Reportajes

4 millones de muertes por Covid-19: un panorama desolador que sigue en ascenso

De 2019 a 2021, el Covid-19 ha cobrado la vida de más de 4 millones de personas en todo el mundo / Foto: El País

Más de 4 millones de personas han fallecido en todo el mundo por causa del Covid-19 desde 2019, cuando comenzó la pandemia, según el conteo que realiza la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (JHU, por sus siglas en inglés). Estados Unidos (EE.UU.) se posiciona como el país que ha registrado más muertes por la enfermedad, seguido de Brasil e India.

Sin embargo, pese a que las cifras publicadas por el instituto norteamericano se apoyan en las aportadas oficialmente por cada país, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, tomando en cuenta la cantidad de muertes directas e indirectas vinculadas al virus originado en la ciudad china de Wuhan, el número podría ser dos o tres veces mayor a los registros.

De acuerdo con una publicación del portal web de CNN en Español, la dificultad de rastrear con precisión la propagación del virus, especialmente en el mundo en desarrollo, también hace pensar a los expertos que la cantidad de decesos sea significativamente más alta que los poco más de 4 millones de muertos reportados hasta ahora.

Cabe señalar que, considerando las estadísticas de la JHU, tres países representan más de un tercio de todas las muertes en el ámbito mundial. EE.UU., que tiene el mayor número de víctimas mortales con más de 608.000, representa el 15% de la sumatoria global, seguido de la nación carioca, que es el país sudamericano con mayores cifras de contagio y fallecidos, e India.

Los fallecimientos por  coronavirus rompieron la barrera del millón el 18 de septiembre del año pasado, justo cuando se cumplieron 191 días desde que la OMS lo declaró como  pandemia. La cifra se duplicó tan solo 115 días después, pero lo sorprendente es que para alcanzar los 3 millones transcurrieron 88 días y para llegar a los 4 millones, otros 89 días.

Conteo

De acuerdo con las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países con más fallecidos por coronavirus son Estados Unidos (600.000), Brasil (525.000),  India (433.000), México (233.000) y Perú (193.000).

Un comunicado emitido por la OMS confirma que ha habido un incremento de 30% de los casos en 53 países de Europa, mientras que en África se ha reportado un índice de mortalidad de 23%. “Algunos países con altas tasas de vacunación ya están relajando sus medidas de prevención sanitaria a la vez que tienen un aumento descontrolado del coronavirus y hospitalizaciones”, alertó el director del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Para el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, 4 millones de muertos por causa del Covid-19 representan una cifra “trágica”. A su juicio, el virus avanza más rápido que las inmunizaciones, por lo que exigió hacer llegar vacunas a todo el mundo para frenar la enfermedad.

“Las vacunas son un rayo de esperanza, pero la mayoría del mundo sigue en la oscuridad”, dijo Guterres en un comunicado publicado por la agencia de noticias EFE. “Sin duda, todavía queda mucho por hacer para erradicar esta pandemia; más de la mitad de sus víctimas han muerto este año”, agregó el funcionario.

En jaque

La llegada de la variante delta se ha convertido en otra preocupación, debido a que ya se ha confirmado su presencia en más de 111 países y la OMS estima que en los próximos meses se volverá dominante en el mundo. La mutación de coronavirus supone un revés desalentador, que podría provocar una nueva oleada de restricciones y desvanecer las esperanzas de un regreso a la normalidad.

El principal organismo de salud del mundo ha dicho en reiteradas oportunidades que la nueva cepa es mucho más contagiosa, de más fácil propagación. Pero también alerta sobre la llegada de nuevas versiones más transmisibles que, “junto con la relajación y el uso inadecuado de las medidas sociales y de salud pública y una mayor movilidad y mezcla social”, podría dejar como resultado más hospitalizaciones y muertes.

“También se ha advertido sobre la gran probabilidad de que surjan y se propaguen a nivel mundial variantes nuevas de preocupación y posiblemente más peligrosas, que pueden ser aún más difíciles de controlar”, dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una rueda de prensa.

Sigue la crisis

La OMS alertó que, “desafortunadamente”, el mundo está en las primeras etapas de una tercera ola, debido a la propagación de la variante delta. Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que el incremento en el número de decesos ha sido notable, tras más de dos meses de disminución constante.

Ecuador es uno de los países sudamericanos que ha confirmado fallecimientos por la variante Delta. Citado por CNN en Español, el Ministerio de Salud ecuatoriano dijo que cinco ciudadanos murieron tras haberse contagiado con la enfermedad, un día después de informar sobre 10 casos de esta mutación.

Sin embargo, cabe acotar que el comunicado del organismo de salud indica que “la mayoría” de las cinco personas muertas “tenían enfermedades agravantes que empeoraron su condición (diabetes, hipertensión y artritis reumatoidea)”.

Puerto La Cruz / Redacción Mundo

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo