Mundo

Israel: Opositores logran acuerdo para coalición de gobierno

El líder opositor israelí Yair Lapid escucha una pregunta durante una conferencia de prensa / Foto: AP

Opositores del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu anunciaron el miércoles un acuerdo para formar una nueva coalición gobernante, abriendo la puerta para la salida del mandatario después de más de una década en el cargo.

El anuncio del líder opositor Yair Lapid y su principal aliado, Naftali Bennett, se dio a conocer minutos antes de que venciera un plazo a la medianoche y evitó que el país se viera obligado a celebrar su quinto proceso electoral en poco más de dos años.

“Este gobierno trabajará para todos los ciudadanos de Israel, por aquellos que votaron en favor y por los que no. Hará todo por unir a la sociedad israelí”, aseguró Lapid.

El acuerdo aún requiere de la aprobación del Knesset, o Parlamento, en una votación que se prevé se lleve a cabo a principios de la próxima semana. De ser aprobado, Lapid y su diversa gama de aliados pondrán fin a 12 años del gobierno divisivo de Netanyahu.

Se prevé que Netanyahu —desesperado por mantenerse en el cargo mientras disputa cargos de corrupción en su contra— haga todo lo posible en los próximos días para evitar que la nueva coalición llegue al poder. Si no tiene éxito, será empujado a la oposición.

El acuerdo se produjo en un momento tumultuoso para Israel, que peleó una guerra de 11 días contra los milicianos de Hamas en la Franja de Gaza el mes pasado y que ha registrado disturbios violentos entre judíos y árabes en ciudades de todo el país. La nación también está emergiendo de una crisis por el coronavirus que causó fuertes daños económicos y puso de manifiesto las tensiones entre la mayoría laica y la minoría ultraortodoxa.

De acuerdo con el pacto, Lapid y Bennett se dividirán las funciones de primer ministro en una rotación. Bennett, antiguo aliado de Netanyahu, ocupará el cargo los primeros dos años, y Lapid los últimos dos, aunque no es seguro que su frágil coalición dure tanto tiempo.

El acuerdo histórico también incluye a un pequeño partido islamista, la Lista Árabe Unida, que se convertiría en el primer partido árabe en la historia en ser parte de una coalición gobernante.

Se prevé que en los próximos días Netanyahu siga presionando a los políticos de línea dura de la coalición emergente para que deserten y se unan a sus aliados religiosos y nacionalistas. El presidente del Knesset, Yariv Levin, quien es miembro del partido Likud, al que pertenece Netanyahu, también podría utilizar su influencia para postergar el necesario voto parlamentario. De momento no había comentarios por parte de Netanyahu ni de Likud.

Lapid pidió a Levin que convoque al Knesset para realizar la votación tan pronto como sea posible.

Jerusalén / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo