Reportajes

Una mujer y dos hombres perecieron en siete días

Detectives investigan los crímenes registrados en el estado / Fotos: Arturo Ramírez

Tres personas fallecieron de forma violenta, entre el 8 y el 14 del mes en curso, en el estado Anzoátegui.

Según la cuenta que lleva El Tiempo, se registró un crimen pasional con suicidio en el municipio Simón Rodríguez. Otro asesinato hubo en jurisdicción de Simón Bolívar.

La cifra bajó en comparación con la primera semana de este mes, cuando se contaron ocho muertes: un asesinato y siete abatidos en supuestas refriegas con funcionarios policíales y militares.

Dos cadáveres fueron trasladados al anfiteatro del hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre.

Otro fue ingresado en la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), ubicado en la urbanización Tronconal III de Barcelona.

15 años
tenía un adolescente que pereció al ser alcanzado por una centella, el viernes 11, a orillas del río Orinoco, en el caserío Curita de Soledad, municipio Independencia. El joven y unos parientes se bañaban en el cauce, pese a que caía un torrencial aguacero. Familiares llevaron al chico al ambulatorio Urbano Juan De Dios Holmquist, donde fue ingresado sin vida. El chico sufrió quemaduras por fulguración en la espalda, pecho y brazos.

Uniformados del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) prosiguen con las pesquisas para esclarecer los casos.

El sábado 12, Alejandro Andrés Guisa España, de 43 años de edad, y su pareja Milagros Joselin Maita, de 32 años, tuvieron una discusión con un fatal desenlace.

El hecho ocurrió en la vivienda marcada con el número 57, en la calle 5 cruce con avenida 3 de la urbanización Los Chaguaramos, en El Tigre, al sur de la entidad.

El hombre, al parecer, le infligió unas diez cuchilladas en diferentes partes del cuerpo a su mujer. Luego, Guisa se ahorcó con un cable en el patio de una residencia aledaña.

Según declaró un vocero policial, Maita quería separarse de Guisa, debido a que él supuestamente la maltrataba.

Los cadáveres fueron trasladados al Senamecf

El domingo 13, un sujeto fue ultimado de un disparo de escopeta cuando supuestamente cometía un robo en el fundo Unión, en el caserío Piedra del Caro, zona rural del municipio Bolívar.

Una fuente extraoficial indicó que el individuo, junto con unos cuatro secuaces, tenía sometidas a varias personas en la parcela.

Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) fueron notificados sobre una situación de rehenes.

Los militares se trasladaron al lugar y en los alrededores de la propiedad, en la autopista José Antonio Anzoátegui, troncal 16, hallaron al hombre muerto y tres cochinos sacrificados.

Se presume que el presunto ladrón fue ultimado por sus compañeros de andanzas.

En Senamecf, el agricultor Alder Celestino Rivero reconoció los restos de su hijo, de igual nombre.

El señor dijo que Alder tenía 30 años, y lo ayudaba a sembrar maíz y frijol en Curataquiche,

Muerte accidental

El jueves 10, día en que cayó un torrencial aguacero, José Marchán, de 62 años edad, pereció tras salir de su domicilio, situado en la calle Monterrey del barrio Valle Lindo, en la parte alta de Puerto La Cruz.

Según relató un vecino que omitió su nombre, el sexagenario caminaba por la avenida José Antonio Anzoátegui de la urbanización Guanire cuando pisó una tanquilla.

Allí, Marchán recibió una descarga eléctrica que lo mató enseguida. Al parecer, tuvo contacto con unos cables que estaban cubiertos por el agua.

Otro residente expresó que ese cableado tiene varios años así, pero como no había ocurrido accidente alguno, nadie se molestó en arreglarlo.

Barcelona / Yraida Núñez

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo