Locales

Sector educación cuestiona condiciones para volver a clases en octubre

Padres y sector educación desconfían de la vacunación con la Abdala / Foto: Rafael Salazar

El 1 de julio, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el retorno a las clases presenciales para el mes de octubre, una decisión que ha pospuesto en, al menos, otras tres oportunidades, debido al aumento de contagios de Covid-19 y la llegada de sus variantes del virus al país.

Indicó que para ello se implementará un plan especial de prevención ante la pandemia, lo que incluye la vacunación con el candidato vacunal Abdala, de fabricación cubana. Aseguró, además, que 88 % de los estudiantes desean comenzar clases presenciales si se logra contener la Covid-19.

Pero, a juicio de la presidenta del Sindicato Venezolano de Maestros, Maira Marín, la cuestión no está en querer volver a clases, sino en que se ofrezcan las condiciones adecuadas para hacerlo, pues la salud y la seguridad social son lo primordial.

Recordó que los planteles educativos carecen de un servicio de agua permanente, por lo que hay menos posibilidades de mantener las normas de higiene recomendadas para prevenir el Covid-19. Mientras que las instituciones que pueden almacenar el líquido, no cuentan con las condiciones de salubridad.

Y ni hablar del tema salarial. Lo que ganan los priva de cubrir gastos de salud en caso de llegar a contraer la enfermedad.

Rechazo

En cuanto a la inmunización, rechazó las intenciones de aplicar la vacuna cubana a los estudiantes, pues esto sería tomarlos como “conejillos de india” para ensayar con un prototipo cuya fase de elaboración aún no ha sido culminada, situación que los pone en alerta máxima.

“Es muy delicado que se quiera ensayar esto con los niños. Es una atrocidad lo que el Nicolás Maduro está planteando. Es una barbaridad que no tiene fronteras. Si ellos se aplicaron con efectividad comprobada, que también les permitan esa oportunidad a nuestros chicos que son el futuro de nuestro país. Le pedimos al gobierno nacional que recapacite. No apoyamos semejante locura”, sostuvo.

Marín agregó que existe mucha incertidumbre en el sector educación respecto a las vacunas, ya que desconocen la cifra actualizada de los que han sido inmunizados.

El temor de Maira Marín también inunda a los padres que desconfían de la vacuna cubana. Los representantes Marianny Sáez, Francisco Hernández y Coro Fernández manifestaron que no permitirían que a sus hijos los inmunicen con un producto biológico que no esté comprobado científicamente.

“Yo no expondría a mis hijas de 10 y 13 años a una vacuna que no se sabe si funciona verdaderamente. Las únicas en las que confío, más o menos, es en la Sputnik V y en la Sinopharm porque están aprobadas y se han usado en el país”, señaló Fernández.

Retrasos

La primera vez que el Gobierno nacional planteó la vuelta a las aulas fue en noviembre de 2020 cuando empezó a hablarse de un aplanamiento en la curva de contagios. En ese momento se pensaba que podía lograrse para el primer semestre del siguiente año para el periodo escolar 2021-2022 que se iniciaría en mayo.

No obstante, en el mes de marzo llegó la cepa brasileña y el proyecto de reincorporarse a las escuelas se suspendió.

Para el mes de abril también se asomó la idea de bajar el esquema 7+7 si se alcanzaba vacunar al 70% de la población con miras a lograr lo que se conoce como la inmunización de rebaño. Sin embargo, no se lograron los objetivos y se pospuso la vuelta a los salones por lo que restaba de año.

Actualmente, el país ha registrado 273.000 casos de covid-19, con 254.000 pacientes recuperados y 3.119 muertes confirmadas por el Ejecutivo.

Por ahora se desconoce una cifra oficial sobre la cantidad de vacunados en el país.

Puerto La Cruz / Milena Pérez

(Visited 1 times, 2 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo