Venezuela

Médicos advierten que actual plan de vacunación solo cubrirá a 8 millones de personas

Personas de la tercera edad tuvieron prioridad en selección aleatoria para la vacunación por el Sistema Patria / Fotos: Cortesía

El inicio de la fase de vacunación masiva en el país, el pasado fin de semana, despertó las expectativas de gran parte de la población que esperaba el anuncio desde hace dos meses, cuando una segunda oleada de casos de Covid-19 disparó las alarmas sanitarias.

Los picos de muertes llegaron a alcanzar las 20 diarias, –según los reportes oficiales- duplicando los registros más altos del año pasado, mientras los inmunizantes entraban a cuentagotas por Maiquetía. En medio de los reclamos de los ciudadanos y del gremio médico, el Gobierno informó, el 23 de mayo, sobre la llegada de 1 millón 300 mil dosis de fármacos chinos y prometió más cargamentos para las próximas semanas.

Desde el mes de febrero han ingresado al país 2 millones 730 mil dosis de vacunas -930 mil de la rusa Sputnik V y 1 millón 800 mil de la asiática Sinopharm. El último lote de 500 mil de Sputnik V fue anunciado recientemente.

Con esta cantidad de inmunizantes asegurada, el Ejecutivo dio luz verde a un despliegue logístico, que incluyó la activación de 27 puntos de vacunación en 22 entidades del país, el pasado sábado 29 y domingo 30 de mayo. Es una cifra que se prevé aumentar a 77 puntos esta semana.

El ministro para la Salud, Carlos Alvarado, adelantó que cada uno de los centros tendrá capacidad para atender entre 600 y 1 mil personas diarias.

Aclaró que ya se han administrado poco más de un millón de vacunas -es decir, se han inmunizado más de medio millón de venezolanos, si se toma en cuenta que se requieren dos dosis por persona. Puesto que la meta del Gobierno es vacunar a 21 millones de personas para fin de año -70% de la población-, se necesita administrar 6 millones de dosis por mes, una meta que, de acuerdo con la opinión de especialistas consultados por El Tiempo, parece difícil de alcanzar.

Poca eficiencia

El médico infectólogo y exministro de Salud, José Félix Oletta, considera que el plan anunciado por la administración de Nicolás Maduro resulta a todas luces improvisado y ha sido escasamente divulgado.

Para Oletta la cantidad de 77 centros es insuficiente. Si se toma en cuenta que el tope de atención es de 1 mil personas diarias, el total de puntos previstos hasta el momento podrían recibir a 2 millones 156 mil personas mensuales. Esto implica que para fin de año sólo lograría administrarse un máximo de 16 millones de dosis – es decir, en el mejor de los casos, se conseguiría vacunar completamente a 8 millones de personas.

“Bajo esos parámetros resulta inviable. En primer lugar la meta a vacunar a 70% de la población -21 millones de personas- , no está ajustada a la población real, ni toma en cuenta la migración forzada de 5,5 millones de personas. Ajustando la meta, se calcula que se requieren al menos 32 millones de inmunizaciones, a dos dosis por persona, por lo cual se tendrían que administrar aproximadamente 1 millón de dosis por semanas”.

Agregó que la gestión de las inmunizaciones, hasta la fecha, no permite avizorar que un plan masivo resulte eficiente, en los términos que han sido anunciados. “En tres meses y medio se han administrado unas 350 mil dosis, eso indica una pobre gestión de vacunación con 20 mil dosis por semanas. Lo cierto es que no hay un plan de vacunación nacional para el Covid-19 oficialmente publicado y por lo tanto verificable y auditable”.

El especialista en el tema de inmunización, Alejandro Crespo Freytes, tampoco es optimista sobre la velocidad requerida de inmunización.

El domingo 30 se anunció el arribo de 500 mil nuevas dosis de Sputnik V

“Por ejemplo, en Aragua anuncian cuatro centros de vacunación contra el Covid-19 para cubrir los 18 municipios. El gobernador Rodolfo Marcos Torres dice que la meta son 1,3 millones de vacunas en siete meses y Aragua tiene 2,5 millones de habitantes Cada uno necesita dos dosis (por lo cual serían 5 millones de dosis). Si acaso cumplen, lograrán abarcar sólo 26% de la población. No 70% (…) Si tomamos en cuenta que se necesitan 46 millones de dosis, según cifras del Gobierno –para 23 millones de personas- a fin de lograr la inmunidad de rebaño, hay que aumentar muchísimo más la velocidad con la que llegan las vacunas al país”.

El pasado domingo, el presidente Nicolás Maduro ordenó al Ministerio de Salud multiplicar por 10 la cantidad de centros de vacunación para lograr inmunizar al pueblo venezolano en el menor tiempo posible.

Lineamientos para vacunarse

Otro de los puntos cuestionados por los especialistas ha sido el uso de la plataforma Patria para convocar a la población. Como lo anunció el Ejecutivo, los ciudadanos deberán inscribirse preferiblemente en el portal patria.org.ve, y sólo con su cédula y un número telefónico –si no es necesario el carnet de la patria-, ya se puede optar a la asignación de una cita para ser vacunado en alguno de los 77 recintos.

Las personas que no quieran acceder a la plataforma Patria podrán ingresar a un listado alterno en la página web del Ministerio para la Salud y anotar sus datos.

El titular de la cartera asistencial indicó que una vez se reciba la información –a través de una encuesta-, el sistema realizará una selección aleatoria, dando prioridad, en una primera fase, a los grupos de riesgo: mayores de 60 años, menores de 60 años con enfermedades crónicas y personas que trabajen en la calle.

Lento proceso
Ruty Hernández, una enfermera de 43 años que trabaja en un ambulatorio y en un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) en la ciudad de Los Teques, estado Miranda, dijo que ve “lento” el proceso de vacunación en el país. “Todavía faltan muchas personas. Eso no debería ser así, sino más rápido. A una compañera de 42 años y su mamá, de la tercera edad, les dio Covid-19 y fallecieron hace dos meses. No habían sido vacunadas. Pienso que si a lo mejor las hubieran vacunado estarían vivas”.

Hernández recibió, entre febrero y marzo de 2021, las dos dosis de la Sputnik V, para lo cual acudió al hospital Victorino Santaella en Los Teques.

También denunció que en los centros de salud donde trabaja ha habido escasez de medicamentos y de equipos de bioseguridad para el personal. “No tenemos nada de pastillas supuestamente porque no llegan. Ni siquiera tenemos antibióticos. Lamentablemente aquí nosotros los enfermeros venezolanos no manejamos la parte de medicamentos, sino los cubanos. Llegan por la farmacia cubana. A veces hay y a veces no, y cuando hay, es a beneficio de ellos y no de los pacientes ni de uno. Y el Estado venezolano no nos suministra tapabocas ni nada de eso”.

Estos sectores ya son contactados a través de un mensaje de texto enviado al celular, por lo cual queda descartado que la persona acuda por iniciativa propia a los puntos de vacunación.

María Rivas -nombre utilizado para proteger su identidad-, de 72 años, fue una de las privilegiadas en lograr el beneficio de ser vacunada semanas atrás a través del “sorteo” realizado por el sistema Patria.

“Yo participo en las actividades que se desarrollan en las comunidades y estoy siempre atenta a los lineamiento de nuestro Presidente. Es por ello que seguí las instrucciones de la responsable estadal del carnet de la patria para poder acceder al beneficio de la vacunación”, relató a El Tiempo.

Detalló que en una comunicación, que únicamente manejan los jefes de comunidad adscritos a los movimientos sociales del Gobierno, se instruyó a los adultos mayores para actualizar sus datos dentro de la plataforma Patria y acceder al módulo del Congreso Bicentenario de los Pueblos.

“Mi nieto se metió en la página y puso que yo quería pertenecer al Congreso Bicentenario como adulto mayor. Luego actualizó mi teléfono y datos personales. Nos dijeron que si no hacíamos esos pasos, entonces no iba a ser vacunada”.

Rivas reveló que luego de realizar el proceso, en una semana recibió un mensaje de texto en el cual le informaban que había sido “sorteada” para recibir esa inmunización.

“Me sentí súper feliz de haber recibido ese mensaje. Yo sé que esta es una labor de nuestro presidente Maduro. Siempre está pendiente de nuestras necesidades”.

En ese mensaje se le asignó la fecha y el lugar donde se le aplicaría la primera y segunda dosis de la Sputnik V.

“Me tocó la vacuna rusa y tuve que ir al Hospital General Guarenas-Guatire para que me la pusieran. Realmente fue algo muy rápido”, expresó.

Con y sin sistema Patria

La dirigente opositora Delsa Solorzano denunció que al imponer el registro en la plataforma Patria, el plan de vacunación implementado por el Ejecutivo es discriminatorio.

“¿Cómo calificar a los cómplices del régimen que juegan con la vida y la salud de los venezolanos? Se burlan de nuestros adultos mayores, señalando que solo tienen prioridad para vacunarse los que tienen carnet de la patria”, objetó en sus redes sociales.

Pero no todas las vacunaciones han sido a través del Sistema Patria. El abuelo de Daniela Rodríguez, que tiene 84 años, fue vacunado junto con los otros adultos mayores que viven en la Residencia Médico Sociales La Mano de Dios, ubicada en la urbanización caraqueña Vista Alegre. Fue un operativo realizado por el Estado. No fue obligatorio que las personas de la tercera edad tuviesen carnet de la patria o estuviesen registrados en el sistema.

“Mi abuelo no está inscrito. Las vacunas llegaron por el Seguro Social. Les llevaron las dosis de la rusa Sputnik V y comenzaron a vacunar a los más viejitos y a los que tienen más enfermedades”, dijo Rodríguez.

“Pero todo el proceso de vacunación en el país ha sido realmente lamentable y muy desesperanzador. Es muy triste ver que existe un mercado negro de ventas de vacunas y que haya personal de la salud o personas mayores que todavía no lo han recibido”, agregó.

Por lo pronto habrá que esperar a ver los avances en el plan anunciado por el Gobierno que dependerá de la variedad y del ritmo de llegada de los inmunizantes.

Inmunizantes del Covax llegarán en julio

El presidente Nicolás Maduro anunció que para el mes de julio, en el país se espera recibir más de cinco millones de dosis de vacunas contra el Covid-19 a través del sistema Covax, mecanismo internacional vinculado a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que facilita la entrega de inmunizantes de manera equitativa para las naciones más necesitadas.

Los trámites con el Covax fueron reactivados recientemente luego que en marzo el Ejecutivo prohibiera la entrada de vacunas AstraZéneca que se estimaba que llegaran al país a través de esta vía, y que aparentemente producían trombosis en algunos casos. Asimismo, el Gobierno argumentó que la congelación de bienes y cuentas del país en el extranjero, producto de las sanciones, había impedido realizar los pagos correspondientes al organismo multinacional. Maduro indicó que ya se habían cancelado 120 millones de dólares para la entrega de inmunizantes. “Con mucha estrategia pudimos recuperar dinero bloqueado y se depositó al sistema Covax.

Estamos a la espera de que se cumpla el cronograma de entrega”, señaló.
Se prevé que los fármacos que el país espera sean los elaborados por el laboratorio Johnson&Johnson, los cuales, a diferencia de la vacuna rusa Spuntnik y la china Sinopharm, se aplican en una dosis única y no necesitan refrigeración externa.

El especialista Alejandro Crespo Freytas señaló que hasta el 19 de mayo habían sido entregadas, por el mecanismo Covax, 12 millones de dosis de vacunas contra el Covid en América, y ninguna de ellas en Venezuela.

Caracas / Rafael Arias // Carlos Seijas

Share This:

Comentarios

  salud   vacunas   vacunas-covid-19   




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo