Deportes

Cachorros de Chicago combinó a cuatro lanzadores en no hit-no run

El cerrador de Chicago se enteró del hecho histórico cuando sus compañeros se lo comentaron / Foto: Cortesía

Después de que Craig Kimbrel ponchó al bateador emergente Will Smith para terminar el juego, el cerrador de Cachorros de Chicago sintió curiosidad por saber por qué el receptor venezolano, Willson Contreras, celebró con un puñetazo más grande de lo habitual.

El relevista Ryan Tepera corrió al campo del Dodger Stadium y le susurró al oído a Kimbrel: “No tienes idea de lo que pasó”.

El temible bullpen de Cachorros acababa de unirse con el abridor Zach Davies para el primer juego sin hits combinado en la historia de la franquicia, y ninguno de los tres relevistas que siguieron a Davies al montículo tenía idea de que estaban lanzando su camino hacia la historia hasta después de haber terminado .

Los cuatro Cachorros se combinaron para el séptimo juego sin hits en las mayores este año, igualando la mayor cantidad en una temporada desde 1900, cuando Chicago blanqueó 4-0 a Dodgers de Los Ángeles el jueves por la noche. Dodgers consiguió ocho bases por bolas, obteniendo al menos una de cada lanzador contrario, pero no consiguió otros corredores de base.

La tensión era palpable en el dugout de Cachorros, donde Davies observaba con inquietud luego de aceptar a regañadientes la decisión del manager David Ross de sacarlo por un bateador emergente luego de 94 lanzamientos. Davies (5-4) concedió cinco bases por bolas mientras lograba seis innings impecables contra los campeones defensores de la Serie Mundial.

“Creo que todos los lanzadores quieren continuar en el juego, independientemente de su conteo de lanzamientos, pero funcionó”, dijo Davies. “Chafe, Tep y Craig cerraron la puerta. Una parte de la historia. Estoy emocionado por los muchachos que estaban en el campo. No puedo quejarme en absoluto”.

Pero increíblemente, los relevistas permanecieron felizmente ajenos a lo que estaba en juego cuando Tepera, Andrew Chafin y Kimbrel fueron al montículo y mantuvieron un cero que no pudieron ver, gracias a la posición del bullpen del Dodger Stadium.

“Todo el bullpen no tenía idea”, dijo Chafin, quien lanzó el octavo. “Fue completamente ajeno. Pero en nuestra defensa, en ese bullpen, desde nuestra perspectiva en el campo, todo lo que podemos ver son los promedios de bateo y el conteo, cosas así.  No podemos ver el marcador con los hits”.

Tepera y Chafin caminaron cada uno con un bateador durante su entrada en el montículo, pero Los Ángeles no pudo capitalizar.

Luego, Kimbrel dio una base por bolas a Chris Taylor al abrir la novena, pero el feroz cerrador ponchó a Cody Bellinger, Albert Pujols y Smith para terminar el 17º juego sin hits de Cachorros desde 1880.

“Creo que todos necesitaban entrar, solo para hacer que mi ritmo cardíaco subiera un poco”, dijo Ross. “Llegas al noveno, no sé que he estado tan nervioso en mucho tiempo con una ventaja de 4-0 y Craig Kimbrel en el montículo como lo estuve esta noche”.

Javier Báez conectó un cuadrangular en la primera entrada y Contreras agregó un jonrón de dos carreras en la sexta para Cachorros, quienes celebraron felizmente el primer juego sin hits de la franquicia desde el pasado 13 de septiembre, cuando Alec Mills blanqueó a Milwaukee.

Contreras fue la constante en el no-no combinado, y los cuatro lanzadores elogiaron su trabajo detrás del plato.

“Desde que llegué a este equipo desde 2016, he estado atrapando muchos juegos blanqueados, pero nada parecido a un juego sin hits”, dijo Contreras, quien se mostró visiblemente emocionado después. “Esta noche fue una de esas noches que son súper especiales en mi vida, una que será difícil de olvidar”.

“No me di cuenta de que teníamos un juego sin hits hasta el sexto, y desde el séptimo en adelante, mi corazón se aceleraba y aceleraba. Estaba tratando de ralentizar el juego, de poner el dedo derecho hacia abajo, de llamar al tono correcto”.

El séptimo juego sin hits de esta temporada tan inusual, el mayor número en la historia del béisbol antes del 1 de julio, fue el primero desde el 19 de mayo. Medias Rojas de Boston también aceptó una oferta para un juego sin hits combinado en la octava entrada el jueves temprano, pero perdieron  el no-no y el juego en Tampa Bay.

“Este es un momento increíble”, dijo Davies. “La Serie Mundial, creo que algo así probablemente lo supere. Pero aunque no fue solo y fue un esfuerzo combinado, ser parte de la historia es algo especial”.

Con este juego sin hits, el número 312 en la historia del béisbol, 2021 empató a 1990, 1991, 2012 y 2015 para la mayor cantidad en una sola temporada de la MLB desde 1900. Eso es uno menos que el récord de ocho en 1884, se permitió el lanzamiento por encima de la primera temporada.

Los otros juegos sin hits de este año fueron lanzados por Joe Musgrove de San Diego (9 de abril), Carlos Rodón de Medias Blancas de Chicago (14 de abril), John Means de Baltimore (5 de mayo), Wade Miley de Cincinnati (7 de mayo), Spencer Turnbull de Detroit (18 de mayo) y Corey Kluber de Yankees de Nueva York (19 de mayo).

Además, Madison Bumgarner de Arizona lanzó un juego sin hits de siete entradas en una doble cartelera el 25 de abril que no es reconocido como un juego sin hits por las Grandes Ligas.

Puerto La Cruz / José Barberi

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo