Reportajes

“No acataremos llamado a clases presenciales sin plan de bioseguridad”

Dirigentes sindicales creen que no es viable regresar a las aulas en octubre / Foto: Rafael Salazar

En días recientes, el gobernante Nicolás Maduro aseguró que, “si se cumple el cronograma de vacunas, lograremos ir a clases presenciales en octubre”.

Estas declaraciones encendieron las alarmas en el sector educativo de Anzoátegui, pues según afirman dirigentes del magisterio, no están dadas las condiciones para regresar a las aulas y es muy poco probable que se logre inmunizar a todos los docentes para esa fecha.

“En el estado hay más de 23 mil educadores y el Gobierno sólo ha vacunado a unos 2 mil. Para poder regresar a clases se tiene que garantizar un plan de vacunación para todo el sector educativo”, enfatizó Maira Marín, presidenta del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema) en Anzoátegui.

Según la dirigente gremial, en la entidad oriental se han llevado a cabo apenas tres jornadas de inmunización a nivel del sector educación. “Y lo que han vacunado son autoridades, no docentes activos como tal”, aseguró.

Mayba Flores, secretaria general de Sinvema en Anzoátegui, advirtió que no acatarán el llamado a regresar a las aulas mientras no se garantice un programa de bioseguridad confiable tanto para alumnos como para docentes.

“Cada día se ve el aumento de casos y fallecidos por Covid-19. Además, ya el propio Gobierno informó que llegó la variante india a nuestro país”, acotó.

Condiciones laborales

Aunado al protocolo sanitario que se debe garantizar para volver a las clases presenciales, las autoridades de Sinvema consideran que es necesario que se corrijan las fallas en los servicios de agua y luz en los planteles de la entidad.

“¿Cómo se puede aplicar higiene para prevenir el coronavirus si no hay agua en la mayoría de las instalaciones?”, se preguntó Flores.

Convocatoria
Representantes del magisterio advirtieron que continuarán organizando jornadas de protestas en las calles del estado Anzoátegui para exigir al gobierno de Nicolás Maduro que responda a las peticiones socioeconómicas y laborales presentadas por el sector educativo. Una de las mayores exigencias de los docentes es que les ajusten el sueldo a un monto equivalente al costo de la canasta básica alimentaria. En la actualidad ganan unos $5.

De acuerdo con datos suministrados por el gremio, 92% de las 1.274 instituciones educativas que hay en el estado presentan problemas con la infraestructura. “Hay problemas de agua, luz, botes de aguas negras”, agregó la presidenta del Sinvema, Maira Marín.

Aunado a todo esto, la dirigente recordó que el gobierno de Nicolás Maduro tampoco ha atendido las solicitudes laborales y socioeconómicas que exige el sector desde hace varios meses.

“En lo salarial estamos reclamando un sueldo equivalente a la cesta básica, unos 700 dólares mensuales. No hemos tenido respuesta a esa petición, seguimos sin sistema de salud, sin seguro social. Es inviable regresar a clases si no son mejorados todos estos aspectos”, señaló.

Pese a las declaraciones del mandatario nacional Nicolás Maduro, el ministro de Educación, Eduardo Piñate, explicó que aún están evaluando el hecho de retomar las aulas, pues todo dependerá de cómo avance el plan de vacunación masiva contra el Covid-19 en el país y de que disminuyan los casos de la enfermedad.

“Lo fundamental es garantizar la seguridad de los estudiantes y los docentes”, dijo el funcionario en un programa transmitido en Venezolana de Televisión (VTV).

Padres opinan

Sobre la posibilidad de volver a las clases presenciales en octubre, algunos padres se mostraron a favor de la medida y otros en contra.

Por ejemplo, el ama de casa Nohemí Martínez expresó que, aunque no se ha acabado la pandemia, es necesario que los muchachos vuelvan a clases presenciales porque, a su juicio, de esa forma aprenden más que vía online.

92% de la infraestructura escolar en el estado Anzoátegui está deteriorada, según la presidenta del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema), Maira Marín. Aunado a eso, dijo que la mayoría de los 1.274 planteles que hay en la entidad oriental presentan problemas con los servicios de agua y energía eléctrica. A juicio de Marín, todas estas deficiencias deben ser corregidas para poder retomar las actividades de forma presencial.

“Además, igual los niños están saliendo a la calle y las playas, es decir, en cualquier momento se pueden contagiar en un sitio público.

Mientras que la señora Ana Albornett manifestó que le daría miedo que sus hijos vuelvan a las aulas porque podrían contagiarse. “Los niños son muy descuidados y se quitan el tapabocas”, mencionó.

Puerto La Cruz / Jesús Bermúdez

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo