Mundo

Un muerto y seis desaparecidos en colapso de mina de carbón al norte de México

Los esfuerzos se han concentrado en bombear agua fuera de la mina / Foto: Pixabay

El cuerpo de un minero fue encontrado el sábado en una pequeña mina de carbón en un estado fronterizo del norte de México que se inundó y colapsó, dejando a seis mineros desaparecidos. Ha habido quejas durante años sobre las condiciones inseguras en las minas de la zona.

La oficina federal de defensa civil indicó que se había encontrado el cuerpo de un minero y que la búsqueda de los otros seis continuaba en el cinturón carbonífero del estado norteño de Coahuila.

El Departamento de Trabajo de Coahuila manifestó que la mina aparentemente fue golpeada por algún tipo de colapso e inundaciones. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que una presa o estanque de retención se derrumbó, causando la inundación.

Los esfuerzos se han concentrado en bombear agua fuera de la mina. El ejército envió un equipo de 28 miembros que se especializa en buscar víctimas en estructuras colapsadas y estaba utilizando dos perros entrenados en la mina.

La mina, ubicada en el municipio de Muzquiz, parece ser un tipo de pozo de carbón abierto, estrecho y profundo con paredes de tierra empinadas, aunque los medios locales informaron que puede haber túneles o cámaras en el fondo. El área está aproximadamente a 80 millas (130 kilómetros) al suroeste de Eagle Pass, Texas.

Las minas de carbón de la zona han sufrido accidentes mortales en el pasado. Un accidente ocurrido el 19 de febrero de 2006 en la mina Pasta de Conchos en las cercanías de Sabinas, Coahuila, mató a 65 mineros, pero solo se recuperaron dos cuerpos.

Las autoridades mexicanas suspendieron esa búsqueda y cerraron la mina cinco días después del accidente, argumentando que no era segura debido al gas tóxico.

El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro publicó una carta de las familias de los mineros muertos en el desastre de Pasta de Conchos, diciendo que las minas de carbón en el área violaban rutinariamente los códigos de seguridad.

El grupo de familiares ha revisado las condiciones en una gran cantidad de minas desde 2006 e informó que alrededor de 100 mineros han muerto en percances desde el accidente de Pasta de Conchos. En inspecciones mineras recientes, sostuvieron, habían encontrado mineros trabajando con zapatillas sin equipo de seguridad, agua potable o monitores de gas.

“La regla sigue siendo que estas minas operan en condiciones deplorables”, escribió el grupo. “Durante décadas, se ha permitido que las minas operen cumpliendo con las leyes”.

Muchas de las minas de pequeña escala de Coahuila son asombrosamente primitivas; Se utilizan troncos en bruto para apuntalar túneles y los mineros descienden sobre cubos de carbón crudo en cables tirados por motores de automóviles.

El tema es clave para López Obrador, quien ha prometido hacer justicia para las familias de los mineros, al tiempo que aumenta la cantidad de carbón que el gobierno compra para quemar en las centrales eléctricas. La preferencia de López Obrador por combustibles fósiles como fuel oil, diesel y carbón lo ha puesto en desacuerdo con gran parte del resto del mundo.

López Obrador escribió en sus cuentas de redes sociales que las fuerzas federales estaban ayudando en el esfuerzo y dijo: “Esperamos que el rescate sea positivo para los familiares y para todos”.

Ciudad de México / AP

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo