Locales

Sindicalistas de la salud condenan que trabajadores sean acusados de “instigar al odio”

Los representantes sindicales de la salud expresaron su rechazo por la persecución de los trabajadores / Foto: Rafael Salazar

Hasta este jueves se hallaba privada de libertad una de las enfermeras del ambulatorio Alí Romero de Barcelona que fueron detenidas, la tarde del miércoles 21, en  su sitio de trabajo. Se trata de la licenciada Ada Macuare, quien es jefa de Enfermería en ese centro sanitario.

Janeth Cuibas, delegada del sindicato Sunepsas, condenó que continúe ocurriendo este tipo de hechos en contra de los trabajadores que reclaman mejores condiciones laborales y bioseguridad.

También repudió el hecho de que los efectivos policiales que practicaron la acción no estuviesen uniformados y se hicieran pasar por pacientes para ingresar a las instalaciones a buscar a las enfermeras.

“No toleramos que los cuerpos policiales sigan secuestrando arbitrariamente a nuestros compañeros de la salud. Estos señores tampoco traían orden de aprehensión”, comentó la vocera sindical.

El delegado del Movimiento de Trabajadores de la Salud, Edisson Hernández, también mostró su rechazo ante la situación. Acotó que tienen conocimiento de que a la enfermera Macuare la responsabilizan de instigación al odio por ser una de las que respaldan las protestas del sector salud.

“No es posible que a los defensores de la justicia los traten como delincuentes o terroristas”, señaló. Lo único que hacemos es defender lo que dicen las leyes, y la protesta pacífica también es un derecho”, dijo.

Los sindicalistas señalaron que dependiendo de los resultados de la audiencia de la profesional de Enfermería planearán nuevas medidas.

Puerto La Cruz / Milena Pérez

(Visited 1 times, 4 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo