Locales

Denuncian que UCI del hospital de niños tiene múltiples deficiencias

El aire acondicionado de la sala tampoco funciona al nivel requerido/ Fotos: Javier Guaipo

El personal asignado para la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital de niños Rafael Tobías Guevara de Barcelona, denuncia que la sala en la que laboran tiene, desde hace un año, múltiples deficiencias.

Los trabajadores, quienes prefirieron mantenerse en el anonimato por temor a represalias, señalaron que en el espacio donde están ubicados actualmente hay carencias de todo tipo, empezando por el área de enfermeros.

“Por ahora, hay 16 empleados nada más para los tres turnos, y a veces no es suficiente, pese a que solo está disponible un cupo en la sala. En ocasiones, cuando tenemos un paciente, el que cumple la guardia de noche no puede tomar sus horas de descanso porque no tiene compañía y no se puede descuidar al recluido”, contaron.

También aseguraron que por cada enfermo, debería haber dos trabajadores al cuidado de éste, pero eso rara vez se cumple.

Otras de las deficiencias más notables es que en la UCI del anexo pediátrico no cuentan con insumos ni medicamentos para prestar el servicio y son los familiares quienes deben cubrir absolutamente todos los gastos.

“Ahorita no tenemos ni un par de guantes. Los parientes de los niños son los que deben buscar cómo conseguir todo, incluso algo tan básico en esta área como lo es un sedante”, resaltaron.

Además, precisaron que los calmantes tienen un valor que ronda los Bs 30 millones y una ampolla dura, máximo, un par de horas, lo cual agranda el problema en caso de que el paciente los necesite por períodos prolongados.

Improvisación

Los empleados relataron que para cumplir, medianamente, con la higiene en la sala han tenido que ingeniárselas, pues no disponen ni de un lavamanos.

“Para deshacernos de las secreciones de los pacientes, debemos desecharlas por un inodoro improvisado. Mientras que para lavar el material utilizamos dos tobos y a medida que vamos enjuagando se va botando el agua. Esto no debería ocurrir, pero no tenemos un baño apto”.

Rechazo

Rafael Simoza, delegado sindical del centro asistencial pediátrico, rechazó las condiciones en las que debe trabajar el personal de la UCI.

“No puede ser que no tengan un lugar en buenas condiciones para su descanso. Desde hace poco es que tienen poceta porque unos estudiantes de Medicina hicieron la donación. Si no, ni eso, porque hasta de luz en el baño carecen”, expresó.

Los trabajadores afirmaron que muchos dirigentes políticos han inspeccionado el espacio, pero nadie ha hecho nada, hasta ahora, para mejorar las instalaciones.

Puerto La Cruz / Javier A. Guaipo

(Visited 1 times, 2 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo