Deportes

Quintero: “Sé que en París 2024 llegaré más lejos”

José Quintero (izquierda) disfrutó su primera participación en las Olimpiadas / Foto: Prensa IND

El sablista venezolano José Félix Quintero dio lo mejor de su esgrima en la pedana del Makuhari Messe Hall B de Japón, donde le otorgó la primera victoria parcial al país en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 ante el local Yoshida Kento por 15-13 en tabla de 64, como preámbulo a su duelo en ronda de 32 frente al bicampeón olímpico de Hungría, Aron Szilagyi, quien lo venció 15-7.

“Fue una experiencia muy bonita para mí. Venía con muchas ansias de una medalla, de hacer una excelente presentación, pero creo que esto es una experiencia en la que todo va sumando”, expresó el larense al periodista Andrés Henríquez, del Instituto Nacional de Deportes (IND), luego de su batalla contra el húngaro Szilagyi, quien se convirtió en el primer hombre que gana tres oros (2012-2016-2020) en una prueba individual de la esgrima (sable).

El magiar comparte ese récord con la italiana Valentina Vezzali, única dama que logró el hito en Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008 en florete.

Actitud

Szilagyi, cuarto del ránking mundial, derrotó al joven larense, puesto 234 de la clasificación del sable masculino, pese a que el criollo fue irreverente asestando los tres primeros toques desde el arranque del combate.

“El tema es que yo entré a estos Juegos Olímpicos sin ránking”, admitió Quintero. Y explicó: “Si entras sin ránking, de una vez te toca enfrentar a un rival más fuerte que tú. Esto no quiere decir nada, no es una excusa, pero si al principio encuentras combates más accesibles, quizá puedes desarrollar mejor una competencia de este nivel. Por eso es necesario competir constantemente”.

El barquisimetano logró la clasificación olímpica como campeón del sable en Costa Rica, tras vencer al argentino Pascual Di Tella por marcador 15-14 tras un combate que ameritó revisión de video para definir la estocada que decretaría al crepuscular campeón y atleta olímpico.

La expectativa

“Espero contar con el apoyo para seguir con mi preparación a París 2024, estoy seguro que puedo llegar muy lejos en Francia. Estos Juegos, como siempre lo dije, son una catapulta en mi carrera deportiva”.

Hasta ahora, los dos mejores desempeños del sable criollo en Juegos Olímpicos se remontan al debut de la esgrima en Helsinki 1952 con Edmundo López, sexto en el cuadro final.

Ocho años más tarde, Augusto Rodríguez fue cuarto en su ronda preliminar en Roma 1960.

José Félix, hijo de una pareja de esgrimistas, sucedió a Hernán Jansen (Londres 2012) participante en el sable. Culminó en Tokio 2020 en el puesto 32.

Caracas / Redacción Web

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  jose-felix-quintero   tokio-2020   venezuela   




Publicidad

El Tiempo