Tiempo Libre

El pie plano podría provocar artrosis a largo plazo

Esta malformación fisionómica consiste en la ausencia o disminución del arco plantar / Foto: Mayo Clinic

Dolor y desgaste en las articulaciones de los pies, rodillas y caderas. Esas son las molestias que pueden sufrir las personas de pie plano, una condición que se caracteriza por la ausencia o disminución del arco plantar.

El traumatólogo ortopedista Iván Morales explicó que, aunque no es común que esto provoque sintomatología o mayores complicaciones físicas, sí causa una alteración biomécanica.

“Debido a la ausencia del arco plantar, el centro de gravedad que pasa por la cadera, el medio de las rodillas, los tobillos y finalmente cae en los pies, se desplaza fuera de su borde interno, generando un mayor estrés en estas partes y, por ende, una posible artrosis”, precisó el especialista.  

¿Pero, cómo identificar esta malformación y qué la causa? 

Morales, egresado de la Universidad de Oriente (UDO), mencionó que existen tres características que deben cumplirse para hablar de pie plano, que se diagnostica comúnmente en la infancia. 

“La primera es la disminución del arco plantar interno; la segunda, un valgo del retropié, que no es más que el desplazamiento del talón hacia afuera, y por último, una subluxación de la articulación calcáneo”, añadió. 

PREVALENCIA

El traumatólogo Iván Morales señaló que el pie plano tiene una prevalencia en 25% de la población infantil, por lo que su aparición es más frecuente de lo que se cree.

Aunque no se ha definido a qué se debe el pie plano, se manejan dos teorías al respecto. Una hace referencia a una predisposición genética, y la otra a la posición del bebé cuando se desarrolla en el vientre. “Pero por ahora son sólo eso, teorías”. 

Sin embargo, pueden darse casos en edad adulta, derivados de una enfermedad neurológica o por situaciones traumáticas, tales como fracturas. 

Atención médica y recomendaciones 

“Hay que aclarar que el único pie plano que se trata es el que produce síntomas, o sea, dolor. De lo contrario, no es necesario”, afirmó el profesional, que labora en el Centro Médico Anzoátegui de Lechería. 

Mencionó que existen dos formas de tratamiento: el ortopédico y el quirúrgico. Este último se trata de evitar en niños, ya que sus estructuras óseas y ligamentosas están en crecimiento, pero se aplica con mayor normalidad en adultos. 

DIFERENCIAS

El pie plano congénito se da en ambos pies. Los casos que se dan en uno solo, es porque está motivado por una causa neurológica o traumática.

La alternativa ortopédica consiste en implementar el uso de plantillas que tienen un arco plantar para formar y ayudar a mantener esta característica del pie, así como para poner el talón en una posición lo más equilibrada posible. 

Morales señaló que las actividades físicas, como el fútbol, béisbol o ballet, pueden ayudar a fortalecer la musculatura y la parte ligamentosa del pie de los niños, así como a desarrollar un arco plantar interno. 

Caminar en superficies irregulares como la arena, también es recomendable para las personas con esta malformación. 

Con respecto al calzado, sobre todo en niños que están en pleno crecimiento, lo mejor es optar por zapatos flexibles que no limiten el desarrollo de la parte ósea de los pies.

Lechería / Andrea Aroca

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo