Mundo

Primer ministro interino de Haití confirmó la solicitud de tropas estadounidenses al país

El asesinato tomó el aire de una complicada conspiración internacional / Foto: AP

El gobierno interino de Haití dijo el viernes que pidió a Estados Unidos que despliegue tropas para proteger infraestructura clave, mientras intenta estabilizar el país y preparar el camino para las elecciones tras el asesinato del presidente.

“Definitivamente necesitamos ayuda y hemos pedido ayuda a nuestros socios internacionales”, expresó el primer ministro interino Claude Joseph a The Associated Press en una entrevista, negándose a brindar más detalles. “Creemos que nuestros socios pueden ayudar a la policía nacional a resolver la situación”.

Joseph manifestó que estaba consternado por los opositores que intentaron aprovechar el asesinato de Moïse para tomar el poder político, una referencia indirecta a un grupo de legisladores que han declarado su lealtad y reconocieron a Joseph Lambert, el jefe del senado desmantelado de Haití, como presidente provisional y Ariel Henry, a quien Moïse designó como primer ministro un día antes de su muerte, como primer ministro.

“No estoy interesado en una lucha por el poder”, afirmó Joseph en la breve entrevista telefónica, sin mencionar a Lambert por su nombre. “Solo hay una forma en que la gente puede convertirse en presidente en Haití. Y eso es a través de las elecciones”.

Joseph habló pocas horas después de que el jefe de la policía de Colombia dijera que los colombianos implicados en el asesinato de Moïse fueron reclutados por cuatro empresas y viajaron a la nación caribeña en dos grupos a través de República Dominicana.

Mientras tanto, Estados Unidos anunció que enviaría a altos funcionarios del FBI y de Seguridad Nacional para ayudar en la investigación.

El jefe de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles, precisó que 17 sospechosos han sido detenidos en el descarado asesinato de Moïse que asombró a una nación que ya se tambalea por la pobreza, la violencia generalizada y la inestabilidad política.

A medida que avanzaba la investigación, el asesinato tomó el aire de una complicada conspiración internacional. Además de los colombianos, entre los detenidos por la policía se encontraban dos estadounidenses de origen haitiano, que han sido descritos como traductores de los atacantes. Algunos de los sospechosos fueron detenidos en una redada en la embajada de Taiwán, donde se cree que buscaron refugio.

En conferencia de prensa en Bogotá, la capital de Colombia, el general Jorge Luis Vargas Valencia dijo que cuatro empresas habían estado involucradas en el “reclutamiento, la reunión de estas personas” implicadas en el asesinato, aunque no identificó a las empresas porque sus nombres aún estaban siendo verificado.

Puerto Príncipe / AP

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo