Tiempo Libre

Cuida tu cabello antes y después de someterlo a un proceso químico

Decolorar o pintar el cabello podría maltratarlo y afectar su elasticidad / Foto Referencial

El cabello suele ser sometido a cambios de color regularmente, sobre todo por parte de mujeres, para realzar la belleza o estrenar un nuevo estilo.

Sin embargo, el estilista Paolo Céspedes advirtió que se tienen que tomar en cuenta varios aspectos antes de apostar por un proceso químico de este tipo, a fin de evitar maltratarlo y conseguir una transformación agradable y exitosa.

“Antes de decolorar o teñir el cabello, se debe estudiar la fibra capilar, pues es importante saber qué tan afectado o débil está y cómo puede reaccionar”, añadió el profesional venezolano, radicado en Bogotá, Colombia.

En ese sentido, recomendó utilizar súper aclarantes y no decolorantes como tal, pues estos últimos son más agresivos con la hebra.

Si se viene de un proceso químico parecido o con keratina, lo ideal es no decolorarlo otra vez, ya que lo más probable es que el cabello se quiebre o se ponga “chicloso”.

“En tal caso, como dije, hay que determinar el porcentaje de tolerancia de la fibra capilar, para ver cómo lograr el look deseado por la persona, sin perjudicarlo más”, recalcó el nativo de Valencia, estado Carabobo.

Las mascarillas caseras son recomendables para hidratar la fibra capilar / Foto: Getty Images 

Algunas féminas pueden dudar o tener miedo de colocar un tinte después de decolorar, a lo que Céspedes señaló que sí es posible, siempre y cuando se haga con productos no permanentes o sin amoníaco.

De oscuro a claro

El color negro, sea natural o pintado, es una pigmentación más difícil de eliminar y llevar a tonos más claros, por lo que requiere un trabajo profesional y progresivo.

Aquellas con el cabello virgen, es decir, sin ningún proceso químico previo, pueden optar primero por iluminaciones o mechas.

En el caso de las que están teñidas, se debe tener en cuenta qué tipo de tinte utilizó.

“Si se trata del típico producto de farmacia o supermercado, lo más probable es que la transición a otros colores (sin ayuda de un profesional) den tonos anaranjados o rojizos, que a simple vista son desagradables”, acotó Céspedes.

También hizo referencia a la henna, un producto natural para pintar. “Estos colores son más difíciles de eliminar, a veces ni siquiera se pueden quitar, por eso yo recomiendo evitarlos”.

Retoques, tiempo y cuidados

El estilista con 14 años de experiencia, indicó que el pelo con decoloración, mechas o iluminaciones puede retocarse cada uno o dos meses, tiempo en el que crece un centímetro o centímetro y medio. “Solo en el área de crecimiento, sin tocar la parte que ya fue intervenida”.

Matizador

Paolo Céspedes aconsejó no usar shampoo para matizar en casa, puesto que aporta mucho pigmento y podría alterar el color. Así pues, afirmó que con un shampoo sin sal es suficiente.

En cuanto a las que están teñidas completamente, pueden retocar las raíces en el mismo periodo de tiempo o aplicar un baño de color para reforzar el tono.

Para hidratar el cuero cabelludo y las hebras, el estilista señaló que es válido optar por mascarillas con ingredientes caseros y naturales,  como aguacate, aceite de oliva o de coco, y mayonesa.

“Los cambios de look deben hacerse con profesionales, no a todas les queda bien lo que ven en revistas o internet. Tampoco todos los cabellos son iguales, por lo que no en todos se logrará el tono exacto, pero sí se puede hacer un bonito y buen cambio”, apuntó Céspedes, al tiempo que instó a “no inventar en casa” con tutoriales hallados en las plataformas digitales.

Puerto La Cruz / Andrea Aroca

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo