Tiempo Libre

AP explica: Llamado de #FreeBritney y curaduría de la corte

Simpatizantes de Britney Spears manifiestan afuera de la corte durante una audiencia relacionada con la curaduría de la cantante / Foto: Chris Pizzello / AP

Cuando Britney Spears, quien cumple 40 este año, hable con un juez de Los Ángeles a petición suya el miércoles, lo hará a 13 años de una tutela impuesta por la corte que ha ejercido un vasto control sobre su vida y su dinero. ¿Pero qué es una curaduría, exactamente?

A continuación, una mirada a cómo operan las curadurías, qué es inusual en la suya y por qué el grito de #FreeBritney (#LiberenABritney) cobra fuerza.

¿Cómo funciona una curaduría?

Cuando se considera que una persona tiene una capacidad mental severamente disminuida, un tribunal puede intervenir y otorgarle a alguien el poder de tomar por ellos decisiones financieras e importantes en sus vidas.

La ley de California dice que una curaduría o tutela se justifica para una “persona que no puede satisfacer adecuadamente sus necesidades personales de salud física, comida, ropa o refugio”, o para alguien “sustancialmente incapaz de administrar sus propios recursos financieros o resistir el fraude o la influencia indebida”.

El curador, como se llama a la persona designada al cargo, puede ser un miembro de la familia, un amigo cercano o un profesional designado por el tribunal.

¿Cómo funciona la de Spears?

Con una fortuna de más de 50 millones de dólares viene la discreción, y la corte mantiene resguardado el funcionamiento interno de la tutela de Spears.

Algunos aspectos se han revelado en documentos. La curaduría tiene el poder de restringir sus visitas. Organiza y supervisa las visitas a sus hijos, de 14 y 15 años; el padre de los adolescentes, Kevin Federline, tiene la custodia total. La curaduría tiene el poder de emitir órdenes de restricción en nombre de Spears, y se ha utilizado más de una vez para mantener alejados a intrusos considerados sospechosos. Tiene el poder de tomar sus decisiones médicas y de negocios.

Legalmente, Spears puede casarse, pero la curaduría debe aprobar esto, al igual que otras decisiones importantes.

Como todas las tutelas de California, está sujeta a informes anuales y revisiones de un investigador de la corte.

¿Quién tiene poder sobre Spears?

Su padre ha estado en gran parte a cargo a lo largo de los años, y la imagen estereotipada de un papá que se aprovecha de la fortuna de su hija famosa alimenta la animosidad contra James Spears y la curaduría, aunque cada uno de sus movimientos es examinado por el tribunal.

De 2008 a 2019, tuvo poder sobre las decisiones de vida de su hija, y él y el abogado Andrew Wallet controlaron su dinero. Actualmente sólo tiene el control financiero y debe compartir ese rol con Bessemer Trust, una firma de administración de patrimonio. Jodi Montgomery, una profesional designada por el tribunal, es ahora la curadora de sus asuntos personales.

¿Por qué tanta gente clama #FreeBritney?

Los fanáticos de las publicaciones de Britney Spears en sus redes sociales y declaraciones públicas, que tratan de descifrar cada uno de sus comentarios, pasos de baile o memes, se han unido cada vez más en un movimiento luego de convencerse de que la cantante es controlada injustamente. Dos mujeres clave convirtieron en 2017 su pasatiempo de analizar las publicaciones de Spears en Instagram en un podcast, “Britney’s‘ Gram”, y eso ayudó a crear el hashtag #FreeBritney.

Hoy incluso una audiencia menor puede atraer a docenas de manifestantes al juzgado con carteles como “La Conservación es Esclavitud” y “Esto Es Tóxico”, una referencia a la canción de Spears “Toxic”. Muchos dicen que se identifican con sus luchas con la salud mental y el sistema. El movimiento, o al menos sus sentimientos, ha atraído a celebridades como Bette Midler, Miley Cyrus, Paris Hilton y Pitbull.

James Spears ha calificado a los miembros del grupo como teóricos de la conspiración y dice que aquellos que gritan #FreeBritney no comprenden la totalidad de la situación.

¿Por qué se impuso la curaduría para empezar?

En 2007 y 2008, poco después de convertirse en madre, Spears comenzó a tener crisis emocionales muy públicas, y la prensa se obsesionó con cada una de ellas. Hordas de paparazzi la seguían agresivamente cada vez que salía de su casa, y la cantante ya no parecía capaz de manejarlo.

Atacó el automóvil de un camarógrafo con un paraguas. Se rasuró la cabeza en una peluquería. Perdió la custodia de sus hijos. Cuando se negó a entregar a los niños luego de una visita, fue hospitalizada y sometida a un tratamiento psiquiátrico. La tutela se estableció unos días después de eso.

¿Por qué ha durado tanto?

Una tutela siempre puede ser disuelta por el tribunal, aunque es raro que una persona pida con éxito ser liberada. Deben demostrar antes su competencia.

Las curadurías pueden durar décadas porque pocas de las circunstancias que llevan a ellas son temporales. El secreto obligatorio de los registros médicos de Spears ha mantenido turbias las razones por las cuales debe permanecer bajo la suya, pero está claro que se trata de problemas psiquiátricos. Un documento presentado en la corte recientemente decía que no era capaz de dar su consentimiento para recibir tratamiento médico.

Incluso con el secreto requerido, generalmente no es un misterio por qué alguien debe permanecer en una curaduría, dice Sarah Wentz, una abogada que se especializa en herencias. “Los tribunales no se limitan a imponer esto a la gente”, dice. “Por lo general, se encuentran en situaciones dramáticas como una lesión cerebral traumática, Alzheimer o demencia”.

El padre de Spears y sus abogados han enfatizado que ella es especialmente susceptible a personas que buscan aprovecharse de su fama y su dinero. Todas las partes están de acuerdo, al menos en teoría, en que ella debería poder tomar sus propias decisiones si es capaz. “El umbral no es ‘¿tomo decisiones tontas?’, porque tenemos derecho en nuestra vida a tomar decisiones tontas”, dice Wentz. “Piensa en cuántas mujeres inteligentes toman malas decisiones. Puedes enamorarte de alguien y darle hasta el último centavo que tienes”.

¿Cómo se siente Spears ante todo esto?

Britney Spears nunca le ha pedido a la corte que ponga fin a la tutela. Y en una presentación judicial reciente dijo que la suya “la rescató de un colapso, la explotación por parte de individuos depredadores y la ruina financiera” y la hizo “capaz de recuperar su posición como artista de clase mundial”.

Pero ha buscado tener más voz en cuanto a quién la dirige, ha enfatizado que se reserva el derecho de buscar ponerle fin en cualquier momento y ha agradecido el escrutinio de los fanáticos de #FreeBritney. Ha sido clara al decir que quiere que su padre salga del cuadro por completo. Su abogado dijo en una audiencia reciente que la cantante le teme a su papá y que no pondrá fin a la larga pausa en su carrera mientras éste mantenga el control.

Los Ángeles / Andrew Dalton / AP

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  britney-spears   corte-penal   curaduria   freebritney   




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo