trajo consigo el llamado socialismo del siglo XXI. Ahora, en los días actuales, muchos buscan adentrarse en aventuras más riesgosas, con la esperanza de ser acogidos por países más desarrollados.

Viajar en avión, cruzar trochas y caminar largos tramos carreteros siguen siendo las alternativas que miles de ciudadanos utilizan para salir de Venezuela. Pero existe otra modalidad que, aunque no es nueva, está ganando auge entre los criollos: cruzar el río Bravo desde México hacia Estados Unidos (EE.UU.). Esta acción resulta una verdadera odisea para llegar a la nación norteamericana en busca del “sueño americano”.

Migrantes venezolanos arriesgan sus vidas cruzando el río Bravo, rumbo hacia EE.UU.

A través de su cuenta de Twitter, el periodista Jorge Ventura informó que entre octubre de 2019 y marzo de 2021, la patrulla fronteriza encontró en esta zona a más de 68.000 latinoamericanos. Según cuenta en un reportaje titulado “Contrabandistas de personas trafican migrantes venezolanos en el sector Del Río”, para la web Daily Caller, la mayoría de los viajeros son de El Salvador, Nicaragua, Guatemala y Venezuela.

“El martes (25 de mayo),  agentes del estado de Texas se encontraron con un grupo de más de 90 migrantes que cruzaban el Río Grande y que se entregaban a oficiales de la patrulla fronteriza. Se puede ver a los migrantes tomados de la mano y llevando sus pertenencias mientras caminan por el río. A medida que los migrantes se acercan a la tierra de Texas, los policías estatales ayudan a las madres con sus bebés y niños pequeños”, relata el reportero.

Pero, ¿cómo llegan hasta ahí? De acuerdo con el portal web de CNN en Español, expertos en migración creen que muchas personas recurren a los denominados “coyotes” durante, al menos, una parte de su viaje. Sin embargo, no existen datos suficientes para determinar la cantidad de ciudadanos que acuden a la ayuda de éstos para poder llegar hasta el cauce, que del lado mexicano es conocido como río Bravo y del lado estadounidense como río Grande.

El medio de comunicación refiere que las mafias que operan en estos territorios ofrecen un itinerario que puede abarcar desde servicio de taxis de una ciudad a otra, hasta un  paquete con “todo incluido” de principio a fin. El monto a pagar sólo por cruzar la frontera con la ayuda de un traficante, ronda los 2.000 dólares, pero  ello no es una garantía de que la persona que cancela pueda quedarse en suelo norteamericano tras ser recibido por las autoridades.

Testimonios

“Por un mejor futuro”. Esa fue la respuesta que obtuvo la periodista de El Venezolano TV, María Gabriela Rondón, durante una cobertura especial en el río Grande, al preguntar a una familia de migrantes venezolanos sobre las razones por las cuales decidió emprender esta travesía, que para quienes son de un país que por décadas recibió a millones de extranjeros, hace años hubiese sido algo “impensable”. El relato de algunos está basado sobre el recorrido hecho.

“Soy de Maracaibo, Venezuela. Tengo cuatro días en esta travesía. Vine solo. Dejé a mi familia muy triste en Venezuela, a mis hijos botados”, dijo un inmigrante que no fue identificado en el video. Asimismo, reveló que llegó a EE.UU. por “personas de México, que incluso no conocí, ni nada. Sólo me decían: llégate a un lado con un nombre, llegaba a ese lado con un nombre y me pasaban con otra persona y otra persona y así. Conocí mucha gente, no fue uno en específico”, expresó.

Para Yusmaira Gómez, otras de las entrevistadas, la situación no es diferente. Manifestó que espera un cambio y calidad de vida tras encontrarse en el país que su gobierno considera “capitalista”. Señaló que su trajín comenzó al viajar de Cancún a Monterrey y de Monterrey hasta la frontera. “Lo más fuerte de todo fue el río. Había personas a las que se las estaba llevando la corriente. De hecho, tuve que soltar un bolso para poder agarrar a una señora mayor”, comentó.

Abordada por el medio de comunicación, Katiuska Rodríguez, presidenta de la Fundación Nacidos del Pavimento, informó que la cifra diaria de migrantes venezolanos que cruzan este tipo de áreas se ubica entre 50 y 100. Sugirió a los ciudadanos buscar una representación legal o abogados probonos, pues muchos se encuentran actualmente en un limbo migratorio, por no haberse informado antes elegir este camino.

Rumbo incierto

En entrevista con el periodista Sergio Novelli, el pasado 12 de mayo, a través del canal VPI TV, el abogado en inmigración Guillermo Nolivos explicó que, en teoría, quienes cruzan el río Bravo son detenidos por las patrullas fronterizas. Aseguró que la aceptación de los individuos en territorio norteamericano depende de lo que aleguen a la hora de entrar. También sostuvo que más que recibir un Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), optarían por un asilo político que, según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), ha sido solicitado por más de 129 mil venezolanos.

“Si estas personas están buscando protección, entonces el gobierno de Estados Unidos debería  iniciar un procedimiento de determinación de algo que se llama miedo creíble, y ver si estas personas, en verdad, tienen alguna razón por la cual no pueden regresar a sus países. Si el gobierno determina que hay un miedo real, entonces son procesadas para oír su caso de asilo”, expresó. Aclaró que las medidas de protección sólo aplican para quienes ya se encontraban en Estados Unidos.

En marzo de este año, el gobierno de Joe Biden aprobó el TPS a ciudadanos venezolanos. Esta medida brindaría amparo a aquellos que demuestren que su estadía en el país data de antes del 8 de marzo de 2021; es decir, que quienes hayan ingresado después de la fecha establecida no disfrutarán del beneficio.

Por otro lado, citada por El Diario de Nueva York, la oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (Uscis, por sus siglas en inglés) alertó a los migrantes sobre gestiones falsas  a cambio del pago de grandes sumas de dinero.

El anuncio del organismo refleja que no todo es color de rosa para aquellos que aspiran a quedarse en EE.UU, ya que para obtener un TPS  deben cumplir con los requisitos de elegibilidad. Además, la Uscis estima que aproximadamente 400.000 venezolanos podrían optar por el TPS, pero el resto (sobre todo los que ingresaron fuera del plazo estipulado) serían procesados y devueltos a su país.

La agencia de noticias EFE reseñó en una nota que, en abril, las autoridades interceptaron a un total de 6.159  venezolanos que atravesaron de forma irregular la frontera desde México, un aumento exorbitante en comparación a los 36 que pasaron el año pasado. Hasta el 19 de mayo, unos 38 mil ciudadanos provenientes de la nación caribeña habían solicitado el TPS.

Es viral

Las imágenes de personas cruzando el río Bravo se han vuelto tendencia a través de las redes sociales en las últimas semanas. Sin embargo, una en particular llamó la atención. Irma, una anciana de alrededor de 80 años de edad y originaria del estado Zulia, causó conmoción al ser cargada, en medio del río Bravo, por un joven, también venezolano, quien la ayudó a completar el recorrido.

La imagen de un joven cargando a una anciana se viralizó a través de las redes sociales

La crisis

El poco poder adquisitivo, la escasez de medicamentos y la falta de oportunidades son algunos de los problemas que los migrantes venezolanos exponen al pisar suelo estadounidense, donde para conseguir asilo deben convencer a las autoridades de que sus vidas corrían peligro en su país de origen. De no demostrarlo, pueden ser deportados.

800 mil Venezolanos han pedido asilo a nivel mundial, según indica la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en su página web. Estados Unidos, con más de 129.331 solicitudes, es el segundo país con más migrantes venezolanos postulados para obtener esa condición. El cruce de ciudadanos procedentes de Venezuela a través del río Bravo, podría incrementar esta cifra, actualizada por última vez en diciembre de 2020.

Texas / Redacción Mundo

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo