Reportajes

Chavismo y oposición adelantan movimientos para escoger candidatos a las regionales

Mientras desde el sector moderado de la oposición ya comienza la selección de abanderados, en el llamado G4 emergen opciones individuales / Fotos: Cortesía

Conscientes de que este era un año en el que se escogerían nuevos gobernadores y alcaldes, a los que se suman los legisladores regionales y concejales,  los distintos partidos y organizaciones políticas decididas a ir a la contienda, realizan desde enero sus movimientos para  trazar su maqueta electoral.   

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados, como principales interesados, el chavismo disidente y la oposición moderada dentro y fuera de la Asamblea Nacional (AN), son al menos los tres frentes que se encuentran en conversaciones abiertas para establecer alianzas electorales que permitan ganar el mayor número de cargos.   

A un lado, la oposición mayoritaria encabezada por Juan Guaidó, deberá decidir si acude o no a los comicios, convertidos en megaelecciones, convocados para el 21 de noviembre, mientras presiona por votaciones generales, en una salida negociada a la crisis. Ello no impide que en los estados, los líderes regionales que militan en el G4 -Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT), Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP)-, estén en plena búsqueda de respaldos en caso de no contar con las tarjetas ni las maquinarias de los partidos de los que forman parte.   

Es el caso del exgobernador de Amazonas, Liborio Guarulla, militante de UNT, pero dispuesto a competir si se levanta su inhabilitación política, por la jefatura regional de la entidad. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ratificó recientemente que la tarjeta electoral de AD se quedará por ahora en manos de Bernabé Gutiérrez pero aun así, dirigentes como el secretario de organización Carlos Prosperi (del grupo de Henri Ramos Allup) andan en campaña velada, en su caso, por la Alcaldía del municipio Libertador de Caracas.   

Tras bastidores, un sector integrado por dirigentes como el excandidato presidencial Henrique Capriles y el dirigente de UNT y exdiputado, Stalin González, están encaminados  en conquistar mayores garantías electorales para las regionales, tales como habilitación de partidos y candidatos y devolución de tarjetas electorales a las toldas intervenidas por el Poder Judicial, entre otras. De las concesiones del poder político en Miraflores dependerá si van o no a las urnas.   

De ese cumplimiento de garantías y del levantamiento de inhabilitaciones dependería una eventual candidatura del exalcalde del municipio San Diego, Enzo Scarano a la gobernación de Carabobo, por invitación extraoficial de Capriles.

Otras propuestas
El grupo de disidentes de Primero Justicia, bajo el nombre de Venezuela Unida y Primero Venezuela, que también incluye la tarjeta electoral de VP, han propuesto nombres como el de José Brito para la gobernación de Anzoátegui, Conrado Pérez para Trujillo, Félix Maiz para Miranda, Ángel Guevara para Bolívar, Luis Loaiza (disidente de Encuentro Ciudadano de Delsa Solórzano) para Mérida y Carlos Dordel para Aragua.

Chavismo prepara primarias

El pasado 1 de junio, el presidente Nicolás Maduro confirmó que el partido de gobierno escogerá en primarias del 8 de agosto, a sus candidatos a los 23 cargos de gobernadores, 335 alcaldes, 251 miembros de los consejos legislativos y 2 mil 459 de las cámaras municipales.   

“La militancia de base y el pueblo de Venezuela como un todo será convocado a unas primarias de base, a un proceso electoral abierto para que sea el voto, el pueblo, el que elija definitivamente los candidatos, en base a las postulaciones hechas por las asambleas de las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCH)”, expresó el mandatario durante un acto con la dirección nacional del PSUV en Caracas.   

El 27 de junio, 14 mil 381 asambleas de las UBCH deben reunirse para elegir internamente a los postulados; dos hombres y dos mujeres para gobernadores, alcaldes, diputados regionales y concejales nominales y cuatro hombres y cuatro mujeres para los legisladores estadales y municipales por voto lista. Los ganadores en las postulaciones se medirán el 8 de agosto en las primarias y quienes resulten electos serán los candidatos oficiales en las votaciones regionales de 2021.   

De acuerdo con Maduro, podrán votar en las primarias inscritos o no en el partido. Para la organización del proceso, la comisión electoral presidida por Diosdado Cabello, elaboró un reglamento de 53 artículos en el que también se contemplan algunas excepciones, la principal, que Maduro podrá escoger directamente a los candidatos a gobernadores y alcaldes en los estados y municipios donde la situación política lo amerite o por razones estratégicas (artículo 41).   

En cuanto a los aliados del Gran Polo Patriótico -sectores de Patria Para Todos (PPT), Tupamaro, Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), que controlan sus tarjetas electorales, sumados a Podemos y Unidad Popular Venezolana, entre otros-, el reglamento no indica cuántas candidaturas, ni cuáles cargos se reservarán para esas organizaciones.   

Lo que sí advierte el artículo 44 es que aun ganando en primarias, todo militante debe estar dispuesto a ceder su candidatura, en aras de garantizar la mayor unidad posible en las elecciones regionales. En el artículo 43 también se contempla que quienes resulten derrotados en las primarias pesuvistas podrán ser “considerados” en las discusiones con los partidos aliados.   

Mientras tanto, posibles nombres de eventuales candidatos van y vienen en el seno del chavismo. Por ejemplo, para la alcaldía de Caracas, las preferencias se dividen entre la actual ministra de las Comunas, Noris Herrera; el jefe de gobierno del Distrito Capital, Nahum Fernández, y el exbasquetbolista Alexander “Mimou” Vargas. También se asoma al exministro Elías Jaua y la ministra del Interior y Justicia, Carmen Meléndez. Una posible candidatura a la reelección de la actual alcaldesa de Libertador, Erika Farías, encuentra poco respaldo entre las bases pesuvistas, pero no es descartada del todo.   

Para la gobernación de Carabobo suena el actual diputado de la AN con mayoría PSUV y exgobernador del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, y para la jefatura regional de Vargas, el también parlamentario Nicolás Maduro Guerra (hijo de Nicolás Maduro); el alcalde de La Guaira, José Alejandro Terán, y hasta la expresidenta del CNE, Indira Alfonzo, ante el fallecimiento de Jorge García Carneiro.   

“Estoy de acuerdo con que se consulte a las bases porque los nombramientos a dedo molestan mucho. Hay verdaderos líderes parroquiales y municipales que nos pueden representar mejor en cargos públicos. Esperamos que esas asambleas de UBCH no terminen siendo secuestradas y que de verdad se respete la voluntad de las bases”, expresa la dirigente del PSUV en la parroquia Altagracia (centro-oeste de Caracas), Yrais Santiago.

20 partidos
de la llamada oposición moderada o minoritaria, encabezados por el dirigente Henri Falcón (AP), se agruparon en la llamada Alianza Democrática con la finalidad de participar en las megaelecciones del 21 de noviembre. Falcón dijo que desde la plataforma se promoverá la negociación, el diálogo y la construcción de consenso. “También habrá una visión crítica de nuestra propia acción política, de nuestros errores”.

La alianza democrática  

La llamada Alianza Democrática (AD controlada por Bernabé Gutiérrez, Cambiemos de Timoteo Zambrano, El Cambio de Javier Bertucci, Copei de Miguel Salazar y Avanzada Progresista de Henri Falcón) que inscribió candidatos unitarios para las parlamentarias 2020, repite la misma fórmula para las regionales 2021.   

Falcón es el aspirante seguro para repetir en la gobernación de Lara, de resto, la alianza aún discute los nombres de quienes serán inscritos como abanderados ante el CNE en el mes de agosto.   

De las organizaciones que la integran, solo Copei ha dado a conocer públicamente a algunos de sus precandidatos. Se trata de Dennis Mirabal, para la gobernación de Apure, Edgar Alvarado para Barinas, Noel Vargas (abogado y diputado de la Asamblea Nacional) para Bolívar, José Antonio Peña para Cojedes, Oscar García para Falcón, Edgar Márquez -actual alcalde de Santa Cruz de Mora)- para Mérida y el exgobernador Morel Rodríguez (exgobernador) para Nueva Esparta.   

La tolda verde intervenida por el TSJ también propone en el estado para las alcaldías de Arismendi y Marcano en Nueva Esparta a los independientes Nelson Acevedo y José Ramón Díaz. Para gobernar el municipio Villalba (isla de Coche), promueven al actual concejal Morel Cardozo Rodríguez y para el municipio Píritu, en el estado Anzoátegui a Jesús Méndez.   

Respaldados por esta alianza también aspirarían a repetir Laydi Gómez como gobernadora del Táchira y Alfredo Díaz en Nueva Esparta.   

Bertucci nunca ha ocultado sus aspiraciones a la gobernación de Carabobo, mientras que Cambiemos pone en la mesa nombres como el de Iris de Franca para la Alcaldía del municipio Guaicaipuro (Los Teques) y Mary Álvarez para la Alcaldía de San Francisco (Maracaibo), estado Zulia.   

El Movimiento Al Socialismo (MAS) evalúa su incorporación a la alianza, luego de  por diferencias se apartara el 6 de diciembre para postular casi en solitario.   

 Apartando la Alianza Democrática, en algunas regiones ya existen otros abanderados de oposición que están tratando de posicionar sus nombres –algunos más abiertamente que otros. Tal es el caso de la Alcaldía de Caracas, una localidad para la que ya se barajan opciones como las de Antonio Ecarri (Alianza Lapiz), Maribel Castillo (Avanzada Progresista), Carlos Prosperi (AD, ala de Henry Ramos Allup), Roberto Patiño (Primero Justicia) y Leocenis García (Prociudadanos).

111 organizaciones
con fines políticos fueron habilitadas por el CNE para participar en las elecciones del 21 de noviembre. Entre estas se incluyen: 35 partidos nacionales, 52 regionales, seis indígenas nacionales y 18 indígenas regionales. El organismo comicial indicó que se permitirá la participación de cuatro partidos que no obtuvieron el porcentaje mínimo de votos en el proceso electoral pasado para continuar postulando candidatos: Nueva Visión para mí País (Nuvipa), Organización Renovadora Auténtica (ORA), Unidad Popular Venezolana (UPV) y Venezuela Unida.

El chavismo disidente también conversa

El chavismo disidente, en grupos separados, también se mueve en las regiones para convencer a eventuales candidatos y sumar apoyos.
“La Alternativa Popular Revolucionaria (APR) está debatiendo sobre candidaturas con organizaciones de todo el país, movimientos y personalidades para postular nombres a todas las gobernaciones, alcaldías, consejos legislativos y concejos municipales. Esperamos que Antonia Muñoz acepte la candidatura a la gobernación por el estado Portuguesa y Eduardo Samán la de la Alcaldía de Caracas”, reveló el dirigente de Patria Para Todos (PPT), Rafael Uzcátegui.

Uzcátegui lidera el ala del PPT contrario al gobierno de Nicolás Maduro que, junto con el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y otras nueve organizaciones de izquierda, conforma la APR, disidente del Gran Polo Patriótico que, en conjunto, hizo sus postulaciones en las parlamentarias 2020, con la tarjeta del gallo rojo.

Pero no solo la APR le hace carantoña a la exgobernadora del chavismo en Portuguesa para que acepte ser su abanderada, sino también el sector del MEP de Wilmer Nolasco y Redes de Juan Barreto. Ambos postularon candidaturas el 6 de diciembre de 2020 en alianza con el partido de Claudio Fermín, Soluciones. A su vez, Fermín es considerado para disputar la Alcaldía de Caracas o la gobernación de Miranda.

Barreto declaró recientemente que están evaluando, igualmente, apoyar al diputado de 2015, Américo De Grazia en sus aspiraciones por la gobernación de Bolívar, si logra que la Contraloría General le levante la inhabilitación política impuesta por 15 años. De Grazia es dirigente de la Causa R, partido que respalda a Guaidó e integra la plataforma unitaria que presiona por elecciones presidenciales.

Caracas / Deisy Martínez

(Visited 1 times, 11 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo