Tiempo Libre

El inglés a temprana edad aporta estimulación cognitiva

Niños que aprenden inglés desde pequeños adoptan el idioma como segunda lengua / Foto: Referencial

Aprender nuevos idiomas mejora el rendimiento académico y proporciona más oportunidades profesionales. El inglés es la lengua más hablada en el mundo y actualmente los padres le dan mucha importancia en el proceso de aprendizaje de sus hijos, a quienes inscriben en instituciones, cursos en línea e, incluso, se toman la tarea de enseñarles ellos mismos, señala el portal web Brain Nursery. Quizás hasta Inconscientemente, así les están generando un impacto positivo en la salud mental.

La decisión de matricular a los pequeños en clases de inglés les ofrece más beneficios de lo que los padres imaginan. La página online de la Escuela Infantil Bilingüe, Brain Nursery, indica que a partir de los 3 años, los pequeños pueden aprender el idioma con más facilidad, pues el cerebro hace un esfuerzo voluntario por aprender todas las palabras y frases que escucha.  

Aptitudes

Aprendiendo el idioma, los niños desarrollan una mayor capacidad de concentración, atención, memoria, agilidad y resolución de problemas. Además, tienen más habilidades y capacidades intelectuales.

La pérdida de la vergüenza es uno de los beneficios que aporta  aprender inglés a temprana edad. Aurimar Chávez, creadora del curso online Learning in your house y es maestra de inglés desde hace dos años, asegura que los niños son muy extrovertidos a la hora de estudiar el idioma. Además, comentó que si se practica desde muy temprana edad, los pequeños tienden a adoptar éste como segunda lengua.

La profesora, quien instruye a niños entre 6 y 11 años de edad, cuenta que éstos se desenvuelven en las clases de una manera más espontánea que los adultos. Explica que esta labor le resulta más creativa, pues también tiene que buscar maneras didácticas para que los pequeños aprendan y despierten mucho más su curiosidad por el inglés.

Técnicas

Los niños pueden aprender el idioma a través de dibujos, objetos, canciones, formas y caricaturas. Aurimar resalta que tienen una capacidad de asociación maravillosa. Con los que ha podido trabajar, han tenido un buen desempeño a lo largo del curso y que es notable la manera en que esto los ayuda a destacarse personal y académicamente. De allí que recomienda a los padres que procuren que sus hijos aprendan inglés desde temprana edad.

La página www.unir.net reseña que hay otras modalidades con las que el niño puede aprender y ser bilingüe. El One Person One Language (OPOL) es el método más habitual, uno de los padres habla otro idioma y se lo va transmitiendo a sus hijos, el Minority Language at Home en el que la toda la familia utiliza este idioma en casa y el natural afuera. El Time&Place en el que se habla en ocasiones definidas.

Estudios indican que ser bilingüe a temprana edad aporta beneficios a la estimulación cognitiva, fomentando la expresión verbal, creatividad, imaginación e inteligencia.

Puerto La Cruz /  Rubmar Perdomo

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo